¿Qué es un eneagrama?

Nosce te ipsum. O lo que es lo mismo “Conócete a ti mismo”. Este viejo aforismo griego a pesar de no saber realmente a quién pertenece, lleva presente en la sociedad desde hace siglos. Y es que conocerte a ti mismo supone entender a los demás. Una de las herramientas más populares para el autoconocimiento es el eneagrama. A través de este podrás descubrir qué número eres o más bien a qué número pertenece tu personalidad. En Jobandtalent te contamos cómo.

El eneagrama es un sistema psicológico de clasificación de la personalidad y actitudes de las personas. ¿En que nos parecemos?, ¿en qué somos diferentes?, ¿cuáles son nuestras motivaciones? Este instrumento identifica nueve tipos de personalidad básicos y las diferentes formas de ver el mundo de cada una de ellas. Ninguno de ellos se plantea como el mejor, sino que cada uno de ellos muestra unas fortalezas y ventajas, al igual que sus limitaciones y dificultades.

  1. El perfeccionista: Son personas que buscan la perfección, y en la búsqueda de esta pueden tener ira interior entendida como irritación, frustración, insatisfacción… que luchan por no exteriorizar ya no la consideran una cualidad imperfecta.

Este tipo de personalidad exige demasiado tanto a sí mismo como a los demás. Se suele manifestar bajo diversas formas: mediante la crítica constante, la superioridad, el perfeccionismo, un excesivo control de todo lo que ocurre. En relación con el desempeño de su trabajo destacan por la alta calidad, la excelencia y por no cometer errores.

  1. El ayudador: Son personas cuya atención está puesta en los demás. Destacan por ser personas muy orgullosas, ya que este tipo de personalidad requiere sentirse necesitada; y por eso, a pesar de estar al servicio de los demás, en su interior esperan que se les agradezca constantemente. Este tipo de personas están convencidos de no necesitar a los demás, aunque sí sea al revés. Se suelen valorar por encima de la realidad, sufren de una sensibilidad excesiva frente a las críticas. Como valores de este tipo de personalidad destaca el trato con las demás personas, en los que todo el mundo está bien considerado.
  2. El organizador: Este tipo de personalidad está presente en personas que están pendientes de su imagen y del éxito. Son muy trabajadores, aunque demasiado individualistas. En su búsqueda de éxito pueden caer en el engaño o la manipulación. En su lado más bueno son personas con alto índice de productividad.
  3. El artista: Tienen profundos intereses artísticos, se considera a sí mismo como alguien diferente a los demás; suelen sentirse incomprendidos. Pueden caer en la envidia; quieren destacar entre la multitud. Destacan como personas muy empáticas y creativas.
  4. El observador: Suelen ser personas bastante objetivas, con grandes intereses científicos. Esta personalidad se caracteriza por la avaricia porque no salen de su introspección hasta no estar seguros de su propio conocimiento. Destacan por ser personas claras y con alto nivel de comprensión.
  5. El colaborador: Esta personalidad destaca por su afinidad a las normas, la moral. Suelen ser muy fieles. Necesitan la presencia de un guía. Son personas muy inseguras.
  6. El optimista: Destacan por ser personas alegres, con ganas de disfrutar; suelen llenarse de planes con gran entusiasmo, pero cuando se aburren los dejan. Huyen del presente, son poco comprometidas, no destacan por profundizar en ninguna situación.
  7. El jefe: Pueden llegar a caer en la lujuria o los excesos, en concreto pueden caer en un excesivo autoritarismo. Son personas justicieras. Son líderes. Tienen mucha confianza en sí mismos, destacan por tener una fuerte personalidad.
  8. El mediador: Este tipo de personas destacan por ser personas pacificadoras, mediadoras. Les cuesta mucho expresar sus necesidades. Pueden caer en la pereza, abandonándose a la inactividad, o dejándose influir por las decisiones de los demás. Entienden todas las opciones, no dando lugar a la discusión. Son personas tranquilas, serenas.

La presencia del eneagrama en el puesto de trabajo es importante para el entendimiento de las relaciones internas y para la mejora de la comunicación entre la plantilla. En concreto esta herramienta es muy útil para los trabajos en equipo, donde cada uno podrá entender los diferentes roles que tiene cada trabajador, diferenciándose entre ellos, y facilitando la distribución de responsabilidades. Como acabamos de ver, hay personalidades que destacan por ejercer el control, y otras todo lo contrario, necesitan que haya alguien que les guie en el desempeño de sus tareas.

En Jobandtalent ya sabemos qué número somos. Y ¿tú?

Entra en Jobandtalent y encuentra las ofertas de empleo que más se adapten a tu perfil profesional.

zp8497586rq