Profesionales por el Mundo: María Llorente nos muestra cómo trabajar en Múnich

Para los amantes de la cerveza, os voy a aconsejar un destino o más bien nos lo va a contar María Llorente, nuestra nueva aventurera de la sección “Profesionales por el mundo”. Esta de moda hablar de salir al extranjero, así que vamos a probar suerte en Múnich para ver si este puede ser nuestro destino ideal para encontrar enfocar nuestro futuro.

garmischEn jobandtalent cogemos la mochila cargada de curiosidad para ver que nos va a contar María sobre la vida y el trabajo en Múnich. Antes de nada, nuestra aventurera nos manda unos datos para que nos hagamos una idea sobre quién es ella: una sevillana de 26 años que estudió Turismo en la Universidad de Sevilla.

Como muchos jóvenes españoles (desgraciadamente) tras acabar la carrera, María empezó a hacer trabajos esporádicos que no tenían mucho que ver con su formación. “La cosas en 2010 ya no iban bien y en España no salía nada fijo” así que la sevillana optó por empezar a estudiar las oposiciones para Inspector de Turismo. María le dedicó gran esfuerzo para poder sacar la oposición pero de nuevo llega la cruda realidad “nunca salían convocatoria así que desistí y empecé a ver cómo otros conocidos probaban suerte fuera”.

Escuchando lo que amigos de María estaban fuera, la mente de María estaba más fuera de España que dentro. “Algunos amigos de toda la vida estaban de Erasmus fuera o ya trabajaban en otras ciudades europeas, a mi me vino a la mente Alemania”. Mientras que muchas ciudades como Londres están llenas de españoles buscando un futuro, María vio en Alemania el lugar perfecto para poder iniciar este nuevo comienzo profesional en el que lleva embarcada 3 años.

Y… ¡por fin llegamos a Múnich! María nos recibe vestida con el típico traje bávaro que todos rio isartenemos en mente cuando imaginamos a un alemán bebiendo cerveza. “Es que estamos en el Oktoberfest”. Ahora lo entendemos todo, hemos venido en plena fiesta, ¡buena puntería!.

El Oktoberfest es la fiesta de la cerveza de Múnich, para poder participar y camuflarte en el ambiente lo mejor es ponerse el traje regional bávaro, “si no te lo pones hasta te miran mal (risas)”. Cada vez son menos los visitantes que se sientan a tomar cerveza en el Wiesn sin su correspondiente tracht, tanto mujeres (con sus dirndl) como hombres (con sus lederhose).

«En Múnich solo había un 2% de paro (España tiene un 24,7%)»

Vamos hacia el centro de la ciudad viendo como la gente celebra el Oktoberfest y le preguntamos a María ¿qué te atrajo a venir a Alemania? “leí que en Múnich había un 2% de paro y me dije: mira si no lo consigues aquí es porque no quieres”. Y con ese pensamiento María se compró un billete solo de ida a Alemania en agosto de 2011 y de momento la vuelta todavía no tiene fecha.

Llegamos al Wirtshaus am Bavariapark, un bonito jardín con una cervecería llena hasta rebosar y para seguir escuchando la vida en Múnich de la sevillana. Tras decidir que venía a Múnich, empezó a buscar piso desde España “pero leyendo por internet me lo desaconsejaron porque había muchos casos de estafa”.  Así, María optó por buscar un hostal de forma temporal mientras encontraba un piso en el que poder quedarse. “La primera noche me dije ¿qué haces aquí?” los comienzos son difíciles pero es ahí donde debemos sacar toda nuestra fuerza.

En Múnich cuando estás buscando piso, te hacen miles de preguntas: ¿de dónde eres?¿dónde trabajas?¿tienes nómina?… mercado de navidadpreguntas en las que María no siempre podía dar la respuesta que querían los arrendadores.  Cambio de plan: turno de buscar trabajo.

“Solo tardé una semana en encontrar un trabajo”

Empezó a trabajar en la cocina de un restaurante italiano ya que su alemán no era lo suficientemente bueno como para estar de cara al público. Poco a poco, su oído se iba haciendo al alemán y se iba desenvolviendo mejor, los puestos de trabajo a los que podía optar eran mejores.

El punto clave estuvo cuando María ya pensaba que su alemán era o suficientemente bueno como para trabajar en su sector. Además, se encontró con un pequeño obstáculo a la hora de encontrar trabajo: la formación en Turismo de España es muy general en comparación a la alemana, “aquí los alemanes se forman en un determinado campo y no como en España que recibimos una formación más general para saber un poco de todo”.

Tras mucho buscar, María estuvo en el momento adecuado en el lugar adecuado. Le recomendaron que mandara su currículum a una empresa de turismo y todo fue sobre ruedas. La empresa que dio su oportunidad a María fue FTI, una tour operadora importante en Alemania. Primero empezó realizando unas prácticas y más adelante salió una vacante para el Caribe. “Gracias a que hablaba español, inglés y alemán me podía encargar de esta cuenta. Me gusta mi trabajo, hablo español con los hoteles, inglés en contabilidad y para temas de contratación en alemán”.

Pero no todo va a ser trabajar, Múnich también es una gran ciudad en la que distraerse y poder hacer miles de cosas. los alpesMuseos, fiesta, ocio y turismo son los buques insignia de Múnich. «La ciudad en sí es fría, pero en los meses de verano la vida en Múnich es inmejorable». Múnich está rodeada de lagos y algunos de ellos con vistas a los alpes o incluso al río Isar que pasa por la ciudad, el punto de encuentro para muchos muniqueses. Un agua cristalina y que a más de uno le invita a bañarse.

Salzburgo, Praga Viena, Inssbruck, Núrenberg, Stuttgart… ciudades imperiales que están a un palmo de Múnich y que merece la pena visitar mientras estamos en Alemania. Visitar Viena, el concierto de año Nuevo, el Palacio en los que se gestionó el Imperio Austro-Húngaro… lugares con una historia que merecen ser visitados.

Consejos para quien quiera ir a Múnich

Para aquellos que quieran volar a buscar un trabajo en Múnich, María aconseja que es necesario tener un cierto dominio del alemán ya que es necesario tanto para la vida social como a nivel profesional. Y sobre todo, abrir la mentalidad a una sociedad diferente a la española. En Múnich hay una alta competitividad laboral pero quien decida esforzarse, obtendrá sus frutos:

“Yo animo a todo el que quiera porque por probar no se pierde nada y tampoco estamos tan lejos de casa. Poner a prueba los límites de uno es muy positivo”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.