Tu currículum sólo dispone de 7 segundos

blog_cv
 

Hace meses, el Huffington Post nos dio la oportunidad de escribir acerca del tiempo que podía durar nuestro currículum en manos de los responsables de recursos humanos. En jobandtalent entendíamos que en aquel momento, el tiempo estimado estaba en torno a los 7 segundos, algo que muchos pueden interpretar como una bomba de relojería. Se han hecho películas en dónde la última media hora giraba alrededor de los dos últimos segundos antes de que estallase. La duración de los 7 segundos no tiene otro origen que el aumento de candidatos para un mismo puesto que se ha producido desde que a España llegó la crisis junto a Mr Marshall, y que ha sido puesta sobre la mesa de debate de un programa llamado Ciudadanos.

El objetivo ante tal cantidad de CV similares no debe ser otro que el de tratar de diferenciarse del resto de candidatos que se presentan a la misma oferta de empleo que nosotros. Con anterioridad, se podía afirmar que el tiempo que se empleaba en cada currículum era de unos 12 segundos, por lo que ese tiempo se ha reducido casi a la mitad. Existen una serie de consejos que permiten a los candidatos conseguir elaborar un CV que consigue salvar la criba de los 7 segundos, ya que se trata de destacar y sintetizar.

1.- En primer lugar, hay que tener clara la estructura que queremos emplear a la hora de desarrollar nuestro currículum, tratando de adaptar el mismo a un formato estándar utilizado por todos.  Más de dos folios se considera pérdida de tiempo.

2.-Saber precisar la información que se utiliza en cada apartado, para poder focalizar lo más posible nuestras aptitudes, experiencia y logros de cara al puesto al que aplicamos. Los idiomas nunca forman parte de “otros datos de interés”. El orden dentro del currículum y la cohesión de lo que queremos trasladar a los encargados de valorar nuestras capacidades son elementos destacados si queremos pasar la fase en la que nuestro currículum tan sólo dura 7 segundos.

3.- Aprovecha el espacio. Podríamos buscar el ejemplo de robot capaz de procesar datos a gran velocidad, pero los triples sólo se utilizan una vez. Los miembros de recruitment, al igual que cualquiera de nosotros, tienen unas tendencias a la hora de fijarse en un currículum. En primer lugar, la mirada se desplaza a la esquina superior derecha, es decir, hacia su izquierda. Ese es el lugar escogido para la información personal, en dónde no debemos rellenar nada más que la información que le sea de interés a la persona que está analizando nuestro currículum; cómo nos llamamos, y dónde nos puede localizar.

Muchas veces sucede, y más ante la situación actual del mercado de empleo, que tendemos a querer conseguir la entrevista de manera inmediata, olvidando que el primer paso siempre se concentra sobre el currículum. Recuerda aquella teoría que de vez en cuando se escuchaba por los pasillos de la facultad, en la que el que más rellenaba no solía ser el que mejor nota sacaba. Con el currículum sucede algo parecido, rellenar sin más sólo facilita que seamos descartados.

4.- Tu currículum siempre va dirigido a la oferta de empleo. En la actualidad, lo que buscan en recursos humanos, es tratar de localizar el currículum que más se ajusta a los parámetros que precisa la empresa para su nueva incorporación. Los documentos utilizados para hacer llegar nuestro cv a una determinada oferta son a través de un Word o PDF, lo que hace que la diversidad de dichos formatos pueda ser una ventaja a nuestro favor, y en algunos casos, cebo de noticia para los programas que ansían historias sobre la búsqueda de trabajo.

La proyección de toda la información relevante que explicamos en nuestro currículum siempre debe ir dirigida hacia lo que la empresa está buscando, por lo cual, ha publicado una oferta de empleo. Un error frecuente a la hora de ponernos a redactarlo es tratar de describir una realidad de nuestras aptitudes, experiencia académica y profesional, pero sin profundizar en ninguno de los aspectos. Tenemos 7 segundos, tiempo suficiente para explicarle a la persona que nos valore los “como, porqué, cuando y cuando”. Pulir la información, dar información.

Un aspecto que solemos descuidar, e incluso en ocasiones “menospreciar” es la importancia que tienen las “application online”, ya ue son utilizadas por muchas empresas como primer filtro antes de comenzar con el análisis de los currículum que han recibido de cara a la publicación de una determinada oferta de empleo.

Como conclusión, hay que saber que 7 segundos pueden dar para mucho, incluso para ganar un mundial de fútbol. Trata de conocerte para entender la mejor manera en la que debes expresarte en el currículum, estructurando la información y priorizando tus aptitudes y logros. Estamos en una época en la que cada vez más las ofertas de empleo demandan una especialización mayor por parte de los candidatos, y ya ha quedado visto el “dinamismo y la creatividad” como una skill a destacar. Estos son consejos para poder optar a ofertas de empleo, y que nuestro currículum supere la criba de los 7 segundos, para dar paso a la entrevista de trabajo, en la que deberemos saber refutar todo lo que hemos estructurado en el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>