En qué consiste el periodo de prueba

En muchas ocasiones el primer contrato de trabajo que firmamos puede que incluya cláusulas que nos suenen a chino. Somos titulados, sabemos mucho de nuestras carreras, pero no entendemos nada de derecho laboral. A la hora de firmar un contrato es fundamental que sepamos lo que estamos haciendo, y previamente tendremos que subsanar todas las dudas que nos surjan.

Muchos de estos contratos pueden incluir una clausula en la que dice que tendremos que pasar un periodo de prueba, y aunque lo hemos oído miles de veces, cuando la leemos nos quedemos atónitos. “Pero, ¿no me estaban contratando?”, “sabía yo que qué me hayan contratado tan rápido tenía truco…” En Jobandtalent vamos a dedicar este post a intentar dejar claro qué es, qué condiciones supone, y como superar con éxito el periodo de prueba.

Que el trabajador este sometido o no a un periodo de prueba es algo que decide la propia empresa, pero en el caso de que sea así tiene que constar por escrito, y si no se incluye en el contrato se entiende que no es así.

La finalidad de que el trabajador realice un periodo de prueba es que la empresa conozca si el trabajador reúne las aptitudes necesarias para desarrollar el trabajo para el que ha sido contratado.

El periodo máximo que podemos estar en esta situación es variable: 6 meses en el caso de técnicos titulados, 2 meses para los no titulados y en este último caso, en empresas de menos de 25 trabajadores no podrán exceder los 3 meses. La empresa puede modificar la duración del periodo de prueba en el contrato laboral, pero nunca podrá rebasar estos límites.

Durante este tiempo el trabajador tiene los mismos derechos y obligaciones que cualquier trabajador de la plantilla. La única diferencia es que durante este periodo la empresa podrá prescindir del trabajador sin tener que dar ninguna explicación, ni tener que pagar ningún tipo de indemnización.

Para muchos entrar a trabajar en un lugar nuevo es un desafío, ya que no tenemos ningún tipo de reputación y hay que construirla de cero. Para esto deberemos aprovechar bien el periodo de prueba, ya que será en este periodo cuando la empresa este más pendiente de nuestros movimientos para comprobar si valemos o no, para el puesto de trabajo.

Sin embargo, el trabajador también puede aprovechar este periodo para comprobar si las condiciones que le habían prometido son las reales o no.

Durante este periodo el trabajador tendrá que tener una buena actitud hacia el trabajo y los compañeros, ser responsable y puntual. Un empleado que falta mucho, está siempre enfermo, llega siempre tarde… es probable que durante el periodo de prueba la empresa prescinda de él.

Hay que intentar mostrar nuestra mejor cara, dar sensación de estar dispuesto a colaborar, a aprender, a integrarse en el trabajo en grupo. Todo esto son cualidades que la empresa tendrá en cuenta a la hora de decidir si el trabajador se incorpora definitivamente al grupo o no.

No dejes escapar ninguna oferta de empleo, y entra en Jobandtalent.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.