Una oferta formativa adaptada a la dualidad tecnológica y la demanda del mercado

Arturo de las Heras, director general del CEF y UDIMA

Arturo de las Heras, director general del CEF y UDIMA

Decía Jean Jacques Rousseau que a las plantas las endereza el cultivo, y a los hombres la educación. La crisis económica ha pegado una sacudida a la estructura sobre la que se sustentaba la sociedad en términos económicos y de empleo. Este movimiento, si así lo podemos definir, ha puesto en una posición privilegiada a las Business School, conscientes de que el auge de un mercado laboral cada vez más competitivo les obliga a tener una oferta formativa proyectada hacia las necesidades de sus alumnos.

Arturo de las Heras, es director general del CEF.- y de la Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA escuela con casi 1.000 profesores que imparten sus conocimientos sobre las ramas más importantes y aplican a su programa formativo los avances tecnológicos que le han permitido ser un centro referencia en sus 37 años de historia.

Los contratos en prácticas son una oportunidad de puerta de acceso al mercado de trabajo para los jóvenes, que aporta experiencia, aprendizaje y un escaparate desde el que dar los siguientes pasos

Charlamos con él y también le podéis seguir en su cuenta de twitter @arturocef, que tiene ya casi 4.000 seguidores.  Nuestra primera intención es repasar una de las apuestas estratégicas del CEF, dirigida a fortalecer la relación con sus alumnos, más si cabe, en un periodo económico y social en dónde la entrada y desarrollo dentro del mercado profesional presenta mayores barreras.

Para Arturo de las Heras, el CEF y la UDIMA trabajan en la dirección de romper unos clichés apoyados en la percepción de que las escuelas de negocio tenían la ventaja de estar más próximas a la realidad laboral que las universidades, mientras que éstas otras lo estaban al rigor de los elementos puramente académicos. “No nos parece que esa dualidad sea positiva, ya que ambos ámbitos se pueden aprovechar en una misma dirección a la hora de establecer sinergias positivas”, resume Arturo de las Heras.

tecnologíaLos problemas de paro en la población activa más joven siguen siendo complejos, y cómo señala Arturo de las Heras, no hay una solución única, y ni mucho menos fácil. Sentados en una gran sala dentro del CEF nos argumenta como una de las medidas puestas en marcha es la de incentivar los contratos en prácticas, una excelente puerta de acceso al mercado laboral. “Se trata de una oportunidad como puerta de acceso al trabajo para los jóvenes, que aporta experiencia, aprendizaje y un escaparate y plataforma desde la que dar los siguientes pasos”, resume De las Heras.

No se desvía de la conversación para advertirnos de que este modelo de contrato también es beneficioso para las empresas, entendido desde el prisma de la oportunidad que supone para éstas poder reclutar talento. “En CEF/UDIMA estamos cuidando mucho esta opción, tanto directamente, a través de nuestros Departamento de Bolsa de Trabajo y Emprendimiento, el servicio de asesoramiento para el empleo y autoempleo, como a través de convenios que han sido suscrito por nuestra escuela con distintas entidades especializadas en buscar prácticas tanto en España como en el extranjero” concluye Arturo.

CEFCon un espacio fijo en el programa de televisión La Aventura del Saber, en su respuesta anterior ha pasado por la punta de un iceberg que cada vez parece coger más fuerza en España; el emprendimiento. Arturo de las Heras aboga por la necesidad de facilitar lo más posible la creación de nuevas empresas y start-ups, ya que entre todos los agentes económicos se debe proporcionar un entorno favorable para que las ideas se conviertan en proyectos de largo recorrido.

La crisis se ha introducido como elemento motivador de numerosos cambios, ¿ha sucedido lo mismo con la formación complementaria de los profesionales españoles?

Antes de que hayamos terminado la pregunta, Arturo de las Heras ya estaba afirmando con la cabeza, consciente de que los escándalos financieros recientes han provocado que la ética haya cobrado un peso significativo en lo que se refiere a la orientación de los programas y la forma en la que se imparten. “En lo que atañe directamente al empleo, una de las principales preocupaciones de los españoles, las escuelas han sabido recoger estos inputs reflejándolos en su oferta formativa” nos argumenta el director del CEF.-

Esta afirmación que acaba de realizar, viene al hilo para detectar cuáles son los cursos que más se demandan por los alumnos que conforman el CEF. Arturo de las Heras centra su respuesta en aquellos que ayudan al profesional a mejorar su empleabilidad, o lo que es lo mismo, programas orientados a fortalecer el perfil del alumno para hacerlo más atractivo para sus empleadores actuales y potenciales. “La especialización de nuestros cursos, sumado al reciclaje profesional de los alumnos, hace que nuestra oferta de formación actualmente esté muy orientada a las nuevas profesiones digitales, la redefinición de perfiles financieros y aquellos vinculados con el emprendimiento”, enumera De las Heras.

Un proyecto piloto basado en una app que ayuda a los emprendedores con todos los trámites para crear su compañía

Arturo de las Heras, director del CEF

Sitúa a las escuelas de negocio bajo la necesidad de que empiecen a hacer honor a su nombre, y aúnen como parte de su cultura la responsabilidad de ayudar a poner en marcha esas miles de nuevas empresas que la economía de España necesita. “La prioridad del CEF es continuar por la senda del empleo como máxima prioridad”, destaca Arturo de las Heras.

Su escuela se marca como objetivo de cara al 2014 la necesidad poner todo el potencial y experiencia en el ámbito de la formación superior, así como la continuidad del compromiso que la escuela de negocios tienen con la sociedad: Rigor y búsqueda de la excelencia en sus proyectos formativos, además de apostar por el fomento de la investigación, la innovación constante en el terreno educativo, la supresión de barreras formativas.

¿Las barreras formativas son superadas gracias al auge tecnológico?

Arturo de las Heras contesta con rotundidad que la flexibilidad es un término clave dentro de la formación, factor que viene respaldado por la importancia del desarrollo tecnológico en el que nos encontramos inmersos. “Una tecnología entendida no como un fin en sí mismo, sino como un instrumento al servicio de la educación”, responde el director general del Centro de Estudios Financieros. De las Heras pasa por encima explicando varios aspectos necesarios que han progresado gracias al auge de las TI, en dónde ahora el alumno elige la opción que mejor se ajusta a sus necesidades particulares, o como por ejemplo UDIMA está experimentando con las posibilidades docentes de las impresoras 3D, explica, dejando un titular para este apartado: “El proceso es imparable”.

CEF VillalbaEl móvil aparece en el horizonte, a pesar de que el CEF ya se encuentra en un vagón de alta velocidad con ese destino. Recientemente han lanzado su aplicación móvil, que ayuda a los emprendedores a realizar con éxito los trámites de puesta en funcionamiento de sus proyectos, aunque como nos advierte el propio Arturo, se trata de un proyecto piloto. Sí que representa una realidad en el CEF y en UDIMA la digitalización de materiales docentes para todo tipo de dispositivos.

Antes de dar por finalizada la charla, retomamos un asunto por el que hemos pasado de puntillas, ya que rescatando su presencia en el programa La aventura del saber, desde el que ayuda a cientos de espectadores a crear su marca personal, le preguntamos por el vínculo que hay en este asunto con las business school.

¿Escalamos en ese sentido?

No duda en argumentar que la marca personal se ha convertido en una herramienta de primera magnitud para cualquier profesional, un aspecto transgresor que va más allá del currículum vitae y la propia reputación de la persona. Paseamos despacio, no queriendo alzar la mano para despedirnos conscientes de que está idea sobre la que charlamos tendrá cada vez más cabida e importancia. «La formación no puede ser ajena a esta nueva realidad, por lo que uno de los compromisos debe ser imprimir a sus programas ese marchamo de exclusividad que ayuda a los alumnos a definirse como un profesional único”, concluye Arturo de las Heras mientras nos despide con una gran sonrisa, no sin antes subrayar que el CEF y UDIMA ya han mostrado sus cartas a la hora de respaldar el peso que tiene la marca personal en su oferta académica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.