El mito de emprender en un garaje

blog_emprende
 

Josh Saviano, el amigo de Kevin Arnold en la serie Aquellos maravillosos años, nunca subió a un escenario como Marylin Manson, sí en leyenda urbana o mito. En lo que respecta al mundo de los emprendedores, sucede algo parecido, ya que en cada uno de los pasos que tienen que dar hasta convertir la idea en un proyecto real y consolidado, se dan varios aspectos que muchas veces no se tienen en cuenta. Jobandtalent quiere analizar 5 puntos que hay sobre los emprendedores para ofrecer una realidad que no es como la cuentan.

Crees tener la idea

La primera premisa que deben tener clara todos aquellos que decidan emprender es que el mundo está lleno de ideas, y muchas, excelentes, pero no sirve de nada sólo poseerla.  Es decir, que lo importante de ese proyecto o idea es lo que hay detrás, lo que se hace para desarrollarla, y el crecimiento en el modelo de negocio. Un emprendedor debe ser consciente de que muchos de sus éxitos futuros serán gracias a los errores que ha recogido del pasado. Empresas importantes a nivel mundial como Groupon, por ejemplo,  tuvieron que fallar en ocasiones en la estrategia de The Pint.com, su antigua empresa, antes de obtener el éxito que representa hoy esta compañía.

En publicidad o en discursos políticos (ambos venden humo) se intenta alentar a los emprendedores a que lleven a cabo sus ideas, lo que puede inducir a error. Se puede tener ideas brillantes, pero hay que plasmarlas en el mercado, y ver la proyección que pueden tener, así como la aceptación por parte del cliente. Por otra parte, la idea o modelo de negocio que se desarrolla debe adaptarse a lo que marca el mercado en cada momento, por lo que puede que se empiece plasmando una cosa para años después terminar haciendo algo distinto. Por ejemplo, Hotmail es ahora algo completamente distinto a la idea que tenían sus fundadores Sabeer Bhatia y Jack Smith, siendo su servicio de mensajería gratuita su side Project.

Emprender en un garaje de Sillicon Valley no es la norma

Empresas como Apple o Microsoft no se hubiesen creado en un garaje si su razón social estuviese en España. Es fácil asociar el emprendimiento con el tópico sobre el garaje en el que trabajaron Bill Gates o Steve Jobs, pero lo cierto es que en España esto no se realiza así, simplemente, por el hecho de que cualquier inspección de trabajo acabaría con el emprendedor pasando unas horas en el calabozo y pagando al Estado, más.

Desde hace algunos años se viene buscando una solución para un problema que tienen muchos emprendedores sobre dónde comenzar a desarrollar su actividad. En este caso, con los famosos viveros que muchas ciudades como Madrid, con varios en Moratalaz, Vicálvaro y la zona centro, Barcelona, Badajoz, La Coruña o Pontevedra están poniendo en marcha paliar una criba que era común para muchos emprendedores.

Luego, a la hora de llevar a cabo un proceso de expansión, también hay que conocer las condiciones de mercado que se dan en cada país, ya que también puede resultar fundamental para el progreso y modelo de negocio. Un ejemplo es Spotify, empresa en la que su fundador, Daniel Ek, se dio cuenta que el modelo de pagos que tenía con las discográficas debía variar según el país. En España, por ley, es el único país en el que se paga un canon por canción escuchada, mientras que en otros países se llegan a acuerdos con las discográficas en función de los ingresos. De esta variante nació el modelo freemium, una de las propuestas más innovadoras e interesantes que se han podido apreciar en el desarrollo online.

Una idea necesita el apoyo económico, sin ella no hay nada

Días atrás parecía que el 2008 seguía cerca de dónde pisábamos, pero camino de 2013, ya no se puede decir que estamos en un periodo de crisis, sino en una época. En este contexto, son varios los aspectos que siempre rodean a los emprendedores, ambos impulsados a situarlos como medicina del problema; Por un lado, la sospecha de que son en momentos de dificultad económica los que deben despertar la capacidad de emprender que alguna vez hemos querido poner en práctica, y por otro, que serán ellos los encargados de generar empleo. Con una buena canción de fondo, todo parece diferente, pero irreal.

Al principio, la necesidad económica para poner en marcha el proyecto sólo recibe respuestas favorables por parte de la familia y amigos, inversores sin ánimo de lucro, en este caso. A esto hay que hacer una precisión, emprender cuesta dinero incluso antes de tener el proyecto. Fue más fácil creer en la liberación de Willy que en el hecho de que algún día terminarían las innumerables gestiones previas que hay que realizar.

En esta línea, el Ayuntamiento de Madrid, junto con el Ministerio de Turismo aprobó el pasado 7 de mayo la posibilidad de cumplimentar de manera online todo lo necesario para poder crear la empresa, y por tanto, son varias las organizaciones que están intentando poner remedio a este lastre.

En lo que respecta a la financiación, también son varias las vías que poco a poco están creciendo en España, sobre todo para empresas en la fase “semilla”. Business Angels, capitales que realizan inversiones en startup con alto potencial de crecimiento para dotarlas de solidez en el mercado, sin involucrarse en el día a día, pero tratando de aportar un valor añadido a la empresa.

La futura Ley de Emprendedores prevé regulaciones en materia fiscal que favorezcan la apuesta de estos inversores. Por su parte, desde la Administración también se crean programas que intentan apoyar el emprendimiento como el Plan Avanza que según las últimas cifras, aumentó en 86.818 nuevos emprendedores durante todo el ejercicio de 2012, con un capital emprendedor de 7.680 millones de euros, según el Radar Empresarial de Axesor. Este mismo estudio fija a Madrid como la ciudad que mayor número de emprendedores posee.

Es difícil triunfar si no te rodeas de los mejores

Jordan solía jugarse la última canasta, y fue de los más grandes, pero para tratar de encestar y lograr la victoria, había un equipo igualmente brillante, sin el que no sería posible convertirse en uno de los deportistas más exitosos. Por cierto, hubo un periodo en el que Jordan decidió emprender en el mundo del beisbol, fracasó y regreso al basket. La piedra con la que tropezamos y que ha terminado por convertirse en refrán. Uno de los miedos que existen cuando uno emprende, y en general, es el contratar a gente más brillante que uno mismo.

Al final, lo que persigues es rodearte de un equipo brillante que entienda la cultura empresarial de lo que quieres llevar a cabo. En el equipo, lo que se cuenta de Facebook, no sólo es una historia que da juego para la película, sino que muchas veces, sucede. Son parte de los errores que hacen crecer a un emprendedor en su modelo de negocio.

Suele ser más fácil fidelizar a la gente con el proyecto dentro de una startup o pequeña empresa, que en una de las grandes, pero lo cierto es que el 70% de los titulados españoles quiere trabajar en grandes empresas, mientras que por ejemplo, en los Estados Unidos, ese mismo porcentaje preferiría ser su propio jefe. En esta línea, también hay una pequeña deficiencia, ya que no son las iniciativas que invitan a los recién licenciados a realizar sus primeras prácticas en empresas de emprendedores, esas de las que se dice que serán las encargadas de generar empleo neto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>