Subida de los salarios, que rompe así tres trimestres consecutivos de bajadas

En lo que llevamos de 2013, son varios los focos relacionados con el empleo los que vienen emitiendo señales positivas que invitan a pensar en un camino hacia la recuperación. Hace unas semanas, se producía un descenso en el número de parados en el mes de noviembre, tal y como anunciaba el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, siendo la primera vez que esto ocurría dentro de la serie histórica de medición del paro desde 1996.

Para este post, jobandtalent se hace eco de la subida de salarios que se ha producido en el trimestre que comprende los meses de julio a septiembre, ya que los tres periodos anteriores venían marcados por bajadas en los costes salariales, según ha publicado el Instituto Nacional de Estadística. En cuanto a la percepción de costes laborales, también viraron en su tendencia, y crecieron los salarios en este periodo, aunque se trata de un mínimo repunte.

Estos datos permiten ampliar las miras frente a un escenario positivo de cara a finales de 2013, e incluso se puede hablar de una recuperación de la paga extra por parte de los funcionarios, por ejemplo. Si prestamos atención a la subida de los costes salariales registrados por áreas, aquellas relacionadas con sectores de Industria han tenido un aumento del 4,7% en materia de salarios, mientras que en el otro lado de la balanza siguen registrándose el conjunto de áreas que engloba la Administración Pública (-1,8%), entre otras.

Una bajada del 7% de los salarios provocaría un aumento del 10,4% del empleo según el BBVA

Esta noticia se puede poner bajo el mismo ring con el estudio que publicó a finales de noviembre el BBVA, en el cual estimaba que si se producía un descenso del 7% en los salarios, traería como ventaja un aumento del 10,4% en el empleo. La estimación que pretende resaltar el BBVA es que si se da esta bajada en los salarios, estaríamos hablando de una moderación salarial que traería un efecto positivo sobre la actividad económica. Antes de que se dé luz verde al debate, conviene poner en negrita que desde el banco advierten que esta moderación está enfocada a recortes salariales en los sectores en los que la productividad es inferior a las nóminas. Enfrentar a los salarios con respecto a la productividad de las compañías y no tanto por la vía directa del empleo.

El resumen que conviene resaltar para entender el objetivo expuesto por el BBVA en su informe, no es otro que advertir de los efectos expansivos que se producen con una moderación salarial, en relación con una mayor flexibilidad de precios y del mercado de trabajo. Miras a medio-largo plazo que repercutan directamente sobre la productividad, lo que activa la cadena positiva de salarios y competitividad fuera de nuestras fronteras.

¿Qué sucede con aquellas personas en situación de desempleo?

EL estudio del BBVA también entra en profundidad para analizar la situación de cientos de miles de desempleados, que deberán entender la necesidad de ajustar de nuevo sus salarios una vez se reincorporen al mercado de trabajo, y como se advierte a lo largo del informe, manteniendo la relación con la productividad del nuevo cargo que van a desempeñar. Ante situaciones en las que el desarrollo de una actividad laboral cuya productividad se encuentre por debajo del salario mínimo, desde el BBVA especifican que debe ser el Ejecutivo quien estime unas ayudas públicas destinadas a los salarios que permitan cubrir la diferencia, y las empresas se comprometan a asegurar una formación y mejora de la productividad de los trabajadores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.