Guía y consejos para buscar trabajo en China

China, el gigante asiático, es un destino que se ha hecho apetecible en los últimos años para muchos que buscan trabajo en China. Hay muchas oportunidades para trabajar en China pero el camino hasta llegar al puesto que buscas no es fácil. Por eso, si crees que China es la tierra prometida y estás pensando en irte en busca de una oportunidad laboral, desde jobandtalent te ofrecemos una pequeña guía para que no te pierdas en el camino de buscar trabajo en China.

¿Por qué  buscar trabajo en China?

La evolución económica de este país es la más rápida de todo el mundo. Durante los últimos 20 años ha crecido a un promedio anual del 10%, haciéndose más fuerte en medio de la crisis económica. Uno de los motores impulsores del crecimiento económico es la fuerte inversión en los últimos años  y sus exportaciones. A partir del 2001, China ha ido consolidando su lugar de motor importante en la economía mundial, sobre todo porque ha logrado elevar las tasas del PIB, captar la inversión extranjera directa y desarrollar el comercio internacional y las infraestructuras.

En 2005 se convirtió en la quinta economía del mundo y en la tercera potencia exportadora, y en 2009 empezó a ocupar el tercer  lugar en la economía mundial, lo cual se debe a la sólida estrategia de crecimiento que fortalece su modelo de desarrollo, sobre todo en dos campos fundamentales: el comercio exterior y la inversión. El crecimiento del PIB de este año se sitúa en torno al 8%, un poco más bajo que años anteriores debido a la recesión económica mundial.

Trabajar en China: ¿para quién?

Como hemos dicho antes, todos aquellos que se están planteando buscar oportunidades profesionales para trabajar en China, deben seguir leyendo dentro del post. Los más demandados son, respecto a los idiomas: profesores de inglés y de español, traductores y correctores de texto; ingenieros industriales y arquitectos para el sector de la construcción; buscan también a profesionales de las nuevas tecnologías: informáticos, diseñadores de páginas web y aplicaciones móviles; profesionales de los negocios, marketing y finanzas: CEOs, directores generales, expertos en comercio on-line. En el 2013, los perfiles técnicos y de negocios están siendo los más demandados.

El idioma base es el inglés, pero si sabes algo de chino podrás progresar más rápido en tu carrera profesional. Los chinos cada vez están mejor preparados, así que la competencia profesional será dura.

También cabe destacar en este apartado la presencia de empresas españolas en China. Puedes intentar entrar en una de ellas, cada vez son más las que se van. Junto a las pioneras Técnicas Reunidas, Inditex, Alsa o Bodegas Torres; se unen grandes firmas como Bimbo, Acciona, El Corte Inglés, Chupa Chups o Gallina Blanca. China está en el punto de mira.

Principales ciudades para trabajar en China

China es un país muy grande y complejo, antes de iniciar nuestra aventura tenemos que elegir la ciudad donde queremos encontrar empleo. Las 3 ciudades más recomendables son:

Shanghai: es la ciudad más poblada de China, cuenta con cerca de 20 millones de habitantes y es el corazón financiero del país asiático. En Shanghai están establecidas la sede de la mayoría de las empresas multinacionales, empresas de servicios y cuenta con uno de los puertos más importantes de China. En las inmediaciones de Shanghai se encuentran muchas fábricas dedicadas a la exportación.

Guangzhou: es una zona económica especial, cuenta con leyes más flexibles y relajadas respecto a otras zonas de China, su proximidad con Hong Kong ha favorecido el asentamiento de empresas dedicadas exclusivamente a la exportación/importación de productos.

Beijing o Pekín: la capital china, es la segunda ciudad más grande con cerca de 18 millones de habitantes y es el centro económico, político y cultural de China. En Pekín se encuentran las empresas estatales más importantes del país, muchas multinacionales y empresas de servicios. Además, Pekín tiene su propio “Silicon Valley”, el parque tecnólogico Zhongguangcun, donde están asentadas las empresas de innovación tecnológica del sector de IT.

