Las claves del feedback en la empresa

La comunicación en el ámbito laboral es un elemento fundamental para el buen funcionamiento de la empresa. Asociado a esta comunicación está el término feedback o retroalimentación entre trabajadores. Este concepto está enmarcado desde el punto de vista de “ida y vuelta”, es decir, compartir preocupaciones y sugerencias con la intención de recabar información para mejorar el funcionamiento de la organización. En jobandtalent te contamos las claves de un buen feedback.

El mayor error que se suele cometer a la hora de hablar de retroalimentación en la empresa es creer que tiene que ir de “arriba hacia abajo”, y esto sin embargo aísla a los altos ejecutivos de la posibilidad de mejorar a raíz de las recomendaciones del personal. Estos suelen escuchar poco y hablar más de lo necesario. Y como consecuencia normalmente hacen referencia más a interpretaciones  que a hechos concretos.

El desempeño de un buen feedback dentro de la empresa puede lograr que los trabajadores tengan claro qué es lo que se espera de ellos. Se establece así una relación de mutua confianza, como empresarios estamos dejando ver que contamos con nuestros empleados, les escuchamos y les valoramos; mejorando así su autoestima. Esto va a hacer que sea más fácil delegar tareas en ellos. A través del feedback va a existir en la empresa un clima de mayor motivación, ya que se sienten parte del equipo.

Sin embargo, llevar a cabo esta tarea de forma errónea puede suponer que transmitamos una sensación de control, de desconfianza hacia los empleados. Por tanto, se va a producir un distanciamiento entre la dirección y los equipos de trabajo.

Según un estudio el 35% de trabajadores no ha recibido ninguna comunicación directa de sus jefes en el último año, de estos el 61% consideran a sus jefes personas íntegras. Y aunque es un porcentaje relativamente alto, comparado con aquellos que sí reciben feedback, el 87% de ellos; deja entrever las consecuencias de no realizar una estrategia de retroalimentación en la empresa. Es decir, el feedback estrecha la relación entre jefe y trabajador.

Para llevar a cabo una buena retroalimentación en la empresa, es necesario:

  1. Definir los objetivos de la empresa al principio.
  2. Diseñar un método de evaluación para medir el grado de cumplimiento de los objetivos de cada trabajador.
  3. Por último generar un ambiente de comunicación entre el jefe y los trabajadores, para identificar los errores que se puedan estar cometiendo y buscar una alternativa.

Aunque el papel principal a la hora de hablar de retroalimentación lo tiene el jefe, los empleados deben conocer sus obligaciones, y en el caso de no tener algo claro, deben ser ellos los que se acerquen al jefe a preguntar. La empresa tiene la obligación de llevar a cabo los métodos de comunicación y retroalimentación, y el empleado tiene la obligación de usarlos para mejorar.

Entra en Jobandtalent y encuentra las ofertas de empleo que más te interesen.

zp8497586rq