¿Por qué decidiste dedicarte a la Orientación Profesional? Entrevista a Belén de Fontcuberta Fernández-Fontecha

 

Hay quienes eligen caminos distintos a su formación. No todo el mundo termina trabajando en lo que estudió, pero quizá sí en el lugar donde realizó la carrera. Es el caso de Belén Fontcubertalicenciada en Derecho y Máster en Bolsa y Mercados Financieros. Terminó sus estudios en IEB y unas prácticas en Michael Page le hicieron descubrir los recursos humanos. De esta consultora de selección saltó a otra compañía del mismo sector, Hays. Su trayectoria profesional no acaba aquí. Hoy trabaja en elDepartamento de Orientación Profesional del Instituto de Estudios Bursátiles.

Trayectoria profesional

Tras barajar distintas opciones al terminar el colegio, finalmente opté por estudiar Derecho con un Máster en Bolsa y Mercados Financieros en IEB, Instituto de Estudios Bursátiles. Desde el principio tuve bastante claro que quería una salida profesional diferente a la propia de los estudios que estaba realizando.

Sin embargo, ¿cuál era esa salida? El último año de la carrera empecé a trabajar en Michael Page, Consultora de Recursos Humanos. Dos años después me incorporé en Hays, también consultora de Recursos Humanos. En ambas compañías gestioné procesos de selección del sector financiero. Hace un año fui plenamente consciente del mítico dicho “las vueltas que da la vida”, empecé a trabajar en el Departamento de Orientación Profesional de IEB. Volví a lo que había sido mi punto de partida.

¿Qué trabajo realizas actualmente?

Como su nombre indica, doy orientación profesional a alumnos de postgrado, alumnos de la carrera y a antiguos alumnos, de cara a promover su incorporación y promoción dentro del mundo laboral. Para ello también gestiono la interrelación con entidades de los sectores Jurídico y Financiero colaborando con ellas en la selección e incorporación de los alumnos a sus plantillas.

Hay muchos consejos que nos habría gustado oír, consejos que aprendo cada día con las distintas situaciones que veo entre los alumnos y los casos que se dan en cada empresa. Me he planteado muchas veces lo positivo que sería incluir en los colegios una asignatura llamada “Orientación Profesional”.

Es muy importante aconsejar al alumno en aspectos como preparar un buen currículum, preparar una entrevista de trabajo, afrontar una dinámica de grupo, cambio de sector, banda salarial, concretar la motivación de cada uno, explicar los cambios de trabajo realizados, resaltar los puntos fuertes de la personalidad y experiencia de cada uno, etc. Muchos de estos aspectos son básicos y no siempre los candidatos saben exponerlos. Para ello, también hemos contado en ocasiones con la colaboración de Job&Talent de cara a aconsejar a nuestros alumnos.

Aspectos positivos y negativos de tu trabajo

Estoy en contacto con mucha gente, lo cual es interesante, cada uno tiene una situación particular y una motivación diferente. Trato con alumnos con un perfil distinto, algunos muy jóvenes y otros no tanto, por lo que te encuentras anécdotas de todo tipo,  aquel al que han pillado con una “chuleta” en un examen, otros con ganas de empezar su carrera profesional u otros que están atravesando situaciones complicadas en sus puestos de trabajo. También es bueno conocer a las empresas y el funcionamiento de cada una.

Probablemente, lo más duro es conseguir ayudar a todos los alumnos a encontrar lo que buscan profesionalmente. Cada uno gestiona sus expectativas y es muy difícil cumplirlas siempre.

Qué consejo darías a una persona que está buscando empleo.

Ante todo, buscar empleo requiere tiempo. Sin duda, en primer lugar, como decíamos hay que preparar un buen currículum, es fundamental tanto en forma como en contenido. Es la carta de presentación de cualquiera y se dan muchos casos en los que se descartan buenos candidatos por currícula mal presentados y poco claros. Especial hincapié en la foto cuando nos la pidan, ¡cuidado! He visto fotos de no dar crédito…

Otro aspecto importante es el nivel de inglés. A día de hoy las oportunidades de trabajo se reducen enormemente sin un buen nivel de inglés, por lo tanto hay que centrarse en ello. Nunca quedarse callado en una entrevista cuando las preguntas sean en inglés, tampoco vale un “hace mucho que no lo practico, lo tengo oxidado pero…”

No olvidemos que cada uno tenemos una formación, una experiencia profesional y una personalidad diferente. Hay que intentar enfocarse a aquellas áreas, sectores o compañías que mejor se adapten a estos aspectos. Seguir formándose en aquellos aspectos que se adapten a nuestro perfil es cada vez más necesario y al mismo tiempo demuestra inquietud por parte de la persona.

Por último, y aunque es complicado hacer lo que a uno le guste, la motivación es fundamental y se valora mucho en las entrevistas. Sin duda añadir que utilizar los contactos que cada uno tenga es probablemente una herramienta más que buena.

En conclusión, de cara a una entrevista hay que tener claros tres conceptos fundamentales:

La determinación, basada en tus conocimientos, formación y forja del espíritu, adquirida en tu enseñanza. La imaginación, que exprese tu personalidad, adornada por tu creatividad. Y, para terminar, saber adaptarse con naturalidad, de manera innata, a cualquier situación, algo que no se aprende en las escuelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>