Qué hacer ante un despido improcedente

 

Tras la reforma laboral de 2012 el despido se ha abaratado de 45 a 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades, los despidos improcedentes; y a 20 días por año trabajado con un máximo de 12 meses, los despidos procedentes.

Hay que saber actuar ante una situación que se puede plantear nueva para nosotros. En Jobantalent queremos darte unas pautas de que es lo que hay que hacer ante una situación tan delicada.

Con la reforma laboral lo que se pretendía era imponer el despido objetivo, y frenar los despidos improcedentes. Sin embargo, tras un año desde que se llevara a cabo la reforma, los datos no reflejan esta situación. A pesar de haber aumentado los despidos objetivos en un 13,4%, el porcentaje de despidos improcedentes sigue siendo muy alto con un 16,7%de tasa.

Los principales afectados de esta reforma laboral son los trabajadores con contratos fijos, según los datos del Servicio público de Empleo, desde que comenzó la crisis en 2007, alrededor de un 40% de trabajadores fijos han perdido su empleo. Despedir a trabajadores con este tipo de contrato les supone a las empresas un 23% menos de coste que antes de dicha reforma.

Este dato refleja el nivel de inestabilidad laboral que hay en España. Este país es considerado como el país con mayor rotación e inestabilidad de la Unión Europea. Este dato se ve reflejado en el porcentaje de parados de larga duración en España, que es nueve veces mayor que en el año 2007.

El despido es libre en España, y el empresario está en su derecho de terminar su relación laboral con cualquier trabajador en el momento que así lo decida. Pero el trabajador también tiene un derecho, y es el de ser indemnizado.

En primer lugar tienes que identificar en que situación legal te encuentras; si el despido que se ha llevado a cabo es por causas objetivas, por finalización de la obra para la que fuiste contratado, despido improcedente, o despido disciplinario. En cada uno de estos casos el trabajador tendrá derecho a una indemnización diferente.

A partir de que el despido sea efectivo, el trabajador puede hacer dos cosas: por un lado, en un plazo de 15 días desde la fecha en que se ha producido el despido, podrá solicitar la prestación por desempleo. En el caso en que no se esté de acuerdo con dicho despido, es importante que se firme la documentación que nos entregue la empresa como “no conforme”, de esta forma se podrán iniciar acciones legales. Si quieres impugnar el despido el plazo es de 20 días hábiles, y si lo que quieres es reclamar lo que te deben el plazo es de 12 meses.

En una situación laboral así, el trabajador debe afrontarlo con optimismo, y asumir nuevos retos profesionales. Por eso en Jobandtalent ponemos diariamente a tu disposición nuevas ofertas de empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>