«Esta semana me toca turno de noche…»

Hoy en día es muy habitual encontrarse con empleos en los que el sistema de trabajo está organizado por turnos. Es una de las cuestiones laborales que más conflictos crea en las empresas. En Jobandtalent vamos a dedicar este post a aclarar cuál es el concepto de trabajo por turnos y la regulación.

Se considera que una persona trabaja por turnos cuando desempeña su trabajo en horas diferentes durante varios días o semanas. Normalmente se utiliza para organizar el trabajo en equipo, en aquellos grupos en los que todos los trabajadores ocupan el mismo puesto en la empresa.

El trabajo por turnos debe organizarse de forma rotativa entre todos los empleados afectados por este horario de trabajo. Además, se exige que para que un empleo sea rotatorio, se deben realizar trabajos nocturnos, de forma que son las empresas cuyo proceso de producción es continuo las que pueden fijar turnos de trabajo. Excepto que un empleado lo solicite expresamente, ninguno puede trabajar en horario nocturno consecutivamente durante dos semanas. Otro tipo de empresas que también pueden fijar el horario de trabajo por turnos, son las que desempeñan su labor profesional también domingos y festivos.

La condición de que sean rotativos estos turnos se exige para evitar problemas de salud de los empleados. Los más comunes son los derivados de los problemas de sueño y alimenticios, que tienen las personas que desempeñan estos empleos.

Cuando estos trabajos supongan una ampliación de la jornada laboral. Ésta también se verá reflejada en los periodos de descanso, de manera que en cuanto al descanso semanal, sí se amplía la jornada laboral. El medio día del que disponen de descanso semanal puede acumularse hasta cuatro semanas. En cuanto al trabajo diario, cuando los cambios en el horario de los trabajadores impliquen que éstos no puedan disfrutar de dicho descanso reduciendo el tiempo de descanso hasta un mínimo de siete horas, podrán compensar dicha diferencia hasta doce horas en los días siguientes. Que son las horas mínimas que deberían transcurrir entre distintos turnos de trabajo.

Camioneros, médicos, periodistas, técnicos… son algunos de los trabajos que implican turnos rotativos, al menos un día de cada mes, éstos duermen de día. El problema radica en que a veces no descansan bien y arrastran esa situación, convirtiéndose en una patología crónica. Según un estudio, los trabajos rotativos tienen un 23% más de posibilidades de sufrir un ataque cardiaco, un 24% más de sufrir un evento coronario y un 5% más de sufrir un accidente cardiovascular. De ahí que se insista cuidar los horarios de descanso; además es obligación de los empresarios garantizarles un nivel de protección en materia de seguridad y salud adaptado a sus condiciones laborales.

Entra en Jobandtalent y busca las ofertas de empleo que más encajan con tu perfil.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.