5 consejos que debes seguir antes de la entrevista de trabajo

Se acerca el día de la bestia: el de tu entrevista de trabajo. Mentalidad positiva, un buen estudio de la empresa y algunos consejos más, son los que hoy, en jobandtalent, vamos a darte para que salgas airoso de ella. En posts anteriores hablábamos de cómo actuar durante la entrevista de trabajo, pero, ¿qué hacer los días anteriores? Deja los nervios a un lado y atento a nuestros consejos.

1. Conoce todo lo que puedas de la empresa

Así podrás mostrar toda tu motivación el día de la entrevista de trabajo. Lo más importante es que encuentres respuestas a preguntas como “¿qué productos o servicios ofrece?”, “¿cuál es su cultura corporativa?”, ¿ha pasado por un proceso de cambio recientemente?”, “¿cuál es su posición en el mercado y quiénes son sus principales competidores?”.

Si la empresa es una conocida multinacional tendrás mucha información disponible en internet para poder preparar con claridad un guión sobre las ideas fundamentales, pero siempre va bien un poco de investigación directa con profesionales de Recursos Humanos cuya jornada laboral se desarrolla dentro de la compañía. Los reclutadores consideran que es especialmente importante en los sectores jurídico y financiero, dónde tradicionalmente hay más litigios en este sentido. También será recomendable conocer la situación económica de la empresa así como su posicionamiento actual en el sector en el que se enmarca. Así entenderemos cualquier puesto de trabajo que se desarrolle en esa empresa y podremos posicionarnos mejor como un activo para mejorar esa posición.

2. Estudia tus aptitudes y véndete

Para algunos seleccionadores, las entrevistas se basan en encontrar candidatos que se diferencian por alguna habilidad particular, así que descubre cuál es la tuya y posiciónate como el mejor candidato para ayudar a la compañía a alcanzar la meta que se proponía cuando inició este proceso. Y, por supuesto, asegúrate de que esto queda claro en la entrevista de trabajo. También es conveniente que definas (para ti mismo) los proyectos de futuro y metas profesionales que tienes en mente.

Si el entrevistador te pregunta acerca de tu pasado profesional, evita los aspectos negativos y no expliques posibles conflictos con jefes o antiguos compañeros de trabajo. El reclutador podría llegar a pensar que no eres capaz de adaptarte a un grupo de trabajo. Que tampoco te pillen desprevenido si te hacen preguntas sobre tu intimidad (si estás casado, piensas tener hijos, religión, pensamientos políticos, actividades en tu tiempo libre…), solo deberás responder si piensas que es adecuado y no te incomoda la situación. Es muy común que te pregunten sobre tus puntos débiles, al igual que tus aptitudes, deberás estudiarlos y preparar argumentos para defenderlos.

3. El currículum “a pies juntillas” y la justa puntualidad

Recuerda llevar una copia del currículum y de la carta de presentación a la entrevista de trabajo. No sólo eso, se recomienda llevar también una lista de los distintos contactos que hayas tenido con ellos, las preguntas que todavía tengas y, por supuesto, tu agenda. Durante la entrevista, actúa profesionalmente. Antes acudir a la entrevista de trabajo, no te olvides de confirmar tu asistencia, así como el lugar, fecha y hora de la entrevista. Lo ideal es llegar 5 minutos antes a la entrevista de trabajo, pero si no sabes donde se llevará a cabo, un plano de Google Maps nunca viene mal. Perderse por el camino no es una opción.

 4.La primera impresión es la que cuenta

De nada sirve que seas el mejor para el puesto si llegas a la entrevista de trabajo mal vestido, sucio o sin afeitar. Como la comida, el candidato “entrará por los ojos”. Una apariencia correcta cuenta mucho, y la vestimenta también es un factor importante. Sabemos que no todas las profesiones son de traje y corbata, así que es bueno que sepas distinguir cómo vestirte según el puesto al que vayas a optar. Trabajos artísticos como director de arte o creativo publicitario siempre darán más carta blanca a la hora de elegir vestuario. Una sonrisa también es importante; siempre se valorará más a un candidato con una actitud positiva que transmita buenas vibraciones que a uno serio o temeroso.

5. Siempre hay tiempo para un último repaso

Si ya te has informado de la empresa, tienes claras las ideas que pretendes transmitir durante la entrevista y la información recopilada te ha permitido elaborar una serie de preguntas interesantes para exponer, solo te queda echarle el último vistazo a algunas cosas. Un poco de práctica de tus habilidades comunicativas nunca vienen mal: vocabulario, expresión, lenguaje no verbal, potenciar la naturalidad…

La noche de antes, procura dormir bien, 8 horas es lo recomendado. Así te podrás levantar relajado y con mentalidad positiva. Cena ligero y no te saltes el desayuno, que te suenen las tripas durante la entrevista de trabajo no será agradable para ninguno de los dos. No te olvides del plano para ser como llegar a la entrevista de trabajo, dinero en efectivo por si coges un taxi o gasolina por si vas en coche. Tu currículum en una carpeta y el nombre de la persona por la que vas a preguntar bien apuntado. Por último, controla los nervios y mentalidad positiva.

Uno de nuestros expertos, Víctor Morales realizó un video tutorial explicando consejos básicos para la plataforma Practicopedia del diario La Información. Puedes ver el vídeo pinchando aquí.

Después de estos consejos, estás listo para tu entrevista de trabajo. Si aún no tienes ninguna, ¿a qué estás esperando para aplicar a alguna de nuestras ofertas de empleo?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.