La identidad corporativa de las empresas

Toda organización necesita tener una personalidad propia, un conjunto de características que la distingan y que permitan reconocerla, diferenciándola de las demás. Estos atributos específicos de cada institución configuran su identidad, la cual se concreta en dos cualidades definitorias. Los rasgos físicos que incorporan los elementos icónicos-visuales como signo de identidad y los rasgos culturales, que aportan los elementos profundos que forman la personalidad. En jobandtalent vamos a dedicar este post para hablar sobre la identidad corporativa de una empresa.

La identidad corporativa de una empresa se define como un conjunto de atributos y valores que toda empresa posee. Su personalidad, su razón de ser, su espíritu, etc… La imagen que refleje la empresa a través de la personalidad, hará identificarse de las demás, y colocarse en mayor o menor escala. La propia empresa se dará a conocer a través de sus propias normas y comportamientos. Todas las empresas, aunque no comuniquen nada, emiten continuamente mensajes a su alrededor. La imagen visual es uno de los medios prioritarios que más utilizan las empresas para transmitir y manifestar su identidad, mostrándola al público.

La identidad corporativa generalmente está marcada por un logotipo el cual se aplica a los diferentes materiales de promoción como las tarjetas de presentación, hoja y sobre con membrete, hojas de fax, etiquetas, carpetas, folletos, catálogos y obviamente a su lugar en internet.

Esta imagen corporativa sirve para darle una única identidad a un negocio que le permita dar una imagen de seriedad y a también de confiabilidad para los clientes, también permite ser identificado rápidamente por sus clientes o prospectos, sobresalir o diferenciarse de su competencia y llegar a posicionar la marca a nivel internacional.

Por tanto, la identidad corporativa es una de las piezas claves de la comunicación en empresas e instituciones y sólo una identidad corporativa fuerte, coherente y consistente permitirá a estas organizaciones adaptarse a los cambios, cambios que llevan a que sus responsables en materia comunicativa realicen continuos estudios de imagen que les permita:

  1. Conocer la marca y el producto.
  2. Definir el producto/servicio.
  3. Determinar sus atributos positivos y negativos.
  4. Acentuar el recuerdo y efecto de la publicidad.
  5. Determinar la credibilidad y la aceptación que tiene esa imagen.

La imagen corporativa es tan importante en nuestros días por:

  1. La preocupación por parte de las entidades de terminar con la visión fragmentada que tienen muchos de los integrantes del mercado donde se desenvuelve, lleva a la conclusión de cualquier componente de la identidad a la hora de emitir informaciones.
  2. Se confirma la realidad de que la proyección de la identidad supone una mejora de la imagen pública, apoyando al prestigio de los productos y de las acciones de publicidad.
  3. Las instituciones asumen su deber de relacionarse con un conjunto de sectores que componen su entorno con el fin de intercambiar sus ideas y pretensiones, y la manera más conveniente consiste en la emisión de diversas formas de identidad que muestran los elementos esenciales de una organización.

A partir de todo esto se puede afirmar que una empresa con una identidad corporativa fuerte y convincente puede lograr mucho más a diferentes niveles:

  1. Aumenta la motivación entre los empleados, creando un sentimiento de identificación y de compromiso con la entidad.
  2. Inspira mayor confianza entre los públicos externos de la institución.
  3. Desempeña un papel decisivo y vital ante sus clientes reales y los grupos financieros importantes, asegurando la permanencia de la organización en el mercado.

Entra en jobandtalent y encuentra las mejores ofertas de empleo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.