10 tipos de jefes que odiarás

En algún momento de nuestra carrera profesional, hemos odiado a alguno de nuestros jefes. Muchos de ellos, parecen salidos de una película de miedo. Son de ese tipo de jefes que te quitan las ganas de vivir y de trabajar y de esos de los que te pones a temblar en cuanto ves un email suyo.

 

En jobandtalent te vamos a presentar a esos jefes que odiarás y cómo debes actuar para pasar el mal trago lo mejor posible.

 

1# El perfeccionista

 

Para los jefes perfeccionistas, ellos tienen la razón absoluta de todo. Todo lo que haces estará mal y solo te hablará cuando la cagues en lugar de decir lo que haces bien. Piensan que las cosas solo se pueden hacer de una forma: la suya. Si quieres sobrevivir a este jefe, haz oídos sordos y contesta: Sí, mi amo. Así todo irá bien y te evitarás muchos dolores de cabeza que tendrás si empiezas a discutir con él.

 

2# El colega

 

Este es de los peores jefes. De primeras todo será buen rollo y todo bien. Te explicará lo que debes hacer y cómo lo debes hacer para que todo vaya sobre ruedas. Lo malo será cuando la líes en algo: te caerá la bronca de tu vida. Esa bronca que no te esperabas.

 

3# El charlatán

 

Cuando estás trabajando necesitas tiempo y concentración. Si eres de los que necesita aprovechar bien su tiempo, huye del jefe charlatán. Es ese tipo de personas que te dará la «chapa» de tu vida. Lo que se puede explicar en 2 minutos, él lo hará en 2 horas. Te lo explicará, lo re-explicará, te dibujará un croquis… todo para dejártelo bien claro. Eso sí, después de haber estado 2 horas explicándote lo que debes hacer, luego esperará que en 10 minutos tengas listo el trabajo de 3 días.

 

4# El malvado

 

Esos jefes a los que les encanta difundir el miedo en el equipo. Este tipo de jefes son los de la vieja escuela en la que pensaban que el miedo es el mejor factor para que el equipo sea productivo y trabaje rápido. Debemos decir que es todo lo contrario. Este tipo de jefes en lugar de provocar respeto lo que provocan es el rechazo de su equipo.

 

5# El explotador

 

24/7. Esa es la filosofía del jefe explotador. Estos jefes son adictos al trabajo, por lo que esperan de ti que tu también lo seas. ¿Vida social? ¿qué clase de lujo es ese?. La vida personal no es un factor a tener en cuenta en los trabajadores de los explotadores. Da igual que sea fin de semana que las 5 de la mañana, si él piensa que te debe llamar, te llamará. Le encanta el estrés y no le preocupa ni la salud ni el equilibrio entre la vida profesional y la personal. Buena suerte…

 

6# El bipolar

 

Buen humor, bronca, colega, te odio… los jefes bipolares son difíciles de pillar. No sabes cogerles el punto para que siempre estén de buen humor contigo. Te puede echar la bronca de tu vida, que a los 2 minutos te dirá que te quiere y qué bueno eres. Muestran al rojo vivo sus sentimientos y esperan lo mejor de ti. Es habitual que este tipo de jefes estén bajo mucha presión bien sea porque la empresa es suya o porque se jefe le mete más presión. Tómatelo con calma y respira.

 

7# El invisible

 

Es ese tipo de jefes que saca de quicio a cualquiera. Te manda un proyecto y te surge alguna duda. Le mandas un correo y la única respuesta que hay es: cri cri, cri cri… los grillos se pronuncian más que él. Están encerrados en su propia burbuja y para lo único que se comunicarán contigo es para mandarte nuevos proyectos. Esa es la única relación que mantendrás con él. Son un obstáculo para tu aprendizaje y no sabrás si haces las cosas bien o mal.

 

8# El confiado

 

Vale que confíes en tu equipo, pero tampoco hay que pasarse. Al fina y al cabo, él debe liderar el proyecto del equipo. Tan mala es la falta de confianza en el equipo como el exceso de la misma. El jefe confiado nunca hace nada y espera que cualquier problema lo solucione su equipo. Eso sí, cuando algo salga mal, la culpa será tuya y no de él.

 

9# El indeciso

 

Después de una larga reunión en la que habéis decidido encauzar un proyecto de una forma, te sentarás en tu mesa y tendrás un correo electrónico. La primera frase siempre empieza por «he pensado que…». La reunión solo ha servido para perder tiempo porque al final ha cambiado de decisión. Con los jefes indecisos la pérdida de tiempo y los cambios de rumbo en tu trabajo estarán aseguradas.

 

10# Favorito

 

Igual que en el colegio, habrá jefes que van a demostrar su predilección por unos trabajadores que por otros, bien sea por su buen trabajo o porque le cae mejor. Ante todo, en el trabajo todos somos iguales y debemos ser tratados con ecuanimidad. A sus favoritos les dará los mejores proyectos y los mayores aplausos mientras que a los demás no les hará ni caso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.