Guía para trabajar y buscar trabajo en Francia

Trabajar en Francia: ¿Te estás planteando buscar trabajo en Francia? Francia es la cuarta potencia económica de la OCDE y el primer país de la UE en producción agrícola, aunque, es en el sector servicios donde se concentra el mayor número de mano de obra. A pesar de que se ha visto afectada por la crisis, lo ha hecho mucho menos que otros países europeos y tira del carro europeo junto a Alemania en lo referente a la hora de tomar decisiones importantes. Hoy, en jobandtalent, la guía más completa para saber todo lo referente a las ofertas de trabajo en Francia para españoles.

¿Por qué buscar trabajo en Francia?

La economía francesa se caracteriza por una creciente internacionalización y por una constante reactivación comercial. Respecto al PIB francés, cabe destacar que fue el primer país en empezar a recuperar su economía; el país liderado entonces por Sarkozy aumentó su Producto Interior Bruto en un 1.5% en 2010. En cuanto al paro, Francia se situaba a finales de mayo de 2011 en un 9,5%, cuatro décimas por debajo de la media de la Eurozona y la mitad de porcentaje de parados que nuestro país. Ambos datos refutan la idea con la que han iniciado miles de españoles su búsqueda de trabajo en Francia.

De cualquier manera, la situación de la economía francesa es favorable en comparación la mayoría de países de la zona Euro, y esto se debe a la sólida base de ésta y su homogeneidad, convirtiendo al país galo en un referente para buscar trabajo para españoles. También, a que no se deja influenciar por los grandes “booms”.

Sarkozy y Merkel encabezaron el llamado Pacto del Euro, un conjunto de medidas que deberían acatar los países pertenecientes a la zona Euro cuyo objetivo era reducir la deuda y combatir la crisis en general.  El principal objetivo de este paquete de medidas era promover la evolución de los salarios en relación con la productividad. De igual forma, se pretendía impulsar el empleo e incentivar la contratación de trabajo permanente.

¿Dónde están las oportunidades de trabajo en Francia para españoles?

Con el panorama que hay en nuestro país y cantidad de puestos vacantes en el país vecino, es hora de aprovechar la oportunidad y dar el salto al país galo. ¿Pero qué perfiles son los buscados para trabajar en Francia?

El servicio de empleo público francés Pôle Emploi ha realizado un estudio según el cual las empresas francesas tienen problemas para cubrir un tercio de las ofertas que proponen, lo que se traduce en 600.000 puestos de trabajo esperando a ser ocupados por profesionales de determinados sectores, como la sanidad o la restauración. Muchos de estas ofertas siguen siendo grandes oportunidades para los españoles que buscan trabajo en Francia. Europa está en crisis, pero llama la atención ver en Francia unas 600.000 vacantes de puestos de trabajo, concretamente el país demanda con urgencia enfermeras, personal especializado en cuidados de ancianos a domicilio, agentes comerciales, animadores deportivos y agentes de seguridad.

Además de estas ofertas de trabajo en Francia, hay otros empleos como cocineros, camareros, informáticos y trabajadores relacionados con el sector de la aeronáutica, así como profesionales de calidad en la construcción y el sector inmobiliario, uno de los sectores donde más paro hay en nuestro país; que también se necesitan, pero en menor medida.

 ¿Cómo encontrar ofertas de trabajo en Francia? Los trámites.

Antes de ir a trabajar a Francia, es imprescindible controlar el idioma. No serás aceptado en ninguna vacante si no tienes un manejo del idioma nivel intermedio, un B1/B2 según el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas. Si te ves un poco verde en cuanto al idioma, Alliance Française, una institución que aúna la enseñanza del idioma y la cultura francesa apoyada por la Embajada de Francia en España, ofrece cursos para prepararte el idioma (incluso en los meses de verano).

Con el idioma controlado, empieza la búsqueda de empleo. Francia está buscando profesionales cualificados, por lo que se fijarán muy bien en la formación y experiencia relacionada con el sector de la vacante de trabajo. Para trabajar en Francia, se puede empezar por insertar el currículum en el portal europeo de movilidad, EURES, donde podrás gestionar incluso tu currículum vitae para que lo vean las empresas interesadas.

También son buenos puntos de partida  la red de Información Juvenil y Documentación Juventud (CIDJ), los Centros Regionales de Información Juventud (CRIJ), las Oficinas de Información Joven (BIJ) y los puntos de información repartidos por toda Francia, lugares donde se informa sobre temas que preocupan a los jóvenes (estudios, empleo, vacaciones y actividades de ocio). Para aquellos que busquen trabajo en Francia, también se puede encontrar información útil en los espacios de Jeunes Diplomés, centros que se han abierto en las ciudades con alguna universidad y realizan funciones de información, orientación e inserción profesional y organización de encuentros con empresas y gabinetes de selección.

 El proceso de selección para obtener trabajo en Francia

Se acabaron las entrevistas face to face. Bueno, en su mayoría. A Francia han llegado las nuevas técnicas de selección, entre ellas el Cafecontact, el Colunching o el Jobdatting. Pero, ¿en qué consisten exactamente estos procesos de selección? Se trata de hacer la entrevista personal algo más cálida, para así ver al candidato en una situación más natural.

El Cafecontact consiste en la típica entrevista de trabajo pero con la objeción de que esta se realiza en un bar o una cafetería, un lugar donde encontraremos un clima de mayor confianza. La idea es no hacer cribas de candidatos por un mero papel, sino que los descartes se hagan conociendo el perfil del posible trabajador.

