Consejos para pedir un aumento de sueldo

Todos en algún momento de nuestra vida profesional hemos deseado un aumento de sueldo. Desde Jobandtalent somos conscientes de que muchas veces, por falta de confianza o por miedo no nos atrevemos a pedir un aumento de sueldo, y otras veces lo solicitamos de forma errónea. Por ello, hoy te queremos dar las claves para que sepas cómo afrontar el momento de pedir un aumento de sueldo de la forma más eficiente posible.

Analizar la situación de la empresa

Antes de plantear un aumento de sueldo, tenemos que ser conscientes de la situación económica en la que se encuentra la empresa. Hay que averiguar si los resultados han mejorado respecto a años anteriores y cómo ha influido tu trabajo a ello (de manera directa o indirecta). De esta forma, el planteamiento será mucho más fácil y si ves que la empresa está teniendo un mal año a nivel de resultados, quizás no sea el momento de pedir un aumento de sueldo.

Aportaciones a la empresa

Obviamente, el mejor argumento para solicitar un aumento de sueldo se basa en exponer claramente las tareas realizadas y que han contribuido al buen funcionamiento de la empresa. Es posible que el jefe, sumergido en su frenético día a día, no haya reparado en lo imprescindible que eres para la empresa o en lo que realmente aportas y vales, por lo que a veces necesitan que se lo recuerdes de forma directa y concreta, sin pecar de prepotente.

Véndete de la mejor forma posible

A la hora de solicitar un aumento de sueldo, es necesario que aparte de explicar detalladamente tu aportación a la empresa, te vendas de forma excepcional. Muestra una absoluta confianza en ti mismo para trasmitir seguridad también al jefe, y así hacer que confíe en ti y que te vea valedor de un aumento. Tampoco hay que dar un speech a la americana de estos que terminas con el corazón encogido. Lo mejor es prepararse un pequeño guion (aunque sea mental) y seguirlo a rajatabla. Es mejor no improvisar.

No te bases en la idea de la “necesidad” para pedir un aumento. Al jefe poco le importa tu hipoteca, tus cinco hijos o la reforma urgente que necesitas en casa. Pides un aumento de sueldo porque lo mereces, porque trabajas muy duro y con buenos resultados; no porque lo necesites (aunque pueda ser el caso). A ningún jefe le gusta dar limosna sino que incentiva a aquellos trabajadores que se lo curran, no a los que más lo necesitan.

Elige el momento adecuado

Una vez estudiada la situación en la que se encuentra económicamente la empresa, un buen momento para plantear un aumento de sueldo es a finales de año que es cuando las empresas normalmente realizan las revisiones salariales. Momentos que también pueden jugar a tu favor a la hora de conseguir un aumento es cuando te han ascendido en la empresa, cuando han aumentado tus responsabilidades o cuando hayas obtenido un éxito importante y reconocido en la empresa.

Cómo presentar la propuesta

Por escrito. Siempre. Nada de abordar al jefe en el pasillo o en el ascensor y proponerle una entrevista para hablar sobre el tema. Esto demuestra poca profesionalidad. Da la sensación de que para ti no es un tema muy importante sino que lo haces “por si suena la flauta”.

Debemos escribir a la persona encargada y aclarar desde el principio la razón por la cual pretendemos entrevistarnos. Intenta presentar toda la documentación necesaria para fortalecer los argumentos que vas a utilizar en la entrevista así como un proyecto salarial sensato y por escrito. Debemos plantear una subida concreta y tangible, es decir, una cifra.

Consejos prácticos

-No amenaces con irte de la empresa porque puede que entres para solicitar un aumento de sueldo y salgas con una mano delante y otra detrás, derechito al INEM.

-Siempre basa todo lo que argumentes en hechos tangibles.

-No te compares con tus compañeros. Plantea el aumento basándote en tus méritos.

-No plantees el aumento de sueldo como una reivindicación, sino como un paso más en tu carrera profesional.

-No utilices argumentos personales ya que devalúas tu propio trabajo.

-No vayas de víctima.

-No pidas un aumento de ciencia ficción. Se razonable. Esto no es como regatear en el mercadillo.

-Pon atención a lo que te diga tu jefe. Demuestra que practicas la autocrítica y que no tienes miedo a admitir tus errores. No muestres una actitud defensiva.

-Es de bien nacido ser agradecido. Sea cual sea el resultado de la negociación, da las gracias por el tiempo invertido en la reunión y porque haya escuchado tus inquietudes.

Ahora ya conoces todos los secretos para conseguir un aumento de sueldo. Si aun así no funciona o no cuentas actualmente con un sueldo sobre el que negociar, consulta nuestras ofertas de empleo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.