Cinco titulares de empleo que deja el Papa Francisco

¿Quiénes heredarán la Tierra? “Los traficantes de armas, ya que los demás estarán matándose entre sí”, contestaba Yuri Orlov, personaje interpretado por Nicolas Cage en la película El Señor de la Guerra.

¿Y si esta afirmación pudiera tener un nexo de unión con el paro juvenil?

El Papa Francisco concedió una entrevista que fue retransmitida por Cuatro, y en esta nueva medida adoptada por el Pontífice, no rehuyó ninguna de las cuestiones planteadas. La más relevante, su visión sobre el paro juvenil, dónde sin duda dejó cinco titulares que sitúan a este problema en un nuevo prisma social.

papa-francisco-textoDesde su voz sosegada, ese voseo propio de los argentinos dio paso a una serie de reflexiones transmitidas desde la sencillez de su discurso, el cuál giró alrededor la idolatría hacia el dinero.

En España, la tasa de desempleo de los jóvenes se situó en un 53,5%, siendo el porcentaje más alto de todos los países que integran la Unión Europea. El Papa Francisco profundizó en los detonantes que han provocado que estemos conviviendo con estos niveles de paro, no sólo en España, sino de una manera más globalizada. Los titulares que dejó durante la entrevista son los siguientes:

1.- La adoración por el dinero. Para el Papa, es el motivo principal sobre el que gira la economía de manera particular y, en un sentido más general, el hombre. Una voz como la suya, evidencia que el camino escogido no es el correcto, en dónde los jóvenes en materia de empleo, y las personas mayores como fuente de sabiduría, parecen haber perdido su papel protagonista.

2.- El elevado índice de jóvenes desempleados. El hombre se ha empeñado en mantener un sistema económico que desde hace unos años se balancea sin un rumbo claro. Las grandes potencias han fijado como epicentro de la circunferencia que conforman al dinero, lo que, según las palabras del Pontífice, evita que el pensamiento más arraigado a la cultura de cada zona sea diversificado en virtud del pensamiento único al que nos dirigimos, tal y como señala Francisco.

3.- En el centro de todo sistema económico tiene que estar el hombre. Si la apuesta que se hace está encaminada a fijar como pensamiento único la importancia del dinero, las personas y la necesidad de un empleo que posibilite su desarrollo, dejan de ser un elemento trascendental para el crecimiento de las economías mundiales. La falta de trabajo para los más jóvenes responde a una idolatría por el dinero, en dónde los grandes sacrificados son el hombre y la mujer.

4.- Una nueva economía sustentada en la cultura del descarte. No existe una unidad que haga fructífera cualquier acción encaminada a fortalecer la recuperación de las tasas de empleo para los más jóvenes. Esta misma tónica, se produce con la gente de más edad, en dónde cada vez hay un mayor número de personas que son apartadas y, por tanto, no se puede aprovechar su sabiduría.

5.- El sistema económico mundial ya no aguanta. Retomando la introducción del post, el Papa Francisco recordó como los grandes imperios resolvían sus problemas económicos a través de la guerra. En esta ocasión, y con la poca o escasa certeza de que se vaya a producir una Tercera Guerra Mundial, el Pontífice advertía de la utilización de la compra-venta de armas para provocar guerras zonales. El sistema económico ya no aguanta más, y el peso que las principales potencias quisieron otorgarle a la necesidad de compartir una proyección económica única, ha terminado por destruir el sistema desde dentro.

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.