¿Los robots te quitarán el trabajo?

Unos piensan que las máquinas son nuestras amigas, y para otras personas representan a su peor enemigo. La tecnología no para de avanzar y, parece ser, que en muchos casos un robot es capaz de hacer mejor el trabajo de un humano.

 

Estamos viviendo un proceso parecido en la Revolución Industrial del siglo XIX pero en versión 3.0. La tecnología está suponiendo un cambio drástico dentro de las industrias. Un ejemplo claro lo encontramos en empresas como Foxcomm que está invirtiendo cantidades ingentes de dinero para crear maquinaria que sea capaz de hacer el trabajo del 80% de su plantilla.

 

Otro ejemplo lo vemos en una compañía china que ya ha sustituido al 60% de su plantilla por robots y ha supuesto triplicar el volumen de producción mensual…

 

Con todos estos datos en la mano…

 

¿Puede un robot quitarnos el trabajo?

 

Recientes investigaciones de economistas, apuntan a que el impacto de la robótica en el trabajo a corto plazo será negativo, pero que a largo plazo los robots crearán nuevas profesiones y startups.

 

Según Brynjolflofsson y Mcfee de la escuela de tecnología de Massachusets, la creación de robots para el trabajo ha tenido un impacto muy relevante en el terreno industrial, suponiendo la destrucción de miles de puestos de trabajo en los últimos 15 años. Con ello, también advierten que la incoporación de robots a nuevos terrenos fuera del ámbito industrial como el Derecho, Servicios Financieros o Educación, va suponer un aumento de la destrucción de empleo.

 

Otro estudio del banco ING.DiBA indica que en las próximas dos décadas los robots se habrán hecho con 18 millones de puestos de trabajo en Alemania, lo que supone 18 millones de personas que no podrán ejercer su profesión ya que existe un robot que lo hace mejor que él, cuesta menos dinero y no supone nada de conflictividad laboral.

 

Un equipo de investigación de la Universidad de Oxford ha estudiado un total de 702 empleos y los ha clasificado según sean más o menos susceptibles de ser realizados por máquinas. Cada uno de esos trabajos recibe un porcentaje: cuanto mayor es ese dato, más probabilidades existen de que se vea afectado por esa próxima revolución. Según vemos, los médicos serían los que estarían más a salvo.

 

En cambio, otros oficios con funciones bien compartimentadas y que no requieren de demasiada cualificación estarían más que en la cuerda floja. Según este estudio de la Universidad de Oxford, los camareros tendrían un 96,3% de papeletas para ser sustituidos, aunque la palma se la llevan los operarios de fábrica, con un 98%. Tampoco salen bien parados los bibliotecarios (64%).

 

Los sectores en los que más amenaza provocan los robots en el trabajo son aquellos relacionados con la industria con cadenas de producción y aquellos relacionados con el bienestar social.

 

Por otro lado, un estudio llamado «The future of employment: How susceptible are jobs to computerisation?» ha realizado una calculadora que te dice las posibilidades que existen de que un robot ocupe tu puesto de trabajo en los próximos años. En esta calculadora y este estudio, podemos observar que los puestos de trabajo con más peligro de ser ocupados por robots son los de teleoperador, funcionario de ventanilla, camareros ( aquellos que se realizan a través de máquinas de vending)

 

Y por el contrario, aquellos que corren menos peligro de ser ocupados por robots son aquellos que deben tener un trato personalizado constante, negociación o creatividad.

 

¿Cómo combatir contra estos robots?

 

Lo que declaran todos estos estudios es que, la robótica afectará, sobre todo, a aquellos puestos de trabajo en los que se exige una menor cualificación y pueden llegar a ser automatizados. Lo que declara el economista Tyler Cowen es que la robótica puede llegar a suplantar a aquellos puestos de trabajo de clase media, pero sin embargo, aquellos puestos de clase alta o mayor cualificación no están bajo la amenaza de los robots en el trabajo.

 

Esto va a suponer una necesidad de que la población deba estar mejor preparada en un futuro para poder tener un puesto de trabajo. Es decir, la robótica puede llegar a permitir una cierta obligación sobre la población a formarse para poder encontrar trabajo, ya que los puestos de trabajo de menor cualificación pueden estar ocupados por los robots.

 

Aunque muchos científicos aseguran que están creando una tecnología inteligente y con capacidad de ser creativa y original, la realidad es que hay cosas que solo un humano puede hacer.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.