Sentirse observado y bajo presión ayuda a la productividad

Sentir que tenemos al jefe detrás observando cada movimiento que hacemos, trabajar bajo presión, hace que seamos mucho más productivos. El llamado efecto Hawthorne es el resultado de un experimento desarrollado en los años 20 en Illinois con el objetivo de aumentar la productividad en una fábrica. Cambiaron los horarios de descanso, la jornada laboral, e incluso la iluminación de la fábrica; y ésta fue la conclusión a la que llegaron. En Jobandtalent te lo contamos. Bajo determinadas situaciones los seres humanos cambiamos nuestra conducta. Durante el estudio observaron que en general cualquier cambio aumentaba la productividad; si aumentaban o
Leer más…