Todos los consejos para hacer un buen currículum

El curriculum vitae es, en la búsqueda de trabajo, su único y mejor aliado. Para cualquier puesto de trabajo, antes de poder deslumbrar con sus cualidades dialécticas y su personalidad y profesionalidad en una entrevista, debe poder “venderse” y seducir a la empresa a través de su currículum. Desde Jobandtalent, conscientes de la importancia de este primer y decisivo trámite, le damos ciertas directrices claras y concisas para que sea su currículum el que llame la atención del seleccionador de personal y no otro.

El currículum es su carta de presentación y como se suele decir, solo hay una oportunidad para causar una buena impresión. En menos de dos caras, se deben recoger años de experiencia profesional y académica así como rasgos de su personalidad que puedan ser de utilidad en el ámbito laboral.

Lo primero de todo, y aunque parezca una obviedad, es la ortografía. Es muy importante cuidar la ortografía ya que, de lo contrario, todo lo demás se convierte en superfluo. Si la persona que está leyendo su currículum se encuentra con una falta de ortografía o una errata, poco importarán sus estudios de ingeniería o física cuántica ya que su currículum pasará directamente a la pila de descarte.

El currículum debe presentarse de manera esquemática para que sea muy visual y conciso.

Datos personales  

En este apartado debe incluir lo típico: nombre completo, fecha de nacimiento, teléfono de contacto y dirección de email. Si tiene una cuenta de email antigua poco profesional sería conveniente que la cambiase, recurra al clásico nombre.apellido@gmail.com. Es conveniente que se adjunte una foto a color, tamaño carnet, en la esquina superior derecha. Facebook ha hecho mucho daño, así que ponga atención a la clase de foto que escoge. Ni que decir tiene que debe ser una foto profesional y seria (que no se vea media cara de un amigo en un lado).

Experiencia profesional

Es importante que su currículum esté ordenado cronológicamente (tanto la experiencia académica como la profesional). Empiece por la actividad más reciente hasta llegar a la más antigua. No importa si no cuenta con mucha experiencia profesional, muchos universitarios están en la misma situación y los seleccionadores son conscientes de ello. Es preferible ser sincero a inflar el currículum con datos no del todo verídicos. Describa las funciones que ha desempeñado en el puesto de trabajo así como una breve reseña sobre la actividad a la que se dedica la empresa. Es conveniente que adapte su currículum y su experiencia laboral al puesto al que desea presentarse, y si ello significa quitar información, no lo dude.

Experiencia académica

En este caso, no hace falta remontarse al colegio; con poner dónde se ha cursado el bachillerato es suficiente. En este apartado no se incluirán cursos adicionales o monografías de fin de semana. Se limitará a estudios superiores (Máster, Universidad, Formación Profesional, Bachillerato…). En caso de haber cursado algún año de otra carrera incluya también la titulación que comenzó. Aunque haya sido sólo un curso, al seleccionador también le pueden interesar sus conocimientos básicos de esta otra materia.

Formación complementaria

En este apartado deberá indicar los cursos que haya hecho a parte de su carrera universitaria aunque hayan sido organizados por la misma entidad o los títulos que haya adquirido (como Monitor de Ocio y Tiempo Libre o similares). No incluya en este apartado sus títulos de idiomas ni estancias en el extranjero para aprender inglés.

Idiomas

Lo más importante de este apartado es la sinceridad. Cada vez se estila más que en medio de una entrevista, el entrevistador intente contrastar y poner a prueba su nivel de idiomas y de repente se ponga a hablar en inglés por lo que de poco servirá que ponga nivel alto hablado y escrito si realmente no lo tiene ya que luego puede salir a la luz en la entrevista. Tampoco es necesario indicar todos los cursos de verano en el extranjero que se han realizado ya que resulta pesado. Con indicar el idioma y el nivel (real) hablado y escrito junto con los títulos oficiales obtenidos (de tenerlos) es suficiente.

Informática

En este apartado también es importante la sinceridad. Incluya el manejo de programas en general y no olvide incluir las redes sociales, ya que cada vez más empresas utilizan las redes sociales como estrategia de marketing online. Existen programas que miden el nivel de mecanografía por lo que puede hacer alguna prueba en su casa y reflejar en el currículum el número de palabras por minuto (si este dato juega en su favor, por supuesto).

Intereses

Incluya también un apartado con sus intereses y aficiones personales. Las empresas dan cada vez más importancia a este apartado por lo que sea sincero. También incluya aquí si pertenece a alguna ONG o ha realizado algún voluntariado, así como si tiene algún blog personal (aunque sea de contenido poco profesional, dice mucho de sus habilidades informáticas y creativas).

Si entrega el currículum por email, recuerde hacerlo en formato PDF, justificado y organizado. Si por el contrario tiene la oportunidad de entregar el currículum en mano, no escatime en gastos. Imprima una buena copia a color en papel grueso, merece la pena gastarse unos céntimos más en la papelería.

Con todos estos consejos está usted preparado para deslumbrar con su currículum y encontrar las ofertas de empleo que más se ajustan a su perfil.

Para descargar el modelo de currículum pincha en plantilla CV

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.