Señales que indican que necesitas cambiar de trabajo ya

blog_becario
 

¿Ir a trabajar te cuesta cada día más? ¿No te sientes realizado con la actividad que realizas? ¿Te gustaría crecer profesionalmente? Es probable que lo necesites es dejar el trabajo ya y encontrar otro que te ofrezca mayores posibilidades.

 

Aprende a detectar las señales que indican que debes de cambiar de trabajo de forma urgente. Desde jobandtalent te damos las claves más infalibles. ¡Toma nota de ellas!

 

Necesitas un cambio de trabajo si…

 

Hay algunos indicadores casi totalmente infalibles de que necesitas cambiar de trabajo, y es que el concepto de empleo para siempre desapareció en nuestro país desde hace ya varios años. Por ello, es importante darse cuenta de nuestro cambio de actitud hacia la actividad que realizamos y comenzar a buscar un empleo que nos ilusione y realice. Recuerda que no es justo que tus compañeros y la empresa que ha confiado en ti como profesional tengan que verse afectados en modo negativa por tu cambio de perspectiva laboral.

 

1# Sensación de cansancio constante

 

Es un síntoma que no falla. No se trata del cansancio mañanero, ni tampoco del cansancio físico por falta de horas de sueño o trabajo de más. Simplemente te aborrece la idea de tener que aparecer por el trabajo. Solo pensar en ir a la oficina te da pereza y prefieres ni imaginar el momento de ponerse a trabajar.

Está claro que las cosas tienen que cambiar, así que, o te replanteas tus metas y objetivos profesionales dentro del puesto que ocupas en tu actual empresa, o ha llegado el momento adecuado para buscar otras alternativas laborales que te hagan sentirte mejor a nivel profesional.

 

2# Concentración mínima, dificultad para decidir  y frecuentes olvidos

 

En otras palabras el trabajo y tus tareas te importan un pimiento. Sientes que el trabajo no te aporta demasiado y realizarlo no cumple ni tus objetivos ni te aporta la formación o experiencia que desearías. Esta actitud pasiva es muy nefasta no solo para ti, sino para tus compañeros, el ambiente de la oficina y por supuesto los resultados de la empresa. Considera seriamente cambiar de puesto de trabajo y compañía.

3#  Trastornos de salud

 

Los más predominantes son el insomnio,los trastornos digestivos y la bajada del sistema inmune. Pero también hay otros problemas de tipo psicológico que acompañan a un trabajador descontento con su puesto: como el estrés o la depresión, y que, en caso de no ponerse la solución rápida a tiempo, pueden convertirse en patologías crónicas. Controlarlas y modificar esta situación está en tu mano, comienza ya tu búsqueda de empleo.

 

4# Falta de entusiasmo a la hora de realizar las tareas de cada día

 

Es más, en algunos casos puede que inviertas la mayor parte de tu tiempo en actividades que no deberías de estar haciendo, o simplemente perdido en tus pensamientos. Las agujas del reloj avanzan muy lentamente y el trabajo que debes de realizar a lo largo de la jornada no te motiva ni un pelo. Productividad 0, pérdida de tiempo y sensación de frustración máximas. Momento de cambiar

 

5# Sensación de negativismo, cinismo y cambios frecuentes de humor

 

Incluso fuera del trabajo no te sientes bien contigo mismo, te persigue la sensación de estar malgastando tus días y tu tiempo. En la oficina destilas desilusión, negativismo y falta de iniciativa. Tu rendimiento y resultados profesionales no es que no destaquen, es que son bastante pésimos. ¡Necesitas cambiar de trabajo ya, y convertirte en el profesional que siempre has deseado ser!

 

6# Baja productividad y rendimiento laboral

 

Una medida infalible para comprobar que se está produciendo esta situción es hacer una comparativa aproximada de los resultados que obteníamos al principio y los actuales. Se sincero contigo mismo y no eches la culpa a tus compañeros, la metodología de trabajo o las políticas de empresa. Tú sabes bien que n se trata de ellos sino de tu radical cambio de actitud.

 

7# Escasas relaciones con tus compañeros del trabajo

 

En resumen, pretendes ser un trabajador invisible. No interactuas demasiado, por no decir nada, con tus compañeros, y las únicas palabras que salen de tu boca a lo largo de la jornada son prácticamente monosílabos. El clima te aborrece y son pocas cosas ante las que muestras interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>