¿Cuánto me debería tocar en la Lotería Nacional para dejar de trabajar?

Colas interminables en las principales administraciones de lotería del país para comprar ese número de la suerte que hará que nos toque el Gordo de la Lotería Nacional. Ese preciado número que todos estamos buscando con números de la suerte, fechas de nacimiento o supersticiones varias. La realidad señores, es que todos los números están en el bombo, es cuestión de suerte. Pero, ¿podré dejar de trabajar si me toca la lotería nacional? en jobandtalent te hacemos números.

 

El día 22 todo el mundo tendrá puestos sus ojos en los niños de San Ildefonso para saber quiénes son los beneficiarios de la lluvia de millones de euros. La pregunta que todo el mundo se hace ahora es cuánto dinero toca por décimo si te toca el Gordo de la lotería nacional y cuánto dinero se va a llevar Hacienda.

 

Gordo de la Lotería Nacional: 4 millones de euros

 

Al oír la cifra de 4 millones de euros a todos se nos ponen los ojos con el símbolo de dólar como si estuviésemos viendo llover billetes del cielo. Pero si tienes solo un décimo de este preciado número tendrán un premio de 400.000 euros. No es para nada mala cifra, pero ¿suficiente como para jubilarse? hay quien pensará en tomarse un año sabático y otros como el dueño del bar del anuncio de la lotería que prefieran seguir con su negocio.

 

Empieza a restar…

 

Si pensábamos que podíamos vivir del Gordo de la lotería nacional, empecemos a bajar de la nube y vamos a restar. En primer lugar, aunque nos hayan tocado 400.000 euros por décimo, debemos tener en cuenta que hay que darle su parte a Hacienda. Desde 2013, las pocas loterías que estaban libres de impuestos tienen ahora un 20% de impuestos. Son porcentajes muy a tener en cuenta, ya que a la hora de hacer números debemos tenerlos en mente. Es decir, en realidad nos ha tocado con la lotería nacional 320.000 euros al décimo.

 

¿Cuánto nos vamos a gastar de golpe?

 

Otro asunto a considerar es cuánto dinero nos vamos a gastar de golpe. Es decir, si por ejemplo al recibir el premio amortizamos una hipoteca o nos compramos una vivienda mejor. Estos gastos son significativos y hay que tenerlos en cuenta pues reducen de golpe nuestro capital y con ello nuestras posibilidades de vivir sin trabajar.

 

El dinero debe generar ingresos

 

Ahora llegamos a otro concepto clave. Pretender vivir del dinero ingresado es muy arriesgado, ya que tenemos que tener muchos factores en cuenta. Por ejemplo nuestra esperanza de vida, la inflación (que devaluará nuestro capital)… lo mejor es intentar que el capital que nos ha quedado neto después de pagar impuestos y los gastos iniciales nos genere una renta suficiente al año para pagarnos un ritmo de vida como el que deseamos y nos cubra también esos gastos extra que antes teníamos cubiertos (Sanidad, básicamente). Esta renta debe ser también adecuada, aunque llevemos un estilo de vida agradable con el sueldo que tenemos es bastante complicado con varios millones en el banco seguir llevando el mismo ritmo. Los gastos tienden a dispararse.

Tenemos por tanto que ser realistas en la rentabilidad que vamos a poder sacar al dinero. Si invertimos en depósitos difícilmente vamos a superar en un punto porcentual la inflación, y por tanto el capital necesario para llegar a nuestro objetivo será muy alto. Si intentamos fondos de inversión de primer nivel podemos ser algo más ambiciosos.

Si intentamos simplemente tirar del capital necesitaremos mucho dinero para sobrevivir. Es decir, tendremos que fijar unos gastos anuales, cuántos años esperamos vivir (y quizá es mejor no usar la esperanza de vida sino el percentil 90 para estar seguros) y la inflación esperada. Son demasiadas variables, es mejor depender de la rentabilidad y también tener en cuenta que si la rentabilidad no es la esperada siempre tenemos el colchón del capital para tirar.

 

En total…

 

Por tanto necesitaría recibir aproximadamente 3,2 millones de euros de premio para llevar el ritmo de vida que queremos. Por supuesto esta cantidad es mucho menor si quisiera tener un ritmo de vida menor o si no quiere comprarse un chalet, es cuestión de hacer números.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.