Defender tus debilidades en una entrevista de trabajo, atacar con un jaque al pato-caballo

Los meses de la canción del verano son propicios para volver a vivir de los absurdo de una canción de verano, que terminan con un absurdo infinito de canciones de guantera, pero lo cierto es que es una época especialmente propicia para el movimiento del mercado laboral, ya que el número de ofertas crece, y por lo tanto, lo hace también las entrevistas de trabajo para las mismas y  es fundamental saber defender las debilidades.

Al diferencia de Rayuela, contamos con experiencia en el sector de la oferta en la que nos hemos inscrito, tenemos clara la línea argumental que vamos a exponer frente al entrevistador, y hemos preferido luchar con un pato del tamaño de un caballo. Sólo nos queda saber defender nuestros puntos débiles.

Jobandtalent considera que dentro de esta defensa, suele resultar más complicado el análisis sobre nosotros mismos que cualquier explicación que demos sobre las experiencias que hayamos podido obtener tanto académica como argumental, por lo que vamos a redactar este post para tratar de explicar la mejor manera para defender nuestras debilidades.

1.- Tus años universitarios: Si nos ceñimos al orden cronológico que debe llevar un currículum, el primer punto débil que puedes tener que defender es el hecho de haber empleado más años de los necesarios a la hora de terminar tus estudios universitarios. Muchas veces anteponemos una excusa a ese hecho, pero lo que los miembros de Recursos Humanos esperan es conocer tu capacidad reflexiva ante un problema, y sobre todo, las decisiones que tomaste y la razón que te llevó a ellas.

Se explica en referencia al pasado, pero, también debemos ser conscientes de la temporalidad de las entrevistas, por lo que aportar reflexiones justificadas que puedan sumar algo de valor a la situación en la que nos encontramos actualmente, puede ayudarnos a convertir esa debilidad en un hecho positivo en la idea que adopten los entrevistadores sobre tu perfil.

En esa argumentación estarás defendiendo tu candidatura al puesto para aquellos casos que debas enfrentarte a un problema, tu capacidad de análisis y la experiencia que sacas del mismo, por lo que es importante no caer en el miedo de tener que explicar una debilidad, y por lo tanto, optes por lanzar balones fuera.

2.- Alto nivel de inglés hablado y escrito: Utilizando frases que se leen a sí mismas, el idioma sigue siendo la asignatura pendiente para muchos españoles. En los cv raro es encontrarse con alguna persona que exponga que su nivel es bajo, o inexistente, ya que en la actualidad, casi la totalidad de las compañías le dan más importancia a esta lengua que al propio castellano, por lo suele ser uno de los puntos de la entrevista que más controversia nos produce.

Al final, se debe intentar ajustar los parámetros lo más posible al nivel que tenemos, ya que lo que resulta una debilidad indefendible es que nos pillen una mentira en el currículum. Si nuestro idioma no alcanza, ya lo decidirá el entrevistador, pero tratar de aplicarlo de la mejor manera en la entrevista, no complicando  las explicaciones y evitando utilizar excusas que te lleven a no querer expresarte en ese idioma,  son aspectos favorables, ya que lo contrario puede terminar por ser definitivo a la hora de que tu candidatura sea descartada.

3.- La no renovación de un convenio: En ese orden que hemos establecido, puede que hayas adquirido experiencia a través de becas, pero que han terminado el mismo día que finalizaba el convenio entre la empresa y la universidad. Seguramente los responsables de recursos humanos querrán conocer tu experiencia y las actividades que desempeñaste en la misma, haciendo especial hincapié en los motivos que hicieron que no continuases en la misma.

En este aspecto sucede algo parecido al punto anteriormente analizado, ya que se suele tener una actitud defensiva frente al entrevistador, hecho que nos lleva a cometer errores a la hora de tratar de contestar a sus preguntas. El entrevistador sólo muestra un interés especial por conocer cómo ha sido tu actividad en la compañía y los motivos que tú crees que le han podido llevar a ellos o a ti, a tomar la decisión de no renovar el convenio por el que realizabas tus prácticas en la empresa.

4.- Has sido despedido de tu puesto laboral: La situación de crisis que vive España fabrica estalactitas reveladoras en forma de datos, como es el de los 16.ooo despidos que se han producido, por ejemplo, en lo que va de 2013. Esto puede hacer que la espada de Damocles este sobre ti, o las redes te envuelvan en uno de los continuos ERE que se están produciendo por todo el país.

¿Cómo defender que me han despedido? Es la batalla que mayor terror suele causar a los candidatos que acuden a una entrevista de trabajo, ya que explicar las razones que han llevado a la empresa a proceder a realizar un despido, y sobre todo, hacerlo alejado de cualquier juicio de valor, es quizás la característica que mayor nerviosismo puede producir en nosotros.

Es necesario saber exponer las conclusiones que se saquen del mismo, analizar cuáles han sido las directrices que ha seguido la compañía para tomar la decisión y focalizar la experiencia que hemos adquirido de esa situación hacia el puesto al que estamos aplicando y por el cual hemos conseguido tener la entrevista con los responsables de recursos humanos. Defender una debilidad como ésta, y saber constatar que aspectos positivos para tu carrera profesional has sacado son argumentos perfectamente válidos a la hora de explicar todo lo que engloba a un despido que se haya podido producir.

En definitiva, todos los candidatos cuentan con ciertas debilidades frente a un entrevistador, pero lo que no todos poseen es una capacidad de análisis y planificación para saber exponerlos, y por tanto, te diferencien del resto de candidatos. Jobandtalent te ha dado los consejos, ahora se tú el que apliques a las ofertas de empleo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.