Cómo redactar un currículum sin experiencia profesional

Acaban de publicar una oferta para el trabajo de tus sueños. Nada en este mundo te gustaría más que conseguir ese trabajo. Pero hay un pequeño problema: no tienes ninguna experiencia profesional. Sigues estudiando la carrera o tu curso de formación y ni siquiera has hecho prácticas. No te preocupes, porque todavía te queda un as en la manda para poder encontrar ese trabajo para el que te estás preparando. 

 

En jobantalent tenemos la respuesta que necesitas. Hoy en día, muchas empresas contratan recién graduados o estudiantes sin experiencia profesional para empezar a formarles desde jóvenes en su propia compañía. Así, el nuevo empleado lo aprenderá todo desde el principio y no tendrá malos hábitos ni manías adquiridas en anteriores empresas. Así que siéntete orgulloso de tu juventud y nula experiencia profesional.

 

¿Cómo sacar ventaja a un currículum sin experiencia profesional?

 

Empieza destacando tus habilidades

 

La mayoría de los currículum empiezan con la experiencia profesional seguida de los estudios (o estudios, seguidos de la experiencia profesional). Pero cuando tienes que redactar un currículum sin experiencia esto se convierte en un problema. Así que, en vez de empezar a poner cosas sin sentido y que lo único que van a hacer es confundir al que tiene que contratarte: empieza destacando tus habilidades.

 

Y no vale el: “es que yo no sé hacer nada, no tengo ninguna habilidad”. Tiene que haber alguna razón por la que pienses que tú podrías hacer ese trabajo. Piensa en habilidades que hayas desarrollado durante la carrera o en el colegio, en experiencias que hayas tenido (no tienen porque ser profesionales). En cualquier caso:

 

  • Si sigues cursando tus estudios: intenta agrupar todas sus habilidades en un resumen al principio de tu CV.

  • Si ya has terminado: incluye tu sección de habilidades justo debajo de la formación académica

 

Crea una sección para proyectos y trabajos académicos

 

Sí de algo se pueden aprovechar los estudiantes en su currículum sin experiencia es de incluir sus logros académicos.Tanto los trabajos académicos como los proyectos que se han hecho paralelamente en tus estudios deben ser incluidos. Sobre todo, en un currículum sin experiencia.

 

Asumir que solo se incluyen  las experiencias remuneradas y laborales en el currículum es un error. En un currículum sin experiencia es importante incluir estos datos. Piensa en experiencias que hayas tenido que te puedan ayudar a lograr tus intereses profesionales o que en su momento te ayudaron a lograr tus objetivos académicos.

 

La forma de incluir esto en tu currículum es creando una sección de “Proyectos”. En ella habla de tus proyectos de la misma manera que si lo hicieras de tu experiencia laboral, incluyendo el nombre y la fecha y a continuación una breve explicación describiendo qué hiciste y qué te ayudó a lograr.

 

Explícalo de tal forma, que el que está leyendo tu currículum entienda que estas también son experiencias relevantes que deben ser consideradas a la hora de evaluarte y considerar tu candidatura para el puesto en el que estás interesado.

 

Incluye una carta de presentación entusiasta y específica

 

Esto no se considera parte del currículum, pero todos los profesionales de Recursos Humanos recomiendan incluir una buena carta de presentación cuando envías un currículum. Y esto se vuelve más importante cuando lo que envías es un currículum sin experiencia profesional.

 

Ryan Kahn el fundador de “The Hired Group”, explica lo siguiente:

 

“Encuentra una manera de conectar tus pasiones y experiencias de la vida con la empresa en la que quieres trabajar, a continuación, explica cómo se traduciría eso en tu trabajo una vez que te hayan contratado. Te darás cuenta se que ese es el vínculo que están buscando los trabajadores de los recién graduados”

 

La carta de motivación es una oportunidad perfecta para ti de conectar los puntos entre las necesidades de la compañía y las habilidades que tú has desarrollado. Aquí tienes que ser muy específico. Quieres conseguir que, cuando acaben de leer la carta los que tienen que contratarte, entiendan por qué es una buena idea contratarte y por qué eres la persona ideal para el puesto, a pesar de tu escasa experiencia.

 

Entrar en el mundo profesional requiere de una buena actitud y sobre todo un entusiasmo por aprender y afrontar nuevos retos. Pero recuerda, todos hemos tenido que empezar en algún sitio. Nadie nació con un currículum brillante y lleno de experiencia.

 

El truco para conseguir una entrada con éxito está en lo siguiente:

 

  • Ponte a pensar cuáles son esas habilidades relevantes que has ido adquiriendo a lo largo de los años que te convierten en la persona ideal para el puesto
  • Salte de las típicas «reglas»  que te están frenando a la hora de incluir experiencias y proyectos secundarios en tu currículum.
  • Añade a una impresionante carta de presentación
  • Y con esta combinación de factores, un poco de networking y un poco de suerte, pronto despertarás el interés de un Director de Recursos Humanos.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.