Los papeleos para trabajar en China

Lo más difícil a la hora de trabajar en China. Tendrás que conseguir la visa Z (visa de trabajo), para ello es necesario que hayas acabado la carrera, tener más de 24 años y, al menos, dos años de experiencia en el sector de la empresa que te vaya a contratar. Tendrás que entrar en el país con la visa de trabajo o, si ya estás en China, volverte a España y pedirla en el consulado chino. Las empresas chinas tampoco te van a ayudar, te dirán que te busques la forma de encontrar el visado antes de contratarte. Puedes consultar la página del consulado chino en España aquí para ver la documentación necesaria para trabajar en China; en esta otra página también tramitan el visado para China y otros países.

Si tienes suerte y encuentras una empresa grande (china o internacional) con muchos extranjeros en su plantilla, te podrán tramitar la visa porque ya tienen práctica con el papeleo. Desde julio, el gigante asiático ha lanzado el “Visado para talentos”, con dos versiones, para permitir a profesionales cualificados disfrutar de un permiso de residencia y trabajo de hasta cinco años. China necesita cubrir “urgentemente”, los miles de puestos de trabajo que requiere. Las visas serán la R1 y la R2, para profesionales extranjeros senior o de reconocida experiencia.

En cuanto al currículum, a la hora de postular a una multinacional China, deberás enviarlo en inglés y en mandarín. La foto sin grandes sonrisas, recuérdalo. A la hora de la entrevista, elige colores sobrios para tu ropa, véndete con recato y jamás critiques a tus anteriores empresas. Es conveniente que llegues 10 minutos a la entrevista, como forma de cortesía. Al inicio de ello, estrecha la mano y entrega tu tarjeta con las dos manos mientras inclinas un poco la cabeza. Cuando ellos te den su tarjeta, ponla en la mesa hasta terminar la entrevista para guardarla en un lugar seguro, pero siempre en la parte superior del cuerpo, nunca en un bolsillo del pantalón. No olvides estrechar la mano para despedirte y decir algunas palabras en chino, esto último siempre da buena sensación.

Ya son  80.000 personas las que estudian el idioma en nuestro país, y el número de personas que lo estudian en el mundo se ha duplicado de 2011 a 2013.

El proceso para trabajar en China

Es necesario que tengas una red de contactos. En China se le llama a esto “guanxi”; la relación personal entre personas que son un componente clave en cómo se conduce el negocio. Debes pasar un tiempo para desarrollar una relación para conseguir un trabajo. La mejor manera de empezar a construir guanxi es pasar varias semanas en alguna ciudad china donde planeas trabajar y hacer todo lo posible para conocer a toda la gente. Hazte de tarjetas profesionales (por un lado en inglés y por el otro en chino) porque te serán útiles a la hora de trabajar en China.

También puedes buscar empleo on-line. Puedes usar varias webs como 51job.comzhaoping.com o cjol.com. También hay páginas según ciudades: para Pekín thebeijinger.com; para Shanghai:shanghaiexpat.com; para Shenzhen: shenzhenparty.com

El salario a la hora de trabajar en China

Las empresas chinas conocen las necesidades de los trabajadores occidentales. El occidental quiere vivir en una buena casa, comer comida de calidad, viajar…y no está dispuesto a trabajar con un salario equiparable al de un ciudadano chino. La gente de recursos humanos empieza a negociar a partir de los 8000 rmb (unos 963 euros), que es mínimo que un occidental puede aceptar para cubrir todas sus necesidades. En cambio,  un trabajador chino (de ciudad) aceptaría por 5000-6000 rmb (entre los 600 y 722 euros), que es el mínimo para cubrir sus necesidades.

Forma de vida. Historia. Cultura.

Su forma de vida y costumbres  son muy diferentes a las nuestras y hay cosas que tienes que saber para evitar el choque cultural. Por ejemplo: el hombre sigue siendo el cabeza de familia, los mayores son muy respetados, solo se puede tener un hijo por cada matrimonio y quienes no cumplan con esto tienen que pagar una multa, el nacimiento de mujeres está mal visto y aceptado… También está mal concebido conocer el sexo de un hijo antes de su nacimiento.