El Colunching, por su parte, es bastante similar al anterior, pero cuenta con una pequeña diferencia: las reuniones no son de empleado-candidato, sino de unos cuantos emprendedores y empresarios que no se conocen de nada y que se reúnen para hablar sobre ideas y proyectos que tienen en la mente. Por lo general, entre los invitados hay un jefe de Recursos Humanos de una determinada empresa, por lo que podríamos decir que es una entrevista de trabajo en un ambiente más distendido, ya que al igual que el Cafecontact, esta técnica se realiza en un restaurante.

Por último, el Jobdatting se suele utilizar cuando el número de empleados necesarios es más grande de lo habitual, y consiste en que la empresa cita a los candidatos a realizar algún tipo de actividad todos juntos, incluidos el personal de selección y sus futuros jefes, para así conocerse todos mejor y de manera más directa. Como ejemplo de esto podemos citar a la empresa Akka Technologies, que decidió juntar a candidatos y jefes en una estación de esquí durante un fin de semana antes de dar el veredicto final. Todos los ejemplos anteriores son oportunidades para los españoles que lleven tiempo meditando la empresa de buscar empleo en Francia.

Ámbito de trabajo

Pero, ¿cómo es la jornada laboral en Francia? A finales de los noventa, el gobierno de Jospin estableció 35 horas como el número de horas máximo semanal para trabajar en Francia. Según el Código de Trabajo Francés, la jornada laboral máxima es de 8 horas diarias, con un tope de 35 horas, por encima del cual se pueden realizar horas extraordinarias con ciertos límites.

Por otro lado, en Francia está prohibido el trabajo dominical salvo autorización especial o sectores específicos – hostelería, alimentación, bienes culturales, zonas turísticas, etc. Los asalariados tienen derecho, como mínimo, a 2,5 días de vacaciones pagadas por mes entero trabajado. Y, en general, se toman 3 o 4 semanas de vacaciones pagadas durante los meses de julio y agosto, y una semana al final del año.

Si hablamos de contratos laborales, los temporales no pueden durar más de 18 meses, debiendo ser renovados una vez. Un contrato a plazo fijo no tiene un período de trabajo exacto, debe ser declarado en el contrato por escrito.

En cuanto a los franceses, se dice que son algo fríos y desconfiados, pero nada que ver con la realidad, simplemente son más cuidadosos con sus relaciones sociales. No podemos pretender encontrar un “amiguismo” español en el país galo, pero con paciencia se ganan las relaciones con los franceses. Tendrás que hacerte a ellos para trabajar en Francia.

Vida en Francia: clima, transporte, vivienda

El clima en Francia es similar al nuestro en las zonas del sur, pero más frío en las zonas del norte, donde linda con Bélgica y Luxemburgo.  Lo mismo pasa con el centro y este: inviernos duros al estilo alemán.

Si hablamos de carreteras, la red de transportes es envidiable. Con casi 80.000 km. nos encontramos ante una de las redes más grandes de Europa. El coche es una buena opción para viajar de un lugar a otro, aunque hay que tener cuidado en las ciudades, donde algún punto céntrico pueda estar restringido al tráfico.

La red aérea es, también, igual de buena. Podemos volver a España desde cualquier aeropuerto del país, pues Francia cuenta con dos aeropuertos en la capital y uno en cada ciudad importante del país. Si queremos viajar dentro de Francia, el avión es un poco caro. La mejor opción es, sin duda, el tren. La RENFE francesa, llamada SNCF (Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses), dispone de una red de trenes rápida y eficaz que incluye varias líneas de alta velocidad TGV y conexión con Inglaterra a través del Eurotunel. También están las redes de Metro, disponibles en 6 ciudades de Francia. La capital, París, cuenta con 15 líneas de tren suburbano, además del RER, 4 líneas adiciones que conectan el centro de la ciudad con las zonas periféricas.

Si hablamos de vivienda, es importante tener una idea del alojamiento que estamos buscando: un hostal, alquilar una casa o una residencia. Los precios son parecidos a España, las ciudades más grandes, como París, son mucho más caras que el resto de ciudades francesas.

Ciudades importantes para trabajar en Francia

Las ciudades más importantes para buscar trabajo en Francia son París, Marsella, Lyon, Burdeos y Niza. Son los principales núcleos de población y todas tienen su encanto que las hace únicas: París con la Torre Eiffel y el Sena; Marsella con su puerto; Lyon y el Ródano; Niza y sus vistas al Mediterráneo…además de otras ciudades con menor importancia e igualmente encantadoras, como Toulouse con el río Garona, Alsacia o Aix-en-Provence.

Pero ahí no acaba todo, también hay que destacar las zonas montañosas de Francia, como los Pirineos que hacen frontera con España y, por supuesto, los Alpes y el Mont Blanc. ¡Bienvenidos los amantes de los deportes de invierno! Otros deportes importantes de Francia son el ciclismo, con el flamante Tour de France o el tenis de Roland Garros. Para los más pequeños y no tan pequeños, que mejor que un buen parque temático inspirado en los personajes de Disney, Disneyland Resort París. Y para los amantes de la ciencia, el Futuroscope.

Si aún no estás decidido a dar el salto al país, las ofertas de empleo dentro de nuestro país las encontrarás aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.