¿Qué es la teleformación?

Cada vez es más común realizar algún tipo de curso o formación que amplíe nuestro currículum, y una de las maneras es a través de la teleformación. La diferenciación se ha convertido en un elemento fundamental a la hora de buscar un empleo y es aquí dónde coge importancia la teleformación. El problema es que muchas veces los cursos que nos interesa realizar están sujetos a unos horarios muy estrictos que no podemos compaginar con otras actividades, o que el curso que queremos realizar no se imparte en nuestra ciudad. Por eso, la teleformación es uno de los métodos de aprendizaje que más se está utilizando últimamente. Conscientes del auge de esta tendencia, en Jobandtalent queremos contarte en qué consiste la teleformación, y qué ventajas tiene.

Más conocido como e-learning, la teleformación es un método de aprendizaje que permite cursar algún tipo de estudios a través de Internet, sin tener ninguna limitación horaria, ni de localización. El precio de estos cursos de teleformación suele ser menor que en el caso de los cursos presenciales, y además la eficacia es la misma.

Además de que el alumno dispone de total libertad para organizarse el tiempo de estudio en función de sus circunstancias, la teleformación también permite estar en contacto permanente con su tutor a través de Internet, que le irá guiando en el proceso de aprendizaje. Otro de los aspectos de la teleformación es que reduce los costes de aprendizaje, tanto desde el centro de estudios, como para el alumno.

Mejora la efectividad del aprendizaje, aspecto que permite al alumno llevar una teleformación paralela a su carrera profesional. El alumno trabaja a su ritmo y no al de los demás compañeros. Este tipo de formación conocida como teleformación se centra en el resultado y no en el tiempo de aprendizaje.

Personaliza el proceso de aprendizaje a cada alumno. Cada alumno personaliza su propio estudio marcando él mismo el itinerario y la organización a seguir.

Los alumnos no necesitan estar constantemente tomando notas, puesto que tienen acceso permanente a los materiales didácticos.

Además, a pesar de ser un proceso formativo a distancia, se suele fomentar la interrelación entre los estudiantes a través de correos, foros o charlas para comentar las ideas que van surgiendo durante el proceso de aprendizaje.

Están constantemente siendo evaluados por sus tutores. Esto orienta al alumno hacia donde debe continuar su aprendizaje.

Sin embargo, la teleformación también se puede convertir en un problema. Los planes de estudios a través de Internet tienen mayor tasa de abandono que en los estudios presenciales. Además, los alumnos necesitan una serie de infraestructuras: ordenador, internet, programas… y en el caso de que alguno falle, no podrán seguir su formación. Por otro lado este método permite que este método enmascare a aquellos alumnos que presentan sus actividades, pero que en realidad no están siguiendo los estudios.

Entra en Jobandtalent e inscríbete en las ofertas de empleo que más se adapten a tu perfil profesional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.