¿Cómo negociar tu salario?

blog_caligrafia
 

Tema tabú para muchos y causante de nerviosismo y sudoración para otros: ¿cómo negociar tu salario?

 

Tranquilo, en jobandtalent te damos una serie de  “tips” para que prepares ese gran momento y sepas como reaccionar ante cualquier imprevisto o pregunta incómoda que pueda aparecer.

Wn21-19

1 Preparados

 

Para empezar, tenemos que hacer un buen informe de campo y saber desde cual es la situación actual del sector en la que nos encontramos así como cuales son los sueldos para la posición en la que estamos y súper importante, los de la competencia.

 

Otro punto a favor es informarse de si la posición en la que actualmente trabajamos, tiene demanda de posibles candidatos (no vaya a ser que llamen al siguiente).

A la hora de negociar tu salario y condiciones laborales, es fundamental tener claro los valores añadidos que podemos aportar más allá de la formación y de la experiencia: habilidades comunicativas, trabajo en equipo, iniciativa…

 

Al igual que en el campo de batalla, tenemos que dedicar tiempo a planear una estrategia de ataque. Tenemos que investigar a nuestro contrincante (que no suene feo) e intentar llevar la mayor parte del tiempo la voz cantante en la reunión.

 

Establecer unos objetivos claros y reales y saber hasta donde puedes llegar a la hora de negociar tu salario.

 

Si por ejemplo, tienes varias ofertas de empleo donde están interesados en ti, compáralas. Si tienes otra oferta de trabajo, esta es una buena forma de negociar el salario.

 

Compara las dos ofertas entre sí para hacer que incrementen el salario y/o los términos. Sin dar números exactos, puedes decirle a una compañía que tienes otra oferta de trabajo que te ofrece aproximadamente X cantidad más y que eso te está haciendo considerar la otra compañía a pesar de que en realidad te gusta más su oportunidad de trabajo.

 

 

2 Listos

 

¿Preparados? Nos sentamos con la persona con la que vamos a realizar esta pequeña reunión para negociar tu salario. Yo no voy a estar, pero creo que por ahora lo llevas todo bien preparado.

 

Conviene no ser descortés ni sumiso, término medio. Te aconsejo que vayas apuntando las variables que surjan y que posteriormente sean objeto de discusión o pregunta.

 

 

Te puedes encontrar con puntos que no serán negociables bajo ningún concepto, como por ejemplo tema de horario. OK, lo entiendo, pero… ¿Y si pides días extras de vacaciones? Es una opción.

 

No te olvides de que también existe el sueldo en especie, es decir, tickets de comida, vacaciones… Solemos enfocarnos solo en lo que a dinero en efectivo se refiere y nos olvidamos de estos pequeños “placeres de la vida”.

 

3 YA!

 

En muchas ocasiones, el tema del sueldo no llega a ser objeto de negociación, sino que el entrevistador se limita a introducir el tema, sin previo aviso, a través de la pregunta fatídica: ¿Cuáles son sus aspiraciones salariales?

 

Hay que intentar ser cautos y que sea la otra persona la primera en dar una cifra, esto te dará una ventaja muy grande a la hora de negociar tu salario.

“Calma, calma” (a lo CR7). Es muy probable que al negociar tu salario no obtengas la cantidad exacta de dinero que deseas. Normalmente conseguirás un compromiso de la empresa. El truco está en tener claro cuánto estás dispuesto a ganar y que harás si no te ofrecen un sueldo que consideres aceptable.

 

Recuerda, tu nuevo salario no puede ser tan alto como desees, pero podría haber otras ventajas, un vehículo de  empresa, seguro médico gratuito etc.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>