Suspensión del contrato de trabajo

 

Cuando se celebra un contrato de trabajo, se hace con la intención de que perdure en el tiempo. Sin embargo, pueden surgir diferentes situaciones en las que dichos contratos se suspendan temporalmente. ¿Qué significa esto? ¿Qué puede provocar ésta situación? En Jobandtalent queremos dedicar este post analizar profundamente el tema de la suspensión de los contratos.

Con la suspensión del contrato lo que se pretende evitar es la ruptura de dicho contrato; es decir, se interrumpe y exonera temporalmente al trabajador del cumplimiento de sus obligaciones; pero a priori no afecta a una subsistencia posterior.

¿Qué tipos de suspensión se pueden dar en una empresa?

  1. Suspensión por mutuo acuerdo: Trabajador y empleado acuerdan la suspensión, la duración de la misma y las condiciones en las que será reincorporado el trabajador a su puesto. En este caso, durante el tiempo que dure la suspensión, el trabajador no percibirá salario; aunque sí que pueden pactar algún tipo de remuneración.
  2. Por las causas consignadas en el contrato de trabajo: El trabajador se reincorporará en el momento y con las condiciones que establecidas en el contrato de trabajo. Tampoco percibirá salario, aunque sí puede percibir algún tipo de remuneración.
  3. Por incapacidad temporal del trabajador: El trabajador está impedido para desempeñar su puesto de trabajo. En este caso, se reincorporará cuando sea dado de alta. Durante este periodo será retribuido mediante una retribución económica por parte del empresario; y en el caso de que la baja dure más de 15 días, será la Seguridad Social la que abone dicha prestación según sea incapacidad por enfermedad común, o incapacidad por accidente laboral.
  4. Por incapacidad permanente: En este caso el empresario podrá extinguir el contrato de trabajo. Si el órgano que valora al trabajador estima que puede producirse una mejoría en su estado, y por tanto que podría volver a incorporarse a la empresa, entonces el empresario no puede hacer uso de su derecho de extinción del contrato durante 2 años. En este caso la remuneración irá vinculada al grado de incapacidad reconocido.
  5. Por riesgos durante el embarazo: En los casos en los que las condiciones laborales  puedan influir en la salud de la embarazada y no hay posibilidad de cambiar el puesto de trabajo dentro de la empresa.
  6. Por maternidad, paternidad o adopción: La suspensión por maternidad tiene una duración de 16 semanas, ampliables en los casos de parto múltiple a 2 semanas más por hijo. Además, 4 de estas semanas las podrá disfrutar el padre. En los casos de adopción, la suspensión oscilará entre 6 y 16 semanas en función de la edad del niño.
  7. Por cumplimiento de un cargo público representativo: La duración dependerá de las características que tenga el cargo a desempeñar.
  8. Por privación de la libertad del trabajador: En estos casos, mientras no exista sentencia condenatoria se suspenderá el contrato de trabajo; sin embargo en cuanto ya haya sentencia el empresario podrá extinguir el contrato. El trabajador no tiene derecho a percibir ningún tipo de remuneración, y en los casos en los que la sentencia sea absolutoria tiene la obligación de reincorporarse de nuevo al trabajo inmediatamente.
  9. Suspensión de empleo y sueldo por razones disciplinarias: Dicha sanción se tiene que contemplar el convenio colectivo. El trabajador en caso de que ocurra esto, no tiene derecho a percibir ninguna remuneración, y tras el cumplimiento de ésta, deberá reincorporarse al trabajo de forma inmediata.
  10. Por fuerza mayor con carácter temporal: Son hechos imprevisibles que imposibilitan temporalmente a una de las partes a cumplir sus obligaciones.  Durante el periodo de suspensión, el trabajador no tiene derecho a percibir salario ni indemnización, pero si podrá acceder a las prestaciones por desempleo.
  11. Por causas económicas, técnicas, organizativas, o de la producción: El empresario podrá suspender el contrato de trabajo si esto supone una mejora de la situación de la empresa. En estos casos el trabajador podrá acceder a las prestaciones por desempleo.
  12. Por el ejercicio del derecho de huelga: El trabajador en este caso no tiene derecho a percibir ningún tipo de remuneración, y podrá incorporarse en cualquier momento a su puesto de trabajo.
  13. Por el cierre legal de la empresa: podrá reincorporase a su puesto cuando se proceda a la reapertura del mismo.
  14. Por excedencia: Puede ser excedencia forzosa o voluntaria. A diferencia de las voluntarias, en el caso de que sea forzosa la empresa tiene la obligación de reservar el puesto de trabajo. En estos casos, el trabajador no tiene derecho a percibir remuneración alguna.

Si estas desempleado, o simplemente quieres buscar otro empleo; entra en Jobandtalent y consulta las ofertas de empleo que tenemos disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>