¿Por qué es tan importante la cultura corporativa en una empresa?

¿Quieres presentarte como el candidato ideal para ese puesto de trabajo que tanto deseas?

 

Conocer la mayor parte de aspectos de la empresa a la que apliques es fundamental para preparar bien la entrevista con el departamento de Recursos humanos. Desde jobandtalent te explicamos en qué consiste la cultura corporativa de una empresa, cómo puedes diferenciarla y por qué es tan importante conocerla si aspiras a ser su futuro trabajador.

 

Aspectos fundamentales en una empresa

 

  • Misión corporativa

 

Pretende definir e identificar cuál será la actividad principal de la empresa y sus productos o servicios. En la misión corporativa se describe la necesidad que pretende cubrir la empresa y el mercado y sector en dónde se desarrollará su actividad profesional.

 

  • Visión corporativa

 

También conocida como filosofía corporativa, aquí se detallan todas las metas, objetivos y propósitos de una empresa. Deberán de ser realistas y tener una estructura y definición claras.

 

  • Cultura corporativa

 

Para toda empresa en importante tener una cultura corporativa fuerte, ya que eso implica tener trabajadores comprometidos y concienciados por una causa común: cumplir los objetivos establecidos por la corporación. La cultura corporativa engloba todos los hábitos, costumbres, creencias y valores que caracteriza a un determinado grupo de trabajadores, pertenecientes a una empresa.

 

Factores que influyen en la cultura corporativa

 

La identidad corporativa

 

  • Historia de la empresa

 

 Está relacionada directamente con la historia de su creador o de la evolución de sus productos o participación en la historia. También tienen un papel importante sus anteriores empleados, así como los logros alcanzados a lo largo de su evolución en el tiempo.

 

  • Estructura y organización interna

 

Es un factor clave a la hora de expresar y definir la cultura corporativa. El diseño y la organización corporativos, así como las políticas, filosofía, y el desarrollo de la toma de decisiones internas es fundamental para comprender el cultura y el funcionamiento de una empresa. Nos encontraremos con empresas muy rígidas, por ejemplo a la hora de vestir o tratar con los puestos elevados de la corporación, y otras más flexibles, desenfadadas y en la que los trabajadores tienen menos diferencias jerárquicas. Es importante tener en cuenta que de las disposiciones físicas dependen la forma de trabajo de la plantilla.

 

El sistema de valores corporativos

 

  • Relaciones jerárquicas

 

La dirección de los empleados, la designación de los puestos, la organización de trabajo, y los mecanismos de influencia y control te darán muchas pistas acerca de a qué tipo de empresa estás aspirando. Por ejemplo, podrás encontrar empresas en las que es sencillo ir progresando y subiendo niveles profesionales y otras en las que, la división de poder está más definida y es muy complicado acceder a los puestos más elevados.

 

  • Configuración de la corporación

 

Otro de los aspectos que debes de conocer es la comunicación interna: tanto entre los compañeros, como la relación con los directivos. Descubre el código de vestimenta, los incentivos, y el clima interno de la oficina. Ten en cuenta que son cosas muy importantes para descubrir si tu forma de trabajo y tu perfil encaja con ese tipo de corporación, ya que para tener un buen rendimiento y poder ir creciendo de forma profesional es importante sentirse cómodo en el entorno.

 

La unidad estratégica corporativa

 

  • Disposición espacial y geográfica de la empresa:

 

Es decir, si la empresa cuenta con varias oficinas, fábricas, etc. Su ámbito de actuación: hay empresas nacionales y multinacionales. Y también si cuenta con posibilidad de trabajo desde casa, a distancia, o si sus trabajadores a menudo realizan viajes y desplazamientos por motivos de empresa.

 

  • Imagen percibida y proyección social de la corporación

 

En cualquier empresa es muy importante la visión que los clientes y la sociedad tiene de ella. Esta imagen externa forma también parte de la cultura corporativa y su creación va ligada a la proyección social, proyectos, colaboraciones, política de patrocinios, implicación en causas ecológicas o humanitarias, etc.

También influye la forma en que trata a los clientes, o cómo se relaciona con la competencia. Conocer todos estos comportamientos te ayudará a crearte una imagen fiable y real de la empresa.

 

Cómo gestionar la cultura corporativa

 

Es importante que se desarrolle una estrategia detallada y bien definida para gestionar la cultura de una corporación. Por otro lado, también es fundamental hacer llegar esta cultura a todos los trabajadores de la empresa, para conseguir que su implantación se haga de forma práctica y sea eficaz.

 

Es importante considerar que la cultura corporativa debe mantenerse en el tiempo y no se modifica en función de las modas o los cambios en la dirección. Y en caso de realizar cambios, estos serán matizaciones concretas, acordadas con toda la empresa y que impulsen algún tipo de mejora importante.

 

La gestión es por tanto tarea de toda la plantilla de trabajadores y no de un departamento determinado. Es importante conseguir que la plantilla se sienta importante e implicada en los proyectos de la empresa, para conseguir un buen rendimiento y unos buenos resultados.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.