5 cosas que debes saber antes de pedir un ascenso

Te sientes nervioso porque no sabes cómo decírselo. La propuesta no es sencilla y la respuesta puede marcarte. No estamos hablando de una propuesta de matrimonio… sino de la posibilidad de pedir un ascenso. La forma en la que lo plantearás y cómo lo dirás puede ser significativo para obtener la respuesta que estás esperando. Antes de pedir un ascenso, deténte a leer lo que te vengo a decir aquí.

 

El mes de julio es uno de los mejores meses para pedir un ascenso según los estudios de Glassdoor. Esto se debe a que la carga de trabajo es menor que el resto del año, estamos de mejor humor porque las vacaciones están a la vuelta de la esquina y porque ya has cumplido los objetivos del primer semestre del año. Con esos objetivos en la mano y según haya sido tu desempeño en el trabajo, puedes pedir un asenso de una forma u otra.

 

Lo que debes saber antes de pedir un ascenso

 

1# Muestra a tu jefe las razones por las que mereces un ascenso

 

Tengamos algo en cuenta: no todo el mundo está en condiciones de pedir un ascenso. Los ascensos son meritorios y deben estar avalados por el trabajo profesional y meticuloso. No se regalan. Con ello, si llevas un mes en la empresa, no te puedes permitir el lujo de pedir tan pronto el ascensor. Para pedir un ascenso debes haber mostrado tu buen trabajo durante al menos 6 meses. Es el periodo mínimo en el que se puede ver cómo es la forma de trabajar de alguien. Haz un seguimiento de cuál ha sido tu trabajo durante el tiempo en el que has trabajado en la empresa y en qué porcentaje ha repercutido a los objetivos de la empresa.

 

2# Muestra que conoces lo que podrías aportar al mercado

 

Antes de pedir un ascenso, asegúrate de que puedes aportar algo más de lo que estás haciendo en la empresa. Ese plus que vas a dar de más en tu trabajo debe ser notable tanto para el departamento como para la empresa. De esta forma, será tenido en cuenta tu ascenso como una mejora para la compañía y no exclusivamente una mejora profesional para ti. Con ello, verás que no solo debes pensar en un beneficio propio a la hora de pedir un ascenso sino que debes pensar en global.

 

3# Ten en cuenta las condiciones de la compañía

 

Además de saber cuándo estás en disposición de pedir un ascenso, ten en cuenta en qué estado está la compañía. Por ejemplo, si la empresa está en pérdidas o en un proceso de ERE, queda claro que no es el mejor momento para pedir un ascenso. En cambio, julio, un mes en el que se ha hecho el balance semestral y se han cumplido los objetivos, es un buen momento para pedir un ascenso a tu jefe. Aprovecha el buen ambiente que se ha creado conociendo las buenas cifras de la compañías para poder hablar sobre un posible ascenso para ti dentro de la empresa.

 

4# Deja de lado las emociones

 

«Business is Business» los ascensos no deben estar basados en emociones, sino en razones. Sí, un ascenso implica tener una mayor disponibilidad de dinero ya que tu cartera va a estar más llena y vas a estar más contento con tu trabajo, pero ésa no debe ser la máxima de tu propuesta. No alegues motivos personales a la hora de pedir el ascenso sino que deberás basarte en motivos racionales como una mejora general del departamento para determinados proyectos. Volvemos a recalcar la importanciaa de que no solo debes pensar en ti, sino que debes pensar en tu empresa.

 

5# Plan B si el jefe te dice que no

 

Aunque te has creado un gran discurso con el que convencer a tu jefe de que mereces el ascenso, elegido el momento perfecto y presentado el caso de manera objetiva, tu jefe ha dicho que no. Deberás estar preparado tanto para una buena respuesta como para la mala. No te avergüences porque tu jefe entenderá que quieras mejorar profesionalmente y no lo verá con malos ojos, sino que lo verá como una ambición de mejorar en tu carrera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.