Con la llegada del régimen comunista, los chinos han perdido su gran riqueza histórica y costumbres milenarias; este régimen negó a varias generaciones su pasado histórico, religioso, construcciones milenarias, etc. Aunque actualmente existe mayor aceptación en cuanto a identidad, es mucho lo perdido para transformarse rápidamente en una sociedad globalizada.

Como es el ámbito laboral en China

En el trabajo, los chinos son muy detallistas y cordiales. Suelen agasajar a los clientes con invitaciones a almuerzos y cenas. Al final de cada año lunar, los patrones rinden tributo al dios de la Tierra y ofrecen un banquete para sus empleados. Los patrones ofrecen el banquete de fin de año para mostrar su agradecimiento a los empleados por haber trabajado duro durante el transcurso del año. Los empleados también reciben aguinaldos en los festivales chinos, tales como en el Festival de los Botes Dragón, el Festival de Medio Otoño, y el Año Nuevo chino.

El horario de trabajo común es de 40 horas semanales, 8 horas por día hasta un máximo de 44 horas semanales de media. No más de 36 horas extras por mes. Se descansa un día a la semana y la edad de jubilación se sitúa en los 55 años para las mujeres y 60 años para los hombres.

Ocio en China

En cuanto al ocio, los chinos son personas más bien caseras, prefieren divertirse en casa. Si te invitan a su casa, cosa poco habitual, habrá que descalzarse para entrar en la vivienda. También hay que llegar puntual, no hacerlo será una descortesía. La cultura de los videojuegos también es algo muy fuerte aquí, se pueden pasar horas jugando a ellos, y también al ajedrez o al ping-pong. Les encanta la naturaleza, pasear y leer. El Tai Chi es una forma de vida, al igual que la jardinería y el anime.

Empieza sumergiéndote en la cultura milenaria china apuntándote a un curso de pintura china o visitando sus playas, templos o bosques. China con un gran escenario de maravillas naturales, muchas de ellas reconocidas por la UNESCO como Lugares de la Herencia del Mundo. Los lugares populares incluyen la Reserva Natural de Oomolangma, en las faldas del Monte Everest en el Tibet, el Monte Taishan y las cataratas y lagos del Valle Jiuzhaigou.

Los parques antiguos y los bosques de bambú de Sicuani son algunos de los últimos lugares en la Tierra donde ha podido sobrevivir el panda gigante; y en el noroeste de China podrás encontrar especies en extinción para ver como el Tigre Manchurian. En cuanto a templos hay miles, pero lo primero que tendrás que visitar será la Gran Muralla China.

El día a día: transporte, comida y alojamiento

Para viajar dentro de las ciudades, lo más útil es usar el metro o el autobús. Este último es recomendable para ciudades de tamaño medio como Xi’An o Xiamen. El precio suele rondar el 1 RMB (12 céntimos de euro) por trayecto y se paga en el mismo autobús, aunque también se pueden comprar bonos de varios viajes. Para las grandes ciudades, lo mejor es usar el metro ya que llega casi a todas partes y es rápido, limpio y económico (2 RMB el trayecto en Beijing y a partir de 3 RMB el trayecto en Shanghai; 22/36 céntimos de euro).

Pero prepárate para los codazos, aquí se entra y se sale por la fuerza, y no sólo en hora punta… En cualquier sitio los pasajeros tendrían que dejar salir primero para entrar después, pero aquí no es así. La gente se apelotona en la misma salida impidiendo que nadie pueda bajar ni subir.

En cuanto a la comida, el precio es muy barato. El precio del menú suele ser de 3 o 4 euros, pero también puedes comer más barato en la calle (3 pinchitos por menos de un euro). Los productos occidentales se pagan caro (si es que se encuentran, claro).

Al hablar de vivienda los precios varían según la ubicación y la ciudad. Si quieres un piso de calidad occidental, el precio del alquiler sería de unos 1400-2000 RMB (168- 240 euros). Pisos regulares chinos los hay mucho más baratos. Pero para alquilar cualquiera de ellos es conveniente que hables algo de chino para facilitar las cosas.

Si quieres dar el salto, ya has visto todo lo que necesitas para ir a trabajar a China. No es un camino de rosas pero en tus manos está el reto. Antes, no te olvides de consultar nuestras ofertas de empleo en España.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.