Fiestas de empresa para mejorar el clima laboral

Desde Jobandtalent hoy queremos hablar de la importancia de favorecer un clima laboral adecuado como medida para aumentar la productividad de los empleados. Una de las estrategias a seguir para ello es a través de las famosas fiestas de empresa.

Como ya hemos mencionado, el clima laboral es un factor determinante para el buen funcionamiento de una empresa. Conseguir que todos los empleados se sientan a gusto en su puesto de trabajo es el primer paso para que aumente su productividad y también favorece el trabajo en equipo. Una de nuestras recomendaciones es organizar, de forma periódica (tres veces al año por ejemplo) fiestas de empresa, donde los trabajadores nuevos pueden darse a conocer y superar así el trago de ser “el nuevo» o «la nueva”. A parte de servir para romper el hielo en el caso de las nuevas incorporaciones, las fiestas de empresa ofrecen la oportunidad de conocer a empleados de otros departamentos por lo que, superada la fiesta el nivel de sinergia y comunicación entre los distintos departamentos se verá incrementado.

Al conocer personalmente a las personas que están sentadas a tu alrededor, se crea un ambiente más distendido y cómodo. Las fiestas de empresa hacen que el empleado se sienta parte integrante de una comunidad, algo que, psicológicamente en el fondo, buscamos todos.

Cada vez se estila más que grandes empresas internacionales, como Management Solutions o J.P. Morgan organicen cursos formativos de fin de semana, donde toda la nueva hornada de becarios pasa tres días en una casa rural a las afueras de la ciudad para conocerse entre ellos y fomentar el trabajo en equipo. Estas formaciones de fin de semana o estas fiestas de empresa, pueden terminar siendo armas de doble filo, por lo que es necesario que se adapte la oferta de ocio al perfil y al número de empleados.

Es conveniente que los jefes se impliquen y se relacionen con sus empleados de una forma cercana en las fiestas de empresa, para que el «buenrollismo» se haga extensivo a todos los niveles. Puede que alguien considere que el hecho de que los empleados sean amigos entre ellos, favorece las charletas demasiado extensas o hace que se pierda más el tiempo en el trabajo, pero está comprobado que si el empleado se siente parte integrante de la empresa y se encuentra a gusto en su puesto de trabajo, mejorará su rendimiento y productividad. Al trabajador le importará mucho más estar a la altura de los objetivos que se le exigen e intentará no defraudar a su jefe o superior, ya que el vínculo es más personal.

Si un empleado está encantado con su oficina y con sus compañeros, estará más inclinado a hacer bien su trabajo para mantener su puesto, no sólo porque si le despiden se quedará en la calle, sino porque al mismo tiempo, “perdería” grandes amigos.

Por lo tanto, las fiestas de empresa favorecen positivamente el funcionamiento de las mismas. Si buscas ese favorable clima de trabajo, echa un vistazo a nuestras ofertas de empleo y encuentra aquello que mejor se adaptan a tu perfil.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.