Cómo varían los complementos salariales

 

Hay diferentes puestos de trabajo que implican pluses sobre el salario base. Pero, ¿de qué depende esto?, ¿cómo se aplican? En Jobandtalent queremos contarte en qué consisten los añadidos en el salario.

En muchas ocasiones el sueldo que percibe un trabajador, está compuesto de dos elementos; por un lado un salario base fijado por el convenio colectivo en el que se encuentre la actividad de la empresa. Y por otro lado, por los complementos salariales, de ahí las diferencias de salario entre trabajadores con la misma categoría profesional en el mismo sector, o incluso en la misma empresa.

¿En función de qué varían estos complementos?

  1. Personales: estos van a variar en función  de las condiciones del trabajador. Aquí se tienen en cuenta factores como la antigüedad en la empresa o la formación del trabajador. La función de este tipo de complementos salariales es la de incentivar la permanencia del trabajador en la empresa; para así amortizar los gastos en formación del profesional.
  2. Por el puesto de trabajo: los complementos salariales de este tipo están vinculados a las condiciones especiales del puesto de trabajo. Por ejemplo los trabajos que implican cierta peligrosidad, trabajos nocturnos o trabajos con mayor responsabilidad. Su prestación depende de la libre voluntad de las partes.
  3. Por la calidad del trabajo: son los incentivos derivados del rendimiento de los trabajadores, o en función del cumplimiento de los objetivos establecidos previamente.
  4. De vencimiento periódico superior al mes: este concepto se refiere tanto a las pagas extras, como a las participaciones en los beneficios de la empresa.
  5. En especie: son los bienes distintos al dinero que percibe el trabajador por parte de la empresa, como por ejemplo un coche.

Además, también existen una serie de percepciones extrasalariales que recibe el trabajador como consecuencia de la relación del trabajo; sin embargo éstas no remuneran el trabajo realizado. Hablamos de percepciones que normalmente están recogidas en el convenio del trabajador y que pueden hacer frente a:

  1. Indemnizaciones por gastos relacionados con el trabajo: desgaste de herramientas, prendas de trabajo, gastos de desplazamientos, dietas de viaje…
  2. Indemnización por fallecimiento del trabajador.
  3. Indemnización por traslado: la empresa se encargará de los gastos de desplazamiento; y en el caso de que el trabajador no acepte el traslado y opte por la rescisión del contrato, la empresa tendrá que hacer frente a una indemnización de 20 días de salario por año trabajado.
  4.  Indemnización por modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo que pueden darse en cuanto a la jornada laboral, horario, régimen de trabajo a turnos…
  5. Percepciones por matrimonio si el empresario así lo decide.
  6. Indemnización por despido.

Busca en Jobandtalent las ofertas de empleo que más encajen con tus necesidades profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>