Que el trabajo no te persiga en vacaciones

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina para muchos, es tiempo de relajarse y alejarse de las preocupaciones diarias y la rutina del trabajo. Pero hay quien tiene ciertas dificultades para olvidarse del trabajo mientras está de vacaciones. Hay quien el trabajo en vacaciones le persigue como si se tratase de una sombre. Estar de vacaciones es algo sano y necesario. Debemos que saber estar en cada situación. Desde el blog de jobandtalent vamos a explicar cómo olvidarse del trabajo en vacaciones.

Física y mentalmente es necesario descansar y coger vacaciones, no hay que sentirse culpable por ello. El móvil y el correo electrónico se han convertido en el principal enemigo para saber desconectar del trabajo. Olvidarse de las responsabilidades es difícil, pero si antes de ir de vacaciones se queda todo bien atado, cualquiera podrá disfrutar de unos buenos días de playa.

1. Dejarlo todo organizado antes de irse de vacaciones. Los días antes de ir de vacaciones lo más recomendable es dejar todos los asuntos atados y dejar clara su situación. Lo idóneo es que cualquier proyecto esté finalizado y en caso de que no lo esté dejar claro al equipo que ese proyecto tendrá su final después de vacaciones.  Si todo está bien organizado, todo debería funcionar sin nuestra presencia permanente. Los roles de cada uno de los componentes del equipo deben quedar claros.

2. El móvil del trabajo lejos de nosotros durante el periodo estival. La tranquilidad dependerá en gran medida de nuestra actitud. Lo ideal es desconectar cualquier móvil, Smartphone o dispositivo con internet que nos pueda localizar, pero como a día de hoy eso es una utopía, lo mejor es dejar claro al equipo y clientes que durante vacaciones no se atenderán las llamadas ni emails del trabajo. El correo electrónico tiene una aplicación que dará una respuesta inmediata a todos aquellos que nos manden un correo y en el asunto deberemos decir que nos estaremos disponibles hasta una fecha determinada.

3. Intentar salir de la ciudad durante las vacaciones. Lo mejor es ir a la playa o a cualquier lugar que no nos recuerde el trabajo. Relajarse y olvidarse durante al menos unos días es lo que cualquiera necesita para poder regresar de las vacaciones con las pilas cargadas.

4. No hablar de trabajo durante las vacaciones. Debe ser un tema tabú. Durante las vacaciones no se debe hablar ni con familiares ni amigos sobre el trabajo porque aparecerá ese sentimiento de culpabilidad por no estar en la oficina dando el callo. Es momento de hablar de fiesta, televisión o temas que nos interesen. Cuanto más banal mejor.

5. Buscar un hobbie para evitar el aburrimiento. Para muchas personas estar desocupadas es todo una novedad. Siempre están muy activas y no saben qué hacer cuando no tienen al jefe cerca. El deporte puede ser una magnífica opción para aquellos a los que el tiempo libre se les pueda hacer más largo. Surf, Vela, piragüismo pueden ser las opciones más divertidas en verano.

Para disfrutar de las vacaciones, es necesario dejarlo todo organizado y los roles de toda la empresa bien definidos para poder olvidar durante al menos unos días las obligaciones que nos persiguen día a día.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.