En el año 2012, el salario medio español bajó por primera vez

Los datos publicados recientemente por el INE nos dejan dos titulares: el salario medio español baja en 2012 por primera vez desde que se tienen registros. Y como consecuencia,  se han reducido los costes laborales. Ambos titulares caminan en la misma dirección tal y como vamos a explicar desde Jobandtalent en este post. Más del 70% de los costes laborales son los salarios y por tanto, si estos bajan, los costes laborales también se van a ver reducidos.

El salario medio español se sitúa en 22.635 euros anuales.

Este dato supone una reducción de un 0,6% respecto al año anterior, el salario medio es por tanto unos 140 euros menos que en el año 2011. Sin embargo, en materia de salarios, en general suelen ser más elevados cuanto mayor sea la empresa, y además también existen grandes diferencias entre los salarios que perciben los trabajadores en función de la actividad económica que desempeñen. Y estas diferencias enmascaran el que realmente es el salario más frecuente: en 2011 el salario que más habitualmente percibía un español se situaba en torno a los 15.500 euros brutos anuales, muy lejos del denominado salario medio.

Salarios por sectores

El sector financiero es el que más ha visto incrementados sus salarios desde que comenzó la crisis, en torno a un 10,6% más que en el año 2008 dato que sobresale respecto a la subida que ha tenido el salario medio español desde la misma fecha, tan solo un 4,6%. Los trabajadores del sector financiero perciben de media 51.963 euros brutos anuales, 2.584 euros más que el año anterior.

También el sector relativo a seguros y fondos de pensiones privados está muy por encima de la media en cuestión de salarios. El salario medio de estos trabajadores también se ha visto incrementado durante ese periodo situándose en 35.221 euros. El sueldo medio más alto lo encontramos en el sector del suministro de luz, gas y aire acondicionado; situándose en 57.449 euros.

Sin embargo, en el otro lado de la balanza se encuentran los salarios en educación y sanidad que sí que se han visto reducidos durante el año 2012. En el sector sanitario, a pesar de estar por encima de la media, perciben unos 28.835 euros al año, 1.074 euros menos que el año anterior. Por otro lado, los salarios relativos al sector educativo ya se sitúan por debajo de la media con un sueldo medio de 20.884 euros.

También los salarios relativos a actividades económicas relacionadas con los servicios sociales han disminuido 359 euros,  un total de 14.871 euros de media. El sector textil con un salario medio de 20.039 euros, y el del motor con un sueldo medio de 28.595 euros también han visto reducidos sus salarios respecto al 2011.

Camareros y cocineros son los que perciben el salario más bajo, unos 11.500 euros; en la misma línea están hoteles y servicios de alojamiento en general que perciben en torno a 18.500 euros.

En general, la reducción del salario medio en España se ha dado a raíz de la Reforma Laboral del 2012, en la que se incluye la posibilidad de reducir el salario a través de la flexibilización en los cambios de las condiciones laborales de los trabajadores. Sin embargo, los cambios en las condiciones laborales deben estar justificados y nunca podrán ser inferiores a los estipulados en los convenios colectivos. De media, los salarios en empresas que cuentan con un convenio propio están  hasta 9.000 euros por encima de aquellas que se rigen mediante convenio colectivo o estatal.

Los costes laborales bajan un 0,7% en 2012 y España es el país que mayor reducción ha hecho

El coste por trabajador bajó durante el año 2012 por primera vez en una década, situándose en 30.667 euros anuales. Los datos que ya se conocen del año 2013, apuntan a que este año terminaremos  también con una reducción de estos costes. España se sitúa como el país de la Unión Europea en el que más se han reducido dichos costes.

Los costes laborales son aquellos que miden el coste del trabajo por unidad de producción. Incluyen fundamentalmente los salarios y los pagos a la Seguridad Social, y aunque en menor medida también incluyen gastos relativos a complementos salariales, horas extra, vacaciones, bonificaciones sociales, indemnizaciones, material de trabajo, etc.

Esta reducción de los costes en términos generales ha hecho que la economía española sea cada vez más competitiva. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en gran parte es fruto de la destrucción masiva de empleo, y de la moderación de los salarios. Y no tanto de la mejora eficiencia en los procesos productivos, o del incremento de valor añadido.

Y como es lógico, también existen grandes diferencias de costes laborales según las actividades económicas. Podemos ver costes de unos 18.000 euros anuales en el sector de la hostelería, y por otro lado costes de más de 78.000 euros en el de actividades energéticas. El sector de la banca y las finanzas en este caso, tienen unos costes medios por trabajador de 63.018 euros anuales.

La industria en general fue el sector que mayores costes netos por trabajador tuvo, un 1,7% mayores que en 2011; el sector de la construcción por su parte también  vio incrementados esos costes en un 1,5% respecto al año anterior. Y sin embargo en el sector servicios el coste neto por profesional se ha visto reducido en 1,3%.

Por comunidades autónomas, el mayor coste neto por trabajador siguió registrándose en el País Vasco (35.901 euros), seguido de Madrid (35.891 euros), Catalunya (32.902 euros) y Navarra (31.908 euros). Por el contrario, los menores costes se registran en Canarias (25.418 euros). Extremadura (25.685 euros) y Galicia (26.506 euros).

En resumen: los salarios bajan y los costes laborales también. Toda esta combinación de factores va a conseguir a costa de la renta como principal vía, la contraída devaluación interna y la creación de un mercado de trabajo cada  vez más competitivo.

zp8497586rq