El exceso de trabajo puede ser trágico

En el año 1969 se dio el primer caso de Karoshi. Un empleado de una compañía de periódicos japonesa fallecía de un ataque al corazón con tan solo 29 años. Aunque quizás el caso más conocido sea el de un ingeniero de la famosa compañía de coches Toyota, que falleció a los 45 años tras haber realizado en su trabajo más de 80 horas extra en un mes. La muerte por exceso de trabajo ha sido bautizada en Japón como Karoshi. En Jobantalent contamos todo acerca de este problema.

En el país nipón siempre han tenido fama de ser grandes trabajadores, para ellos trabajar más es considerado una virtud. Sin embargo esto ha dado lugar a que se extienda el fenómeno llamado Karoshi, considerado como la enfermedad del trabajador. En Japón más de 10.000 trabajadores al año se ven afectados por el estrés laboral, resultando mortal en algunos casos. Para que un tribunal acredite la muerte por esta enfermedad es necesario que se hayan realizado un mínimo de 100 horas extras durante el mes anterior; esto se traduce en 25 horas más a la semana, o una media de 5 horas más al día durante el mes entero, algo prácticamente impensable como forma de vida.

La muerte por exceso de trabajo normalmente es una muerte súbita a raíz de un derrame cerebral o insuficiencia cardiaca debido al exceso de estrés provocado por el trabajo; aunque cada vez más se están dando casos de suicidios por este mismo motivo.

En España no se han recogido casos de Karoshi como tal, aunque según varios estudios entre un 7% y un 12% de los españoles tienen una relación patológica con su actividad profesional; y es que cada vez es más común ver trabajadores que dedican más de 12 horas diarias a su profesión para sacar su trabajo adelante.

Este estrés provocado por la situación laboral, desemboca además en lo que es conocido como burbnouto síndrome del quemado. Éste se presenta en situaciones en los que el nivel de exigencia está por encima de lo normal. Supone un desequilibrio emocional en el trabajador provocado por la combinación “valoración-tarea-demanda”. El trabajador se siente poco valorado, intensificado además por tener que trabajar más horas de las establecidas y por una remuneración que no considera adecuada, y por consiguiente se siente “quemado con su trabajo”. Las patologías por estrés, es decir las relacionadas con enfermedades cardiovasculares, hipertensión o ictus, son las más frecuentes en el ámbito laboral.

Entra en Jobandtalent y busca las ofertas de empleo que más se adapten a tus necesidades profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.