Las razones por las que ha subido el paro en agosto

Parece ser que se termina el verano y empiezan a llegar las malas noticias. Con el cercano final de la temporada estival, los contratos que se firmaron para cubrir este periodo terminan, y con ello el paro aumenta. Con el cierre de agosto, el paro ha aumentado en 21.679 personas. Con esta cifra, el paro actualmente se sitúa en 4.067.955 desempleados.

 

¿A qué se debe este incremento? tras seis meses en los que la curva del desempleo ha girado en positivo, agosto ha sido el mes que ha frenado esas buenas cifras. Esto, en gran parte, se debe a la estacionalidad. Tras las campañas de rebajas, semana santa y verano, en las que se crearon muchos contratos temporales con una duración de entre 3 y 6 meses, esos contratos han llegado a su fin tras haber cubierto la campaña más fuerte del año.

 

Tradicionalmente, agosto siempre ha sido un mal mes para lo que el empleo concierne. La mayoría de contratos que se han cerrados son temporales y las empresas que tratan de buscar nuevo talento cierran sus procesos de selección hasta septiembre. Con ellos, era de esperar las malas cifras que ha presentado este mes.

 

Pero, hay sectores que se benefician de la llegada de agosto, como es el de la agricultura. En breve comienzan las campañas de vendimia tanto dentro como fuera del país y los empresarios agricultores necesitan de mano de obra que puedan asumir el trabajo de la temporada de recogida. Esta contratación se ha visto en el aumento de 64.700 personas contratadas en este sector.

 

El 93% de los contratos firmados eran temporales

 

Esta es la gran razón del aumento del paro: la contratación temporal. Esta además fue una de las advertencias que hizo la Unión Europea al Ejecutivo español: la necesidad de crear políticas que incentiven la contratación indefinida en lugar de la firma de contratos temporales. 1,1 millones de contratos firmados a lo largo de 2015 han sido contratos temporales, mientras que los contratos de carácter indefinido han sido 7.335 contratos.

 

Esto afecta de forma negativa al clima laboral ya que muchos españoles no realizan una búsqueda activa de empleo sabiendo que le que conseguirán será un contrato temporal y en muchos de los casos mal pagado. Por tanto, las advertencias de la Unión Europea no son en balde y la necesidad de ejecutar políticas de empleabilidad se hace más evidente.

 

En términos desestacionalizados, el paro registrado ha bajado en 5.723 personas, Sin efecto del calendario, el empleo también ha retrocedido considerablemente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.