¿Es bueno escuchar música en el trabajo o estudiando?

 

Los espacios diáfanos han terminado por ganarle la partida a las aburridas oficinas de antaño. Hoy en día rara es la Start Up o empresa de nueva creación que apueste por un lugar de trabajo en el que imperen los biombos, paneles o paredes de separación entre los distintos departamentos. Se ha llegado al punto en el que el hecho de que los mandamases de la compañía compartan el mismo espacio con sus empleados y carezcan de despacho propio sea algo totalmente habitual.

Sin embargo, esta reconversión de las oficinas llega a tener una parte negativa, el ruido. El hecho de que 25, 50 ó 100 personas compartan un mismo espacio hace que el jaleo en la oficina aumente de forma considerable. Y es que es realmente improbable que todos los empleados de una misma oficina tengan el mismo volumen de trabajo, requieran de los mismos niveles de concentración o estén igual de lúcidos en todo momento. Esto provoca que siempre vaya a ver gente hablando cuando tú necesitas full concentration como dirían los anglosajones. He aquí cuando surge el elemento clave: los auriculares y/o cascos para la escucha de música.

La Universidad de Miami (Florida, EE.UU) ha realizado un estudio y publicado un informe posterior en el que avalan el uso de estos artilugios en el trabajo, desacreditando a las empresas que todavía hoy siguen sin permitir su uso a sus empleados.

El estudio habla de la música como un elemento clave no solo para aislarnos del ruido ambiente en determinados momentos, sino también para mejorar la calidad de nuestro trabajo. Y es que tal y como afirman algunos de los profesores partícipes en el programa, como es el caso de Teresa Lesiuk, la gente que escucha música a través de sus auriculares o cascos trabaja más rápido y de manera más eficiente y creativa que aquellos que no lo hacen. ¿Por qué? Sencillamente por el hecho de que la música mejora el estado de ánimo de la persona, lo que le lleva, en el ámbito laboral, a incrementar su productividad.

Sin embargo hay que moderarse a la hora de usar los cascos o los auriculares. Si leísteis nuestro post Consejos para no liarla en tus primeros días de trabajo” sabréis que siempre hay que quitarse el dispositivo de los oídos cuando recibamos una visita en nuestra mesa. Tampoco deberemos usarlos durante toda la jornada ya que puede suponer un acto de mala educación para algunos.

Así que queda dicho. Si bien eres de aquellos convenidos del uso de la música durante el trabajo, ni se te ocurra bajarte del burro.  Si por el contrario perteneces al otro bando, al de los escépticos, dale una oportunidad a la Doctora Lesiuk y al resto del equipo de la Universidad de Miami y prueba a ver como se te da un día de trabajo con unos cascos y tu playlist sonando a través de ellos. Por lo que respecta a jobandtalent, somos de los primeros y como prueba de ello os dejamos una lista con algunas de las canciones que escuchan los miembros del equipo.

Einaudi, Ludovico [Composer] – Einaudi: Lady Labyrinth

Mumford & Sons – I Will Wait

Bob Marley & The Wailers – No Woman, No Cry – 1975/Live At The Lyceum, London

New Order – Blue Monday

The Black Keys – Lonely Boy

Maroon 5 – Payphone

Jay-Z – Empire State Of Mind [Jay-Z + Alicia Keys] – Explicit Album Version

The xx – Reunion

Kings Of Convenience – I’d Rather Dance With You

Sidecars – Fan De Ti

Lori Meyers – Mi Realidad

Empire Of The Sun – We Are the People

Linkin Park – Numb

The Cure – Boys Don’t Cry

Los Planetas – Un Buen Dia

Carly Rae Jepsen – Call Me Maybe

Nelly Furtado – Spirit Indestructible

Queen – Don’t Stop Me Now

Michael Jackson – Beat It

Belle & Sebastian – Another Sunny Day

Adele – Set Fire To The Rain

Fun. – Out on the Town – Bonus Track

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>