¿Qué ha pasado en otras ocasiones después de una salida de la crisis?

Tal y como reza el libro de Jose Carlos Diez, la salida de la crisis es posible. Ahora mismo nos encontramos inmersos en una crisis que nos está volviendo locos a todos, parece que nunca se ve el fin del camino. Pero como todo en la vida, hay una puerta de salida de la crisis.

Esta no es la primera crisis que se vive en el mundo, muchas antes llegaron y se fueron dejando rastro y errores que nunca se deben volver a cometer si no queremos que la historia se repita. Hay que tener un espíritu optimista y ver que es posible la salida de la crisis. Desde el blog de Jobandtalent hemos hecho un viaje en el tiempo para ver qué es lo que pasó en esas crisis y cómo puede ser la actual salida de la crisis.

Los tulipanes también pueden generar una crisis

Aunque parezca mentira, unas simples flores como unos tulipanes enloquecieron a toda Holanda en 1634. Como si fuesen activos de la Bolsa actual, los Crisis de los tulipanesholandeses invertían en estas flores perecederas. El embajador holandés en Turquía había puesto de moda estos bulbos y los holandeses llegaron a pagar 6.000 florines por una sola flor, lo que sería para nosotros ahora mismo comprar una flor por 15.000 euros.

La locura llegaba al extremo de hipotecar las casas para poder comprar una de estas preciadas flores. Los beneficios eran extraordinarios, hasta que el mercado se frenó en seco el 5 de febrero de 1637, la última venta de tulipanes.

La gente dejó de pujar por los tulipanes mientras la psicosis colectiva ordenaba vender y vender. La quiebra se asomaba por las casas hipotecadas de muchas familias. La primera burbuja especulativa. Pero la crisis es un ciclo económico, la salida de la crisis existe e igual que las cosas bajan luego suben. Los holandeses aprendieron una valiosa lección sobre las flores y la potente máquina comercial holandesa convirtió una crisis en un negocio. Los Países Bajos se convirtieron en el mayor exportador mundial de flores. Lección: hacer de una debilidad, una fortaleza.

La fiebre del oro, pero sin oro

Hacerse rico en poco tiempo, no es cosa de tiempos modernos. Invertir en flores como en Holanda, no era un valor seguro. Así en 1720,  los europeos decidieron por invertir en compañías que explotaban minas de oro. Estos fueron los inicios de lo que conocemos hoy como la Bolsa. Mientras estas compañías invertían al otro lado del Atlántico, en Europa se llegaron a emitir billetes, supuestamente avalados por su valor en oro, y se concedieron miles de créditos para compra sus acciones.

Pero el negocio real al otro lado del océano no era suficiente para compensar los altos precios de las acciones. De nuevo, la falta de confianza desató la catástrofe financiera. Comenzó la venta masiva, y se sucedieron situaciones dantescas: 15 personas perdieron la vida ante el Banque Royale de París, y el propio Isaac Newton, perdió más de 20.000 libras de la época. El dinero no volvió a manos de todos aquellos que invirtieron.

Tras la salida de la crisis, se aprendió la lección de que cualquier inversión debe estar avalada. No se puede lanzar dinero si no hay detrás de él dinero físico. El oro tiene valor, mientras que el papel es únicamente eso, papel. Por ello, al invertir debemos apostar por valores seguros, sin estafas ni engaños que nos puedan llevar a grandes pérdidas.

Cunde el pánico en 1907

La mayoría de las crisis de la época moderna tienen su nacimiento en Estados Unidos. Después de la crisis del ferrocarril, Estados Unidos se encuentra al borde de la bancarrota. La Bolsa de Nueva York cayó un 50%. Los bancos entraron en bancarrota y la pérdida absoluta de la confianza en el sistema financiero hacía que los ahorradores sacasen su dinero del banco, agravando más si cabía la crisis. La primera gran quiebra del sistema bancario estadounidense.

Pero hubo solución para esta crisis. Hay que estar avispado para poder dar salida a una crisis con este tipo de situaciones y saber apostar en los lugares adecuados. JP Morgan, la mayor entidad financiera de EEUU, empeñó grandes sumas de dinero para poder apuntalar sistema financiero. En este momento no existía la Reserva Federal. Así que el Gobierno estadounidense supo dar salida de la crisis para catástrofes de este tipo era a creación de un Banco Central que pueda inyectar dinero en las entidades para que la economía discurra por su cauce normal. Siempre hay una solución para cualquier problema.

El cataCrack del 29

crack 29A Estados Unidos le ha caído la negra, en este caso la peor conocida de la historia hasta la actual crisis. Conocida como la Gran Depresión, fue la más devastadora caída de la Bolsa en Estados Unidos, la salida de la crisis era muy complicada. Cualquiera que compró acciones a mediados de 1929 y las mantuvo vio la mayor parte de su vida adulta pasar antes de poder recuperarse. El Jueves negro fue el comienzo del fin.

Más de 16.000.000 de títulos que cotizaban a la baja no encuentran comprador y provocan la ruina de miles de inversores, muchos de los cuales habían comprado esos títulos con créditos que ya no podrán pagar. Muchas personas entran en pánico y corren para tratar de retirar el dinero de sus cuentas bancarias. Los bancos se ven desbordados por deudas incobrables, se paran los nuevos créditos y no se refinancian las deudas existentes. Quebraron unos 600 bancos.

Pero Roosevelt encontró la salida de la crisis para la economía de EEUU con el NEW DEAL. Su idea clave reside en la intervención del Estado en la economía con la finalidad de compensar los desajustes de la economía de mercado. El ser humano es ambicioso por naturaleza y si no se le pone unos límites, el exceso se apodera de todo y no hay quien mantenga esa situación hasta que todo se colapsa cayendo en crisis de las que luego es muy difícil salir.

El corralito argentino

Cuando falta confianza en los bancos, los ahorradores lo primero que tratan de hacer es sacar el dinero del banco para ponerlo debajo del colchón. ElCorralito Argentino gobierno argentino congeló las cuentas bancarias de todos los argentinos durante unos años, dejando a millones de familias sin sus ahorros. El objetivo que se perseguía con estas restricciones era evitar la salida de dinero del sistema bancario, intentando evitar así una ola de pánico bancario y el colapso del sistema.

Esta es la demostración que el intervencionismo desmedido del Estado puede acarrear graves consecuencias tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Sumir en la pobreza a miles de familias argentinas provoca un rechazo hacia el gobierno y una desconfianza que lleva a derrocar un régimen. A nivel internacional, la visión que se tiene del Gobierno de Argentina es la de una mala práctica de su poder. La salida de esta crisis era muy necesaria para poder relanzar al mercado a Argentina porque los demás países no querían negociar con Argentina por falta de confianza.

Desde 2007 hasta hoy

Y volvemos al presente después de este viaje al pasado. 2007 fue ese año crítico en el que quebraron bancos estadounidenses y se explotó la llamada burbuja inmobiliaria. Muchos economistas consideran que es la crisis de los excesos. Ahora la economía tiene que volver a índices de 2002 para que la situación se vuelva a normalizar, pero lo que no hay duda es que no se debe volver nunca a 2007. Una fecha que no debiese haber existido.

Todavía no se sabe cuál es la salida de la crisis ni la fórmula mágica para poder ver la luz detrás del túnel. Lo único que se sabe es que el camino no va a ser fácil y que es parte del esfuerzo de todos los sectores de la sociedad para poder salir de esta crisis económica. Puede ser que aprender de errores del pasado ofrezca las soluciones del futuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.