¿Quién no ha metido la pata siendo becario?

Todos hemos tenido nuestros comienzos y primeras veces en cualquiera de las facetas de nuestra vida. Salimos de la Universidad con toda la ilusión del mundo de empezar a ser becarios en alguna empresa. Ponemos mucho empeño en cualquiera de los trabajos que hacemos, pero es inevitable liarla alguna vez, quieras que no, no se nace sabiendo y la práctica hace la experiencia. Por tanto desde el blog de jobandtalent vamos a mostrar cuáles son los becariosprincipales errores que cometen los becarios.

1. Ya no estás en la Universidad, empieza la responsabilidad. En la universidad, la vida es muy cómoda. Si no tienes tu los apuntes, seguro que hay algún compañero que te los pueda pasar. Pero en el mundo empresarial la historia no es igual, aquí los becarios no van a tener compañeros que te faciliten tu propio trabajo sino que es hora de asar las castañas y hacer las cosas por ti mismo. Si no sabes hacerlo, primero hay que encontrar el método para hacerlo y si de ninguna manera encuentras la manera, ahí ya se puede preguntar. Lo importante es intentar conseguirlo por ti mismo.

2. No reconocer al CEO de la empresa. Estas en el ascensor esperando que se cierre la puerta y de repente aparece un hombre en traje con maletín y con pinta de ser uno de los jefes, pero sin saber exactamente quién es. La respuesta automática que tienes es “buenos días” por mera educación, pero cuando sales del ascensor oyes “que alguien dice ¡hasta mañana sr. Loewe”. El primero pensamiento que viene a tu mente es M*****.

3. Poner cara de ¡por qué me mandas esto a mí! Es lo que le sucede a muchos de los becarios en sus primeros días. Muchos llegan con las ilusiones de hacer grandes fusiones y adquisiciones o el trabajo propio de un senior. La realidad es que en los primeros días de cualquier becario, tocará realizar las cosas más mecánicas y menos entretenidas, pero con las que se aprende el fondo de cualquier empresa.

4. Pensar que sabes hacerlo todo. La realidad es todo lo contrario. Desde la Universidad muchos salen pensando que ya lo tienen todo aprendido y cuando se encuentran con el jefe se darán cuenta que solo con su experiencia puede dejarle muy mal. Por tanto los becarios no deben entrar a las empresas con ganas de dar lecciones a sus jefes, sino que deben llegar con humildad y ganas de aprender.

5. El móvil en la mano. Uno de los errores más gordos y fáciles de evitar por cualquiera de los becarios. Da muy mala imagen que cada vez que tu jefe echeadicto-al-móvil una mirada hacia uno de sus becarios se encuentre con que en lugar de estar trabajando está con el móvil en la mano. Puede que comprobar si te ha llegado un Whatsapp sea una segundo, pero si da la casualidad que siempre en ese segundo tu jefe te mira… mal asunto. Mejor no jugársela

6. Ignorar las instrucciones o consejos. Puede que pienses que tu jefe te da el consejo por alguna razón confusa, pero aunque te parezca una tontería, lo mejor es escucharle con buena cara. Los becarios son los últimos de la fila y para ir avanzando puestos lo mejor es poner siempre buena cara y no rechazar ningún consejo.

7. No darse cuenta de las oportunidades que se le ofrece. Las oportunidades no llegan en bandeja de plata sino que hay que saber verlas y cazarlas al vuelo. Los becarios deben saber ganarse su sitio y no quedarse atrás. Los becarios que consiguen un contrato son aquellos que saben ver en los pequeños detalles una oportunidad, no aquellos que esperan que las oportunidades vayan a ellos.

RelojDespertador8. Llegar tarde. Se perdona un día, pero no más de uno. Los becarios deben intentar dar una buena imagen así que por ello ser puntual en el trabajo dará buena imagen de nosotros mismos.

9. No ir vestido adecuadamente. Durante la semana, muchas empresas tienen impuesta una etiqueta incluso para los becarios, pero mucho cuidado con los casual Friday porque hay becarios que se toman al pie de la letra lo de poder ir vestido de forma informal. No es momento de sacar bermudas y tirantes y muchos menos rastas o pendientes extravagantes. Hay que ir vestido de forma adecuada porque es el lugar de trabajo.

10. Dejar las cosas a medias. La jornada laboral ha terminado, es hora de ir a casa así que mejor dejo esto a medias y ya lo termino mañana. ERROR. Más vale que los becarios salgan 20 minutos más tarde de la hora de salida que dejar trabajo a medias, porque el jefe va a estar vigilando cómo trabajas y cuál es tu proyección así que dejar cosas a medias va a ser suficiente para que no se renueve la beca, y ya ni hablar de un contrato.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.