Anglicismos laborales que han escapado de la hora del té

“Pepi, dile al jefe que hoy no podré asistir al morning meeting, ni a la reunión de benchmarketing. Quizás, tampoco pueda aportar nada nuevo al brainstorming porque me ha sentado mal el pudding y tengo que ir al bareting…”. En este diálogo de la viñeta, Forges aventuraba el fenómeno que ya observamos a día de hoy en muchas oficinas; la obsesión por los anglicismos. Jobandtalent se pregunta cómo han influido en nuestro día laboral la presencia de esta terminología anglosajona. Dentro de poco, los pubs de intercambio dónde quedas para charlar con nativos dejarán de existir. El inglés está empujando
Leer más…