Formación online Vs. Formación presencial

blog_formacion
 

La formación online cubre actualmente un 16% de la oferta total en España. Aunque seguimos a la cola de países como Francia o Alemania en cuanto a esto, por no compararnos con Estados Unidos o Canadá, el aumento es estable y rápido. Por eso desde Jobandtalent hoy queremos dedicar esta entrada a las ventajas e inconvenientes que supone la formación online frente a la clásica formación presencial.

El objetivo actualmente es aumentar este 16% hasta llegar a una oferta online del 32% en un periodo de dos años. Parece una meta ambiciosa pero todo apunta a que se trata de una cifra plausible.

Ventajas de la formación online

Flexibilidad: la formación online no sólo ofrece al estudiante la posibilidad de combinar estudios, trabajo y vida familiar sino que, al no estar sujeto a horarios estrictos, el estudiante puede elegir la hora del día en la que está más activo y predispuesto para el estudio, evitando así la falta de atención por cansancio o pesadez.

Reducción de costes: según estudios realizados sobre el tema, la formación online tiene un coste de cinco euros por hora menos que la formación presencial, lo que evidentemente supone un ahorro importante. Se evitan, de esta manera, los gastos de locomoción por parte de los alumnos y de residencia y mantenimiento por parte del centro de estudios.

Atención personalizada: la formación online ofrece una interacción profesor-alumno más dinámica y personal atendiendo a las demandas, intereses y aspiraciones a través de actividades de formación y seguimiento adaptadas al alumnado.

Mayor actualización: mediante el uso de recursos online como único medio de formación, los temas a tratar se encuentran totalmente actualizados al momento, ofreciendo una formación más completa.

Ventajas de la formación presencial

Socialización: la época universitaria es una de las mejores etapas de la vida. A parte del componente académico, la formación presencial cuenta con un factor muy importante, la socialización. Para muchas personas, el paso del colegio a la universidad supone conocer a gente de diversas partes del país (e incluso del mundo), ofreciendo una gran diversidad pero con un interés común por la materia estudiada.

Contactos: muy relacionado con la socialización, o como consecuencia de la misma, la formación presencial ofrece un amplio abanico de posibilidades de conocer personalmente a personas que pueden ser muy útiles en nuestro futuro profesional (el conocido networking).

Comunicación no verbal: aparte de la formación académica propiamente dicha, la formación presencial ofrece una perspectiva más directa a través de la comunicación no verbal del profesor favoreciendo la motivación del alumnado.

Desventajas de la formación online

Falta de comunicación: empobrecimiento del intercambio directo de experiencias como parte significativa o complementaria a la formación académica. Tanto en la relación profesor-alumno, con en la relación entre el mismo alumnado.

Medio inclusivo: la formación online, al basarse de forma única en soportes técnicos, hace que sea necesario el uso de un ordenador en buen estado, conectividad a internet y una serie de requisitos técnicos que pueden no estar al alcance de todos.

Falta de motivación: la formación online es una solución muy práctica para personas que desean compaginar estudios y trabajo aunque, al tratarse de una formación que se administra el alumno, aumenta las posibilidades de abandono ya que la persona se centra en su trabajo y al no tener que acudir físicamente a clase, se desmotiva o no se lo toma tan en serio.

Fallos técnicos: en caso de existir problemas de conectividad o fallos técnicos de audio o vídeo, la formación online se paraliza lo que hace perder mucho el tiempo al estudiante.

Desventajas de la formación presencial

Tiempo invertido: como ya hemos mencionado, la formación presencial requiere que el alumno se traslade con frecuencia al centro de estudios lo que supone una importante inversión de tiempo y de dinero en gasolina o en abono de transporte público.

Falta de interés: la formación presencial fomenta en muchas ocasiones la falta de sentido crítico por parte del alumno y puede llevar a una falta de interés ya que el profesor lleva la carga del trabajo por lo que el alumno pasa a ser un mero receptor de información, desvinculándolo de la materia.

Las palabras se las lleva el viento: en la formación presencial, las clases se imparten de forma oral por lo que si no se puede acudir a alguna sesión, en muchas ocasiones, se pierde gran parte de la información dada, aunque parte de ella pueda quedar recogida en un documento que luego se suba a internet.

Está claro que no todos los métodos sirven de igual forma a todo el mundo, por lo que la idoneidad de cada uno de estos métodos de formación dependerá del alumno, su situación familiar y profesional y su personalidad. Por ahora, consulta nuestras ofertas de empleo y encuentra el puesto de trabajo que mejor se adapta a tu perfil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>