Tipos de entrevistas de trabajo: entrevista de salida

Todos en algún momento hemos hecho alguna entrevista de trabajo, sin embargo no estamos tan acostumbrados a otro tipo de entrevistas que nada tienen que ver, las entrevistas de salida. A diferencia de las de trabajo, las entrevistas de salida se hacen cuando un empleado abandona la empresa en la que trabaja. En Jobandtalent os contamos en qué consisten este tipo de entrevistas.

El empresario, cuando uno de sus trabajadores decide dejar su empleo en la empresa, quiere conocer los motivos que han llevado a éste a tomar esta decisión. Puede ser que simplemente no esté a gusto en la empresa en la que trabaja, o sin embargo que sea porque le han ofrecido otro puesto de trabajo. Y es precisamente esto lo que desea conocer el empresario: ¿qué es lo que hace que abandone la empresa?, ¿qué le ofrece la otra empresa qué nosotros no hayamos podido satisfacer?

Para poder conocer las razones por las que ha decidido voluntariamente irse de la empresa, es necesario tener preparada una buena entrevista de salida, a través de esta las empresas realizan estudios de por qué sus empleados deciden marcharse. Es una herramienta muy útil para los departamentos de RRHH que debe servirles, no sólo para estudiar las causas, sino para proponer cambios para mejorar aquellos aspectos en la estructura empresarial con el fin de evitar que los trabajadores abandonen la empresa.

Hay dos formas de llevar a cabo este tipo de entrevistas: puede realizarse en una reunión entre el trabajador y el departamento de RRHH de la empresa, y realizar así una entrevista guiada sobre los aspectos que la empresa desea conocer. Otra forma de llevar a cabo la entrevista es en formato papel, siendo el trabajador el que debe responder a las preguntas que se le plantean.

La entrevista en formato papel parece a priori más efectiva, ya que una reunión con el empleado puede ser muy violenta y quizás no consigamos que éste sea del todo sincero. A través del papel, podemos conseguir las mismas respuestas pero respetando su intimidad.

Las preguntas que se realicen deben ser concretas y debe permitir respuestas abiertas, para que el trabajador se pueda explicar lo mejor posible, para que la entrevista sea lo más útil posible. Algunos aspectos que debe incluir ésta entrevista son:

  1. Motivos por los que abandona la empresa
  2. Opinión sobre la gestión de la empresa y qué cosas mejoraría
  3. Cuál es su relación con sus superiores y con sus compañeros
  4. Valoración de las políticas de la empresa; como salarios, incentivos, formación, carrera profesional…

Algunos ejemplos de preguntas que se realizan en una entrevista de salida son: ¿Qué sueldo cree que debería haber percibido para no plantearse una salida sólo por cuestiones salariales?, ¿Qué condiciones le habrían faltado para quedarse en la compañía?, ¿Considera que el puesto en el que ha trabajado se ha adecuado a lo que se le contó en la entrevista?, ¿Cómo mejoraría el funcionamiento de la empresa?, ¿Qué valoración tendría de la formación inicial que se le dio por parte de la empresa?

Uno de los errores más frecuentes que cometen las empresas en las entrevistas de salida es intentar excusarse o rebatir las respuestas del entrevistado; no es el momento de explicar las decisiones que ha ido tomando la empresa día a día, este no es el objetivo de esta entrevista.

Si estás buscando un empleo, entra en Jobandtalent y consulta todas las ofertas de empleo que tenemos disponibles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.