El arte de hablar en público puede ser más fácil de lo que parece si se lee este post

blog_politicos
 

Cada día existen profesionales más cualificados y mejor formados, son unos ases haciendo su trabajo. Pero un día llega el jefe a su despacho y dice “tienes que dar una conferencia y hablar en público”. La cara de muchos profesionales cambia de un instante a otro solo con oír la frase “hablar en público”. En nuestro país, muy poca gente domina el arte de hablar en público, habilidad fundamental para saber comunicar los productos y servicios que una empresa ofrece.

Expresar ideas y ser capaces de persuadir a los demás marca la diferencia en un mercado tan competitivo como el actual. Pocas escuelas, institutos o universidades ofrecen cursos o clases de oratoria o seminarios para mejorar la comunicación verbal y no verbal. Desde el blog de jobandtalent hemos observado esta necesidad y vamos a ofrecer los mejores consejos y cursos para ser capaces de hablar en público.

Hablar en público no sirve únicamente para poder dar una conferencia delante de muchas personas. Hablar en público con eficacia, no solo ayuda a crear mejores profesionales, elaborar discursos persuasivos sino también mejora el autoestima, la confianza personal, potencia las relaciones y permite desarrollar la inteligencia emocional.

En la página de jobandtalent, hay numerosos cursos sobre hablar en público, incluso cursos hechos por los propios expertos en Recursos Humanos que han observado la necesidad de los profesionales de ser capaces de salir con éxito de una sesión para hablar en público.

“Comunicar es depositar una parte de ti en otra persona”

Pero en realidad, hablar en público no es tan difícil como parece. Todo está en proponérselo y saber hacer un mensaje fácil para poder darlo en voz alta.

Hablar en público1. Escribir el discurso para decirlo en voz alta. No es lo mismo escribir para leer que escribir para exponer. A la hora de escribir el discursos que vamos a decir debemos tener en cuenta que va a ser escuchado, por tanto, el mensaje que tenemos que transmitir debe ser lo más sencillo posible.

2. Las ideas principales al principio del discurso. La gente cuando escucha un discurso suele desconectar a los 40 segundos. Por tanto, los primeros mensajes que se lanzan al principio del discurso deben ser los principales. Buscamos captar la atención de nuestro público por tanto debemos utilizar frases cortas y un lenguaje sencillo.

3. Practicar. Para evitar los nervios y el miedo escénico lo mejor es practicar varias veces el discurso para estar seguro de lo que vamos a decir a la hora de hablar en público. En este caso, la habilidad se forja con la práctica. No existe maestro que primero no fuera aprendiz. Aprovechar incluso una reunión de amigos puede servir para practicar a hablar en público.

4. No aprendas el discurso entero, solo ideas. Si lo que vas a hacer es hablar en público, lo último que recomendamos es aprenderse el discurso de memoria. En el momento en el que se te olvide una frase, todo tu discurso se va a tumbar y te vas a perder y bloquear. Al hablar en público, lo más eficaz es tener tres ideas claras sobre las base de nuestro discurso y luego desarrollarlas sobre el conocimiento que tenemos sobre ellas.

5. Ser breve. Un discurso de más de 15 minutos lo único que va a asegurar es perder la atención del público. Busca la síntesis a la hora de hablar en público Éxito al hablar en públicoporque el objetivo principal de cualquier discurso es persuadir y para ello necesitas la atención del público. Un exceso de duración del discurso lo que conseguirá es aburrir y que olviden el mensaje principal que buscas transmitir.

6. Estar convencido de lo que vas a decir. Si tú mismo no estás convencido del mensaje que vas a dar, la gente que te escuchará hablar en público tendrá la misma convicción que tú sobre el mensaje. Es de vital importancia creer en lo que estás diciendo y estar implicado en ese proyecto. De esa forma el discurso fluye de manera natural y el mensaje llega a persuadir a la personas que te están escuchando.

7. Hacerse con el poder de la situación. Una vez nos ponemos de cara a nuestra audiencia para hablar en público, se establece un vínculo entre el público y el que expone. Sonríe y agradece a la persona que te ha presentado. No empieces hasta que todo el mundo te esté observando porque si no captas su atención desde el principio pierden el hilo del discurso. Es necesario establecer un contacto visual, para ello lo mejor es escoger tres caras amigables de alguien que se encuentre en la derecha, en el centro y en la izquierda.

8. Intentar vencer los nervios. Hablar en público es incómodo para la mayoría de personas. Políticos, actores, profesores… de alguna manera u otra sienten nervios al hablar en público. Es normal sentir nerviosismo a la hora de enfrentarnos a una situación desconocida. Una manera de relajarnos puede ser tener algo en la mano, algo pequeño como un clip que podamos moldear. Esto nos ayuda a focalizar todos nuestros nervios a ese clip y que en nuestra mente solo quede el discurso que queramos dar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>