«Hay que ser el primero» el lema del legado Botín encaminado al éxito

El éxito y la banca los llevaba en los genes. Emilio Botín, bisnieto-nieto-hijo-tío y padre de banqueros. Su destino estaba predeterminado al mundo de la banca y las finanzas. “Hay que ser los primeros” este ha sido el lema de los Botín durante todas las generaciones. Emilio Botín tenía un olfato tan fino para los negocios que todo lo que tocaba se convertía en negocio. Desde el blog de jobandtalent vamos a desvelar cuáles han sido las claves del éxito del artífice de la revolución bancaria. 

Botin1. Visión estratégica. Emilio Botín era un auténtico conocedor del mercado financiero. Su intuición le hacía saber dónde y en qué negocios apostar para impulsar su entidad bancaria. La visión estratégica es la planeación que ha de seguir la compañía para alcanzar sus metas. Botín sabía que gran parte del éxito del Banco Santander se encontraba en los acuerdos firmados para internacionalizar la entidad y que es lo que ha convertido al Banco Santander en una de las principales entidades financieras del mundo.

2. Impulsor de nuevos negocios. Además de preocuparse por la entidad bancaria de la que era presidente, Emilio Botín siempre ha estado implicado en la creación de nuevas empresas y modelos de negocio que llegasen al éxito y fuesen obra de su banco. Esto favorecía a la imagen del Banco Santander y le impulsa como una Banco que apoya a la creación de empleo. Las entidades bancarias actualmente están siendo denostadas por la opinión pública, pero Banco Santander sigue posicionado muy favorablemente como una Banco que apuesta por las personas que buscan emprender.

3. Persuasión. Si algo tienen las transacciones comerciales es que para lograr los objetivos es necesario convencer a alguien de que tu propuesta es la mejor. Emilio Botín tienen una habilidad única para vender cualquier tipo de producto del banco y además, para atraer el mejor talento a su entidad. El carisma y el trabajo bien hecho forman parte de las cualidades básicas del mejor banquero de la historia de España.

4. Integridad profesional. Ante todo, Emilio Botín representaba unos valores. La ética es algo que siempre ha estado presente en sus mensajes y que se convierte en el valor fundamental de la carrera profesional de Emilio Botín. Para que en los negocios confíen en ti es necesario mostrar una cara de que eres alguien de fiar, que no vas a hacer tratos por la espalda. Este era uno de los grandes valores de Emilio Botín, un hombre que en los negocios no se andaba con segundas versiones.

5. Crecimiento internacional. Está claro que el mercado nacional es limitado y buscamos obtener más beneficios que nunca en un mercado globalizado. Emilio Botín confiaba en el potencial de Banco Santander para internacionalizarse y así convertirse en una referencia a nivel mundial.

El pasado mes de mayo acababa de recuperar el liderazgo del ranking de los directivos españoles mejor valorados. No en vano ha colocado a Banco Santander en lo más alto de las finanzas en el mundo. El Grupo Santander es hoy la primera entidad financiera de España y de la zona euro y la decimoprimera del mundo por capitalización bursátil con alrededor de 82.000 millones de euros.

Licenciado en Derecho y Economía por la Universidad de Deusto, Emilio Botín ingresó a los 24 años en el Banco Santander, donde ocupó los puestos de apoderado de los servicios centrales y de subdirector general. Consejero del Banco Santander desde 1960, cuatro años más tarde fue nombrado director general y en 1971 fue elegido vicepresidente segundo del consejo de administración de la entidad financiera. Miembro de la Comisión Ejecutiva del Banco Santander desde 1964, fue designado consejero delegado en 1977.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.