Septiembre se convierte en la fecha clave para dar comienzo a los objetivos profesionales

Ofertas de empleo raras
 

En este momento en lo que pensamos es en las merecidas vacaciones esperadas un año después. El periodo estival puede ser el momento especial para recalcular objetivos para el nuevo año profesional. Septiembre es como en el colegio, el comienzo de un nuevo curso con objetivos a cumplir. Después del descanso hemos observado que tenemos unas cuantas asignaturas por cumplir. En jobandtalent hemos observado cuáles pueden ser los objetivos profesionales planteados hasta septiembre

La reflexión veraniega nos lleva a divagar en objetivos profesionales tan diversos como subir algún escalón en la jerarquía de nuestra empresa, un aumento de sueldo, aumentar el valor propio… son muchos los objetivos de la carrera profesional que se pueden plantear hasta septiembre pero deberemos hacerlo de la manera más realista. Podemos hacer una lista de objetivos de la carrera profesional.

1. Aumentar mi valor dentro de la empresa. Es uno de los objetivos profesionales que cualquiera tiene después de un periodo Productividadde descanso. Para ello lo mejor será hacer una relación de cuáles son las fortalezas que debemos potenciar y cuáles son nuestras debilidades a batir. Tener en cuenta la incansable necesidad de actualización que requiere el actual entorno profesional. Y ante todo, uno de los objetivos profesionales que se debe plantear cualquiera sea cual sea el área en la que trabaje es la formación. La formación impulsa tanto tu valor dentro de la empresa como tu retribución.

2. Crear nuevas capacidades profesionales. Tanto para la búsqueda de empleo como para conservar un puesto de trabajo en la empresa, el reciclaje continuo y aprender nuevos oficios relacionados con tu carrera profesional serán los que hagan que seas el primer candidato en llegar a la mente de cualquier jefe o recruiter. Ahora se busca gente que pueda innovar dentro de la empresa y que convierta las dificultades en retos o posibilidades. Creatividad, imaginación o esfuerzo son valores que pueden tener grandes resultados. Hacer cosas nuevas, diversificar, aprender de otros sectores o importar ideas pueden los objetivos profesionales a tener en cuenta este verano.

3. ¿Pedir un aumento de sueldo? Nos encontramos en una etapa laboral de recortes. Mientras el nivel de vida y la cesta de la compra suben de precio, los sueldos se mantienen estables. La motivación puede ser uno de los factores que nos haga seguir adelante con un proyecto, aunque en ocasiones no es suficiente. Si el puesto de trabajo lo requiere y las responsabilidades van en aumento conforme pasa el año laboral, la idea de pedir un aumento de sueldo puede ser adecuada. Está claro que hay que plantearlo con mucha mano izquierda y sobre todo ensalzando las responsabilidades que el puesto de trabajo requiere y la motivación extra que podría suponer disponer de mayor liquidez a final de mes.

4. Buscar una motivación dentro del trabajo. Las aspiraciones profesionales son el impulso de muchos de los trabajadores. Hasta el mejor trabajo del mundo puede llegar a cansar si no ponemos de nuestra parte. Visualizar y reorganizar nuestro trabajo mientras estamos descansando entrevista de trbjpuede ser uno de los objetivos profesionales de aquí a septiembre para llegar con un aire renovado. Siempre habrá algo en tu trabajo que deba atraerte, de modo que hay que quedarse con los aspectos positivos y que sirvan de inspiración. Es bueno huir de todo aquello que sea negativo. Si te responsabilizas de conocer lo que ocurre en tu trabajo todo puede ir a mejor.

5. Aprender a alejarse de lo negativo. Las empresas no son parajes paradisiacos, siempre habrá algo o alguien que nos moleste o nos saque de quicio. Uno de los objetivos profesionales que debemos plantear este verano es saber dejar de lado todo aquello que nos aporte pensamientos negativos y pasar por alto todo aquello que sea banal. La paciencia para tolerar y lidiar con ese mando tóxico servirá tanto para tu trabajo como para la vida personal, te ayudará a ser más diplomático y adquirir la capacidad para manejar las situaciones complicadas

6. Saber venderse puede ser una baza de éxito. En el mercado actual no triunfan los mejores, sino lo que mejor saben vender sus capacidades. Aprender a explotar todas nuestras fortalezas puede implicar un ascenso en un puesto de trabajo, un aumento de sueldo o encontrar el trabajo de tus sueños. La confianza en uno mismo será la base del éxito de esta empresa. Tener en cuenta que hay empleados muy fiables a los que sus capacidades y virtudes no les sirven de casi nada porque son prácticamente invisibles dentro de la organización. Uno de tus objetivos profesionales de cara a septiembre debe ser considerarte como un producto al que hay que ponerle precio. Una marca personal no tiene que ver condecir lo bueno que eres: show, don’t tell, es decir, enseña, no digas.

7. La empresa y la vida personal deben ser dos mundos paralelos. El uso de la tecnología está haciendo que siempre estemos disponibles y los logrosdifumina la línea que separa el ámbito laboral del personal. El 65% de los profesionales aseguran que reciben correos electrónicos y llamadas del trabajo fuera de la empresa o incluso el fin de semana. Uno de los objetivos profesionales debe ser dejar clara la separación que hay entre el trabajo y la vida personal.

8. Si el trabajo no te satisface, siempre está la opción de cambiar de trabajo. Si piensas que ya no puedes dar más de ti mismo y cambiar de trabajo es la mejor opción, adelante. Aunque el desempleo es alto, el mercado del empleo sigue demandando perfiles cualificados. Ver el cambio de trabajo como una oportunidad.

Todos estos pueden ser objetivos profesionales que podemos reflexionar mientras descansamos y con una mente abierta. El futuro profesional está de nuestra mano y en nosotros mismos está la oportunidad de saber encauzar nuestro futuro profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>