Cómo se valora la experiencia profesional

¿Estás buscando trabajo de forma activa?  ¿Acabas de finalizar tus estudios universitarios y no sabes qué hacer llegado a este momento? Hoy queremos contarte en qué medida y de qué manera los departamentos de Recursos Humanos de las empresas valoran la formación y la experiencia profesional en el momento de contratar a un nuevo trabajador.

 

Para ello, analizamos los diferentes casos que pueden ocurrir en tu currículum. Ya que, por supuesto, lo más recomendable es tener ambas cosas, aunque en algunos casos, no es necesario tener un currículum académico brillante para lograr un gran éxito en tu profesión. Las empresas coinciden en que lo más importante es la actitud del trabajador: permanecer receptivos nos hace ser mejores cada vez y aprender tanto de los errores, como de los otros profesionales que nos rodean.

 

Un currículum con mucha formación y poca experiencia

 

Tener una formación muy sólida, pero no contar con apenas experiencia profesional es lo que suele encontrarse en los currículum de muchos recién titulados universitarios españoles.

 

Son muchas las universidades que no tienen un programa de prácticas que funcione, y las empresas reciben currículum de jóvenes muy cualificados, pero a los que les hace falta más aplicación de los conocimientos teóricos.

 

  • Los puntos fuertes de estos currículum

 

Los jóvenes, aunque tengan  menos experiencia profesional, son unos profesionales con grandes conocimientos teóricos y sobre todo muchas ganas de trabajar, entusiasmo y buena ideas. Apostar con ellos es arriesgado, pero  también supone muchos beneficios, el talento del futuro depende de los jóvenes, y las empresas son conscientes de que deben de empezar a incorporarlos en sus plantillas.

 

Los trabajadores junior son incorporados por lo general con un salario algo menor al resto de la plantilla, pero a cambio reciben formación. Y la otra alternativa que ofrecen las empresas y algunos programas específicos para impulsar la trayectoria de los jóvenes sin o con poca experiencia, son las prácticas profesionales, es decir, trabajar como becario.

 

Por otro lado, las empresas son conscientes de que la habilidad fundamental en un trabajador es la motivación, ya que sin ella, por muchas competencias que se tengan en el currículum, es imposible obtener un buen rendimiento y ser cada vez mejor en la tarea a desarrollar.

 

  • Las debilidades de estos currículum

 

Las empresas son conscientes de que los jóvenes sienten menos compromiso con la empresa y son más propensos a cambiar de trabajo, de residencia, o simplemente de buscar nuevos retos.  Esto puede suponer importantes pérdidas para una compañía, ya que invierte recursos en formar a un profesional, para que, en poco tiempo este decida cambiar de empresa.

 

Por contra, los profesionales con más experiencia suelen buscar puestos de trabajo más estables, conocen aquello que se les da mejor y a lo que quieren dedicarse, por los que las empresas saben que se aseguran un fichaje por mucho más tiempo.

 

Un currículum con poca formación y mucha experiencia profesional

 

La experiencia profesional suele tener un papel fundamental a la hora de decantarse por una u otra candidatura en una selección de personal. El hecho de contar con una trayectoria profesional en diferentes empresas, y haber desarrollado funciones interrelacionadas, es la mejor prueba de demostrar tus habilidades de trabajo en el sector.

 

  • Los puntos fuertes

 

No cabe duda que lo fundamental es tener experiencia y conocer lo mejor posible el sector al que te quieres dedicar, sin embargo, las empresas sí suelen valorar una formación básica para sus empleados, por ejemplo, en muchos puestos de trabajos se exigen que los profesionales sean licenciados/graduados/ o técnicos superior, aunque esta titulación no corresponda exactamente con la función que se desempeñará en la empresa, pero sí se contará con gran experiencia previa en el sector.

 

Por otro lado, la experiencia en el extranjero es también muy valorada por las empresas, ya que demuestra que el candidato no tiene miedo al riesgo ni a salir de su zona de confort para enfrentarse a nuevos retos profesionales que enriquezcan tanto su currículum, como su formación.

 

  • Las debilidades

 

Los conocimientos teóricos son también muy necesarios para comprender la práctica y poder tener más habilidades en la resolución de cualquier conflicto que pueda presentarse. Por otro lado, es cierto que la formación, en cierto modo, puede irse adquiriendo con experiencia, pero ello supone invertir una gran cantidad de tiempo, por lo que frenará la trayectoria y el ascenso del profesional.

 

Las habilidades profesionales más valoradas por las empresas

 

En la actualidad, esta es la lista de habilidades de experiencia profesional que más suelen valorar los headhunters de la mayoría de las empresas a la hora de contratar a un candidato:

 

  • Trabajo en equipo
  • Liderazgo
  • Buena organización
  • Capacidades comunicativas
  • Resolución de problemas
  • Comunicación eficaz
  • Análisis y procesamiento de información
  • Competencias relacionadas con el ámbito digital: Big Data, SEO/SEM, manejo del paquete Windows Office, HTLM, Java, y WordPress.
  • Programas relacionados con la edición y retoque de las fotos

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.