Comer en la oficina: Una ensalada y a seguir trabajando

Algunas organizaciones consideran un tema prioritario el tener la existencia de comedores laborales para los trabajadores cerca de la empresa. Este aparente gasto se transforma en una inversión, ya que un trabajador bien alimentado registra un menor ausentismo laboral entre otros beneficios. En jobandtalent vamos a dedicar este post sobre la importancia de los comedores laborales y como afectan al rendimiento de los trabajadores.

Aquellas empresas que estén constituidas por más de cincuenta trabajadores establecidos en locales permanentes, la empresa les aportará comida a un precio adecuado y asequible, en un local de la propia empresa. Ante esta situación, el centro de trabajo, no sólo pagará lo necesario para la cocina y derivados, sino que también correrá de su cuenta el cocinero. Si la empresa tiene menos de cincuenta trabajadores, deberá intentar servir comidas, lo cual no se librará de tener un local habilitado para comer. Estos comedores se establecerán cuando el régimen de trabajo no dé a sus trabajadores, dos horas para la comida y en el caso de que sí las dé, sea solicitada la instalación por la mitad de los trabajadores.

Es obligatorio la colocación de un comedor laboral, cuando por naturaleza o modalidad del trabajo que se realiza, los trabajadores tengan que consumir alimentos en el sitio de trabajo, el empleador debe disponer de un comedor para este propósito, el cual debe estar aislado completamente de las áreas de trabajo y de cualquier fuente de contaminación ambiental y debe ser reservado para comer, pudiendo utilizarse además para celebrar reuniones y actividades recreativas.

Si se trabaja pocas horas no necesitará el almuerzo, mientras que quienes permanecen ocho o más horas, requerirán almuerzos completos y de buena calidad nutricional. Si el empleado se alimenta a diario con comida de baja calidad suministrada por la empresa, ésta compartirá la responsabilidad de los problemas de salud que pueda ocasionar.

Algunos consejos para una alimentación saludable en los comedores de las empresas son:

  1. Que la empresa cuente con un Licenciado en Nutrición que supervise la planificación, compra, preparación y el servicio que brinda la empresa a sus trabajadores.
  2. Que se contemple el tipo de trabajo realizado por sus trabajadores. Un trabajo administrativo tiene un distinto requerimiento energético que un empleado que realiza un esfuerzo físico y más gasto energético.
  3. Que se varíen las preparaciones según la época del año.
  4. Que el servicio se ocupe de alternar las opciones de verduras y ensaladas que sirven a diario en los comedores con islas o salad bar. Más nutritivo y atractivo.
  5. Que el nutricionista contratado contemple las enfermedades que pueden afectar a los trabajadores.
  6. Que haya una comunicación eficaz con los empleados, con el objetivo de acompañar los cambios en relación a la comida que se da, a través de charlas sobre educación alimentaria o distribuir folletos con información útil para el trabajador y su familia.

También nos podemos encontrar con algunos aspectos negativos como:

  1. Que haya falta de limpieza e higiene en los comedores.
  2. Que el servicio del comedor no contemple alternar las comidas.
  3. Que no haya opciones de comidas para personas hipertensas, con sobrepeso o con otros problemas de salud, como celíacos o todos aquellos que requieran un menú especial.
  4. Que haya problemas de comunicación interna.
  5. Que se permita fumar en los comedores y espacios destinados a la comida. Hay empresas que no permiten fumar en el lugar propio del trabajo, sin embargo permite fumar en otras áreas y muchas veces los trabajadores que fuman lo hacen en el comedor.

Entra en jobandtalent y encuentra las mejores ofertas de empleo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.