El salario medio en las grandes empresas no crece en el año 2013

A pesar de que las cifras del paro registraron su mayor descenso en diciembre de 2013, bajando en 147.385 personas, los datos en términos de salarios apenas han experimentado cambios en el año 2013. El salario medio de las grandes empresas se estancó a lo largo del año pasado, y las previsiones para este año no son muy positivas, ya que esta congelación se va a mantener también en 2014, y en el peor de los casos, se estima que baje un punto. Jobandtalent te cuenta estos datos en torno al salario medio de las grandes empresas y más.

Las conocidas por grandes empresas, es decir, las que facturan más de seis millones de euros, han tenido que hacer frente en el pasado año 2013 un retroceso en las ventas de un 2,8% y una caída en el empleo de un 2,3%. Sin embargo, el salario medio de las grandes empresas que operan en España subió un 0,5% interanual en el mes de diciembre, llegando a los 2.911 euros, lo que supone tres meses seguidos de incrementos en el salario medio de las grandes empresas, de acuerdo con la estadística Ventas, Empleo y Salarios en las Grandes Empresas elaborada por la Agencia Tributaria.

Si tenemos en cuenta los datos de diciembre, el cuarto trimestre del pasado 2013 se cerró con una subida en el salario medio de las grandes empresas, con un 0,6% más si lo comparamos con el mismo periodo de 2012. Sin embargo, la Agencia Tributaria recuerda que en el año 2012 tuvo lugar la huelga general y la supresión de la paga extra de Navidad en los puestos del sector público.

La misma Agencia Tributaria señala también que el repunte del salario medio de las grandes empresas en la última parte del año 2013 compensó las bajadas que tuvieron lugar en los trimestres anteriores, del -0,1% en el primer y segundo trimestre, y del -0,2% en el tercero; por tanto, el salario medio de las grandes empresas se situó en el mismo nivel que en 2012.

En lo que respecta al empleo, continuó descendiendo hasta el 0,9% interanual en el último mes del año pasado, a pesar de que dicho descenso fue cuatro décimas más moderado que el experimentado en el mes anterior, por lo que las plantillas totales de trabajadores en las grandes empresas se situó en los 4.427.306 trabajadores.

La industria fue el sector en el que más se incrementaron los salarios

El mayor incremento en el salario medio de las grandes empresas, en lo que respecta a su tasa interanual, si realizamos un análisis por sectores, fue en el de transporte y comunicaciones, con un incremento del 4,4%; seguido por el sector de la industria con energía y agua, que subió un 2,4%; mientras que los únicos descensos que se registraron en el salario medio de las grandes empresas, fueron en la construcción y en el sector del comercio y la hostelería, con un -2,2% y un -0,3%, respectivamente.

El salario medio de las grandes empresas creció, a lo largo de 2013, un 3% en la industria con energía y agua, frente al 1% que experimentó la industria sin energía y agua; mientras que para el comercio y la hostelería, el crecimiento fue del 0,3%. En el sector de los servicios a empresas se mantuvo, sin embargo, en el sector de transporte y comunicaciones bajó un 0,9% y para la construcción bajó un 0,6%.

El sector que percibió el salario bruto más alto fue el de transporte y comunicaciones, con 4.724 euros. En el caso del salario medio de las grandes empresas industriales, incluyendo energía y agua, fue de 3.980 euros. Por otro lado, los trabajadores de las grandes empresas en el sector de la construcción contaron con una retribución media mensual de 3.454 euros, siendo la retribución más baja la del sector servicios con un salario medio de 2.646 euros.

Según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el incremento del salario medio de las grandes empresas en el mes de diciembre se situó dos décimas por encima del dato del IPC interanual de ese mismo mes, es decir, aumentó un 0,3%.

El empleo cayó un 2,3% en las grandes empresas durante 2013

De acuerdo con lo declarado por la Agencia Tributaria, el empleo en las grandes empresas bajó un 2,3% durante el año de 2013, lo que supone un punto menos respecto a 2012. El descenso fue generalizado en todos los sectores durante este año, siendo los sectores más afectados el de la construcción, con un -10,7%, y la industria con un -3%, tanto si se incluye la energía y el agua como si no. Aunque también descendió el empleo en el sector servicios, su ocupación se recortó un 1,6% en el conjunto del pasado año.

Por otra parte, el empleo en las grandes empresas se contrajo en todos los sectores durante el mes de diciembre, con especial incidencia en las empresas de la construcción, que vieron reducidas sus plantillas hasta un 6,6%, llegando a los 217.216 trabajadores. Tras este sector se situó la industria con energía y agua, cuyo descenso en el empleo fue del 2,2%, hasta los 88.289 trabajadores; y en el caso de la industria sin energía ni agua, su plantilla se recortó un 2,1% en la tasa interanual, hasta los 828.966 trabajadores.

El sector servicios continuó siendo entre las grandes empresas la que más empleo registró, con 3.293.400 trabajadores, pese a la caída interanual del 0,2% que experimentó el personal de este sector en el mismo mes de diciembre. Dentro de este mismo sector, hay que destacar los retrocesos en la ocupación del comercio y hostelería, con un descenso del 1,4%;  así como en transportes y comunicaciones, que en su caso el descenso fue del 1,6%. No obstante, el empleo avanzó un 1% en los servicios a empresas.

Las ventas cayeron un 2,8% en el pasado año

En diciembre de 2013 las ventas de las grandes empresas tuvieron una caída del 0,1% interanual, frente al avance del 0,3% que se había experimentado el mes anterior. Esta caída de las ventas en las grandes empresas estuvo motivada por el descenso de las ventas anteriores, que se contrajeron en un 0,2%, frente al incremento que experimentaron las exportaciones en un 0,7%.

Esto es, durante el año 2013, las ventas de las grandes empresas tuvieron un retroceso del 2,8%, debido a la caída de las ventas interiores en un 4,1% que no pudieron ser compensadas debido al avance del 2,3% experimentado por las exportaciones, y del 1,6% en el caso de las importaciones.

Este repunte anual sufrido por las exportaciones tiene su resultado tanto por el aumento de las exportaciones a la UE, en un 1,5%, así como a terceros, con un 3,2% más; mientras que en el caso de las importaciones, éstas mostraron un incremento del 3,6% en el caso de las compras a terceros, y del 0,1% en las importaciones procedentes de la UE.

Los recortes salariales llegan a los despachos de abogados

Un caso a destacar es el de los despachos de abogados, cuyos sueldos en 2013 también sufrieron un retroceso, alcanzando una rebaja del 6% en el caso de los abogados sénior.

Los salarios en los despachos de abogados habían conseguido mantenerse ajenos a la crisis hasta ahora, ya que en 2013 se registró una caída salarial generalizada en todas las categorías. Sin embargo la peor parte se la llevaros los asociados y los abogados sénior, ya que sus sueldos se recortaron en más de un 6%, tal como señalan los datos del último Análisis Comparativo de las Retr Retribuciones en los Despachos de Abogados en España, elaborado por Signium International e IE Law School, que ha usado una muestra de 8.300 abogados de los principales despachos que operan en España.

Esta análisis también concluye que los abogados recién licenciados y los abogados júnior con menos de tres años de experiencia son los que menos han sufrido el ajuste salarial, ya que su caída ha sido solo del 4%.

Con todo, estas cifras son muy superiores a las que se registraron en 2012, que fueron por debajo del 1% en los abogados más jóvenes, y menos del 3% en el caso de los abogados sénior. Según los datos de Signium Internacional, en 2010 se llevó a cabo un ajuste de salarios, pero que éstos volvieron a subir en 2011. No obstante, el repunte en operaciones corporativas, así como en el ámbito financiero y en el mercado de capitales, apunta a una posible subida salarial en 2014, según los más optimistas del sector. Los más escépticos señalan que el modelo de negocio tradicional de los despachos se ha agotado, y a eso se debería el mayor descenso en las categorías intermedias de abogado sénior y de asociado.

El impacto que estas rebajas han tenido en los despachos de abogados tiene su reflejo en el desplome de los variables, entre un 11 y un 18%, aunque la parte fija siga siendo la parte con más peso en la cartera retributiva de los letrados, hasta el punto de que se ha llegado a eliminarse por completo el variable en el caso de las nuevas incorporaciones. El variable es un bonus que se usaba como incentivo para atraer a los mejores candidatos cuando las grandes firmas competían por ellos, sin embargo ahora se han cambiado las tornas, y son los candidatos los que compiten entre ellos para alcanzar una posición en un despacho de prestigio.

Para “modernizarse”, los despachos buscan compensar la falta del variable con otros incentivos como ofrecer una formación complementaria o actividades deportivas.

“Paralegal”: el nuevo puesto que se ofrece para los licenciados en Derecho que aún no hayan realizado el máster

Los despachos de abogados españoles se están preparando para acoger un nuevo perfil de trabajador: el “paralegal”. Esta figura es típica de las firmas anglosajonas y lleva existiendo desde hace un par de años, aunque no había llegado a España hasta ahora. Su cometido central son las labores administrativas, y su creación se debe a la entrada en vigor de la Ley de Acceso a la Abogacía, que exige la realización de un máster a los recién licenciados en Derecho para poder ejercer esta profesión. Este puesto se presenta así como una buena opción para complementar el máster de acceso que se debe realizar, e incluso se puede constituir como una carrera alternativa a la de abogado, aunque el salario será mucho menor en comparación con el de quien aspira a convertirse en socio de la firma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.