Candy Crash y el peligroso Gran Hermano laboral

Obama lanzó al mundo el mensaje “Yes we can”, y hace una semana, esa misma realidad ha terminado por devorarle. El presidente norteamericano abrió una nueva manera de entender la importancia del 4 de julio, hasta que Edward Snowden ha decidido cambiar el final de la película. La Casa Blanca espiaba a sus ciudadanos a través de la red, y jugando con la redundancia, lo hacía en su propia defensa. Esta situación se puede llevar al ámbito  laboral a través de un dejavú, ya que según un estudio de Young´s People Consumer Confidence, un 10% de los jóvenes que participaron
Leer más…