La in-útil carta de presentación

blog_emprende
 

Hace algunos años, la carta de presentación era la que marcaba la diferencia entre conseguir captar la atención de los reclutadores o no. Pero las cosas ya no son lo que eran. La sociedad cada vez avanza más y la forma de contratar y buscar candidatos ha cambiado.

 

Las cosas ya no son lo que eran. La sociedad avanza y los procesos de selección también. Por ello, más vale mandar un buen currículum que un currículum y una carta de presentación ya que, al fin y al cabo, la mayoría de reclutadores no suelen abrir el documento llamado “carta de presentación”.

 

Solo el 18% de los responsables en RRHH consideran útil la carta de presentación

 

Según el estudio de la consultora Addison, más del 70% de los departamentos de RRHH se centran únicamente en conocer a los candidatos a través de su currículum, la carta de presentación es un plus que pocas veces es abierta para leerla.

 

Es más, para muchos reclutadores, la carta de presentación supone una pérdida de tiempo innecesaria, ya que la información que suelen obtener en la carta de presentación la obtienen a través del currículum o la entrevista de trabajo.

 

Debemos tener en cuenta que en la mayoría de departamentos de Recursos Humanos, circulan cientos de currículum al día y los reclutadores necesitan ser ágiles a la hora de contratar. Por ello, la carta de presentación es algo por lo que muchos reclutadores pasan de largo.

 

El Extracto es la nueva carta de presentación

 

Mientras la carta de presentación cada vez se va quedando más obsoleta, el extracto está ganando peso en los procesos de selección. Es la versión resumida de una carta de presentación. De todas forma, esta carta suponía ser una “redacción” del currículum en el que lo que debes destacar son tus habilidades, por tanto el extracto lo deberás incluir en el currículum de forma que el reclutador pueda conocerte mejor.

 

Por otro lado, las redes sociales siguen ganando peso en la búsqueda de empleo. Twitter o Linkedin suponen un escaparate perfecto para los candidatos ya que ahí mismo puedes mostrar tus habilidades profesionales y dar a conocer tus conocimientos en el medio en el que te vas a desenvolver.

 

 

4 comentarios

  1. Anes Ortigosa   •  

    En realidad, como primera impresión sigue existiendo y funcionando, salvo que ahora ya no es como antes un folio adjunto a un currículum. Ahora puede ser un hecho o hito de una persona, un RT en Twitter que hace que se mire el perfil, o mil cosas más. jejeje. En realidad es esa acción que hace que alguien se interese en ti de forma natural. Al menos así lo veo yo.

    Saludos y éxitos!!

  2. luis   •  

    Vaya. Casi 18 años haciendo cartas de presentación y ahora resulta que es una inutilidad. En fin.

  3. Otro Luis   •  

    Esto habla, por un lado, del mal uso que le han dado a las cartas de presentación la mayoría de los candidatos, utilizando cartas genéricas para distintos puestos, de hecho usándola como, en mi opinión incorrectamente, sugiere la autora de la publicación (y cito) “esta carta suponía ser una “redacción” del currículum en el que lo que debes destacar son tus habilidades” cuando lo que debe hacer es mostrar el “match” entre el currículum y la oferta concreta, diciendo por qué es uno un buen candidato para ese puesto en concreto -y de paso demostrándole al reclutador que uno hizo su tarea entendiendo de qué se trata la oferta y no es uno de los cientos de candidatos que se dedicaron a “tirarle a todo lo que se mueva”, a mandar CVs sin ton ni son.

    Peor aún, que 70% de los reclutadores no las lean habla de la mediocridad de la mayor parte de ellos. Toma unos 3 segundos decidir si el contenido de una carta de presentación merece ser leído con atención (lo que en su caso normalmente no requiere más de otros 10 o máximo 15 segundos) o si es una carta “vacía”, y en ese poquísimo tiempo se tiene información importante, adicional a lo que pueda decir un CV, que puede ser diferencial para identificar a un buen candidato, sobre todo a aquéllos que lo son pero que por alguna razón aparentemente no cumplen con algún requisito del perfil pero lo compensan con creces con otras aptitudes o experiencia.

  4. Yolanda Lista   •  

    Totalmente de acuerdo con Luis, creo firmemente que si redactas la carta de presentación correctamente te puede abrir las puertas a la entrevista. El problema es ese corta-pega que hacen la mayoría de candidatos, que es lo que le ha hecho perder credibilidad a la carta. También esa retahíla de “super características personales” sin valor alguno que la gente se cree que le va a hacer merecedor del puesto de trabajo. Si lo haces bien puedes captar la atención del lector y que tenga ganas de conocerte porque quiere trabajar con una persona como tu, con tus experiencias tanto vitales como profesionales y con todo lo que puedes aportar a la empresa. Eso en el extracto de un cv, a mi parecer que es muy dificil de lograr por la reducida extensión que debe de tener.
    Pero sí es cierto que estoy de acuerdo con la autora del post en que lo que escribas sobre ti en las redes sociales y profesionales son un complemento cada día más importante a tu currículum. Tu imagen digital es tu otra carta de presentación.
    En definitiva, desde mi punto de vista no es que crea que hay que dejar de hacer la carta de presentación en detrimento de un extracto en el línkedin o tu presencia en otras redes, sino que hay que combinarlo y que todo sea complementario. Cuanto más sepa de ti la empresa, más querrá conocerte (o eso espero).

    Un saludo :